Limitaciones de los test nutrigenéticos

La nutrigenética es una ciencia compleja muy moderna, que avanza de la mano de otras igualmente nuevas, como son la bioinformática, quimiométrica, epigenética, metabolómica, nutrigenómica, transcriptómica, proteómica, y por supuesto, la genómica.

Debido a la novedad de estas técnicas, presenta limitaciones metodológicas, que son principalmente:

Heterogeneidad de datos:

Es difícil determinar qué factor ambiental es responsable de una respuesta biológica.

La nutrigenómica es extremadamente compleja porque intenta relacionar genes, hormonas, dieta, estilo de vida, medicamentos, ambiente, enfermedades, y los miles de interacciones ocurren en un ser vivo, para finalmente poder llegar a una hipótesis.

Se debe tener en cuenta que los datos a analizar son muy heterogéneos y complejos, ya que, en un cuerpo vivo, es muy difícil asociar qué reacciones son debidas a unas condiciones ambientales, o a otras genéticas.

Tamaño de la muestra:

Para poder asociar un gen a una enfermedad, es necesario tener millones de muestras genéticas, comparar y comprobar. A la vez, cada estudio genético debe ser lento y exhaustivo para poder extraer información necesaria, lo que resulta en un proceso lento.

La mayoría de estudios nutrigenéticos se realizan en grupos reducidos, o zonas geográficas concretas, y no se pueden extrapolar conclusiones para toda la población.

Cómo se realizan los estudios:

Como todos los estudios clínicos, existe un gran factor confusor que es el factor humano, es decir, cómo se lleva a cabo la investigación.

La forma de realizar las intervenciones nutricionales por parte de los investigadores es variable (algunos utilizan cuestionarios, otros dan consejos de dieta saludable, otros utilizan estrategias de motivación, etc.). Además de la metodología de los estudios, el propio individuo que forma parte del estudio debe dar información veraz al encuestador y ser constante y muy riguroso en las recomendaciones, que debe aplicar diariamente.

Caracterización del fenotipo:

El fenotipo es la parte del genoma que se expresa. Así, una persona puede tener un hijo con ojos azules, igual que su abuelo, aunque él los tenga marrones. Otros rasgos fenotípicos pueden ser la obesidad, la diabetes, hipercolesterolemia, o distintas medidas antropométricas. Todos estos datos son producto de nuestro genoma, por lo tanto, pueden ser relevantes. Hay una gran hetereogeneidad de estudios, pues algunos que determinan unos datos, y otros no.

* Seguir leyendo: ¿Se recomienda hacer test nutrigenéticos?

Punto rojo Más información sobre nutrigenética:

Elisenda Carballido
Escrito por Elisenda Carballido Dietista nutricionista. Postgrado en Fitoterapia y máster en Nutrición y Metabolismo.

23 marzo, 2020

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar