Revista de Plantas de Botanical-online

Tratamiento natural de la gripe

Remedios caseros para problemas de salud

Cultivo y recolección de las plantas medicinales, la ortiga

Cómo cultivar, recolectar y cocinar las ortigas

CULTIVO Y RECOLECCIÓN DE LAS ORTIGAS

Cultivo de la ortiga

Cultivar ortiga es cada vez más habitual, al tratarse de una planta muy resistente, con pocas exigencias de cultivo y crecimiento rápido, aunque se puede convertir rápidamente en una planta invasora difícil de controlar.

Entre las múltiples aplicaciones y propiedades que puede tener la planta se encuentran:

  • La ortiga se puede cultivar como planta comestible, como planta medicinal ( principalmente diurética); o para preparar remedios para el propio huerto, como abono verde o insecticida natural.

  • El cultivo de ortigas es fácil de establecer, relativamente fácil de organizar, pero es difícil eliminar las ortigas que tras el periodo de producción, que ya no resultan eficientes. Europa es dónde se cultiva más la ortiga, especialmente para aplicaciones medicinales, pero cada vez más se está estudiando, sobre todo en Europa, Austria, Alemania, Finlandia e Inglaterra, la posibilidad de utilizar la planta para usos industriales.

Para aquellas personas quienes aún consideren la planta como una maleza del huerto, recomendamos que se lean las propiedades y usos de la ortiga.

ortigas silvestres en la montaña con flor
Foto ortigas silvestres

Requerimientos de suelo

La ortiga necesita suelos muy fertilizados sobre todo en nitrógeno y fosfatos, es preferible que haya una capa de materia orgánica para mejorar y acelerar el crecimiento, si puede ser la tierra tiene que ser suelta y la temperatura idónea oscila entre los 25 y los 15ºC.

   

Reproducción y propagación del cultivo de ortiga

Para formar un cultivo de ortigas es necesaria una siembra inicial, pero, una vez la ortiga está establecida, la reproducción de las ortigas se puede hacer mediante los esquejes, es decir, cortando fragmentos de tallo y plantándolos para que arraiguen. Este sistema es sencillo, pero muy laborioso sobre todo en producciones a gran escala. Si por el contrario se quiere seguir por el método tradicional de la siembra, entonces se tienen que guardar las semillas en un lugar seco hasta el momento de sembrar.

Desde la siembra de la ortiga hasta la germinación no llegan a pasar las seis semanas, si la ortiga se encuentra en las condiciones adecuadas. El primer año de producción el cultivo no es demasiado eficiente, pero, a partir de entonces, la producción mediana que se espera obtener es de 6 a 9 toneladas por hectárea, y normalmente se cosecha más de una vez al año para obtener las calidades óptimas deseadas puesto que, sí la ortiga es muy vieja, las pierde ( se hace leñosa y no agradable al paladar).

Tienen una gran capacidad de reproducción, son muy resistentes, se adaptan fácilmente y tienen una amplia tolerancia a los factores abióticos. Eso sí, no se podrá establecer un cultivo extensivo de ortigas en suelos pobres y muy secos, por esto el coste del mantenimiento del cultivo puede ser elevado si es que tenemos que fertilizar la tierra.

Las semillas no necesitan ningún tratamiento especial. Se guardan para la siembra del año siguiente.

ortigas silvestres en la montaña con flor
Las ortigas crecen habitualmente en cualquier sitio, caminos, arroyos,... es fácil encontrarlas cerca de huertos y campos de cultivo, sitios abonados y ricos en nitrógeno

  

Cuidados del cultivo de ortigas

Una vez la ortiga está establecida en un terreno, ya se puede decir que tenemos el cultivo completamente asegurado durante unos diez años, puesto que es una planta resistente a las plagas, herbicidas y a los insecticidas, motivo por el que se ha considerado mucho tiempo como una maleza o mala hierba.

Las enfermedades y las plagas no serán ningún problema para el cultivo de ortigas, ya que son muy resistentes. Además que no hará falta usar productos químicos, puesto que es muy competitiva y resistente a la acción de los insectos

  

RECOLECCIÓN DE LAS ORTIGAS

Época de recolección de las ortigas

La planta se puede cosechar durante casi todo el año. En el caso de la ortiga, su época de mayor esplendor es desde principios de primavera hasta el otoño. Se recogen las hojas jovenes o tiernas, es decir, solamente las 4 o 6 hojitas de la cima.

   

Material para recoger las ortigas

Para recoger ortigas es necesario ir bien equipado:

  • Guantes

  • Tijeras

  • Bolsa de ropa o recipiente

  • Sombrero, botas de montaña, ropa impermeable,etc., según el clima y la localización

como recoger recolectar cosechar ortigas
Cómo recolectar ortigas. Dibujo cortesía de
©Dibujosparapintar

 

Cómo recoger las ortigas para que no piquen

Existen muchas formas de recoger ortigas, y como se dice a veces, "cada maestrillo tiene su librillo". En este caso la recolección que podemos aconsejar es la que seguimos nosotros:

  • Se prepara una bolsa de ropa con asas grandes y nos la colgamos del cuello, de modo que la bolsa quede abierta

  • Con ayuda de unos guantes y tijeras, ir cortando la planta y colocar dentro de la bolsa

  • Como la ortiga es una planta muy abundante, y se utiliza de forma abundante ( como las espinacas), nosotros utilizamos una bolsa bien grande para recoger una buena cantidad.

  • Solamente se recogen las hojas superiores de las ortigas, las hojas viejas no tienen tan buen sabor, son más leñosas y suelen hacer "hilos"

ortigas silvestres en la montaña con flor
Foto recolección de ortigas. Se cuelga una bolsa del cuello y con unas tijeras y guantes, se cortan las ortigas y se van poniendo en la bolsa

 

Lugar de recolección

Las ortigas se pueden cultivar en el propio huerto, pero al ser una planta tan abundante, muchas personas optan por recogerla del campo o de la montaña, donde se encuentra fácilmente asilvestrada.

En estos casos es importante tomar una serie de precauciones:

- Si se recogen ortigas cerca de huertos, es muy importante asegurarse de que ese huerto no ha sido tratado con pesticidas (¡¡ muy importante!!) Se recomienda asegurarse de que el payés no tira estiércol ni utiliza el sitio de las ortigas para alguna finalidad antes de recogerlas

- No se deben recoger las ortigas que crecen al lado de los caminos o carreteras, ya que suelen tener muchos contaminantes ( principalmente, humo de los coches, pero también otros)

- No recolectar en bosques protegidos

- De la ortiga solamente se aprovechan las hojas tiernas. No consumir raíces, las hojas viejas, ni las flores.

- Se recomienda tener un recorrido habitual de recolección para detectar si por esa zona pasan animales domésticos, de pastoreo, caballos,etc., en cuyo caso se debe extremar la precaución para no consumir plantas que hayan podido estar contaminadas por éstos.

*Más información: Recolección de plantas silvestres

   

¿Qué hacer si nos picamos mientras estamos recogiendo ortigas?

Existe un remedio tradicional para las picaduras de ortiga que consiste en machacar y restregarse una hoja de llantén sobre la zona de la picadura ( sirve cualquier tipo de llantén). El picor desaparece en unos minutos.

 

Truco para que dejen de picar las ortigas

Las ortigas pican porque en sus pelos urticantes se encuentran minúsculas vesículas con un líquido que contiene ácido fórmico ( veneno que produce sensación de ardor y picazón -las hormigas también lo producen!), histamina, serotonina y acetilcolina. Una picadura de ortiga es como una inyección de este líquido, lo que produce una reacción inmunitaria de urticaria y picor.

Las ortigas dejan de picar de forma natural a las 12 horas de recolectar la planta fresca. Para que deje de picar antes, se pueden aplastar y dejar pasar unos minutos. También deja de picar al secarla o al cocinarla ( aplicar cocción), por lo que deja de ser urticante.

  

Antes de cocinar las ortigas

Al llegar a casa con la bolsa llena de ortigas, podemos prepararlas del siguiente modo:

- Truco para que dejen de picar: aplastar la bolsa de ortigas ( nosotros utilizamos bolsas de ropa) con un rodillo de madera, como los que se utilizan para amasar ( o un tarro de cristal). Al aplastar las ortigas, se rompen las vesículas y el componente picante se va descomponiendo. En unos minutos las ortigas han perdido casi todo su poder urticante ( aunque puede que quede algún pelo urticante)

ortigas silvestres en la montaña con flor
Foto pelos urticantes de una ortiga. Cada pincho tiene una vesícula minúscula con ácido fórmico, que es la sustancia responsable del picor de la planta. Al aplastar las ortigas, se rompe la vesícula y el ácido fórmico acaba por descomponerse. Entonces ya no pica.

- Limpiar las ortigas con agua fría de restos de polvo, otras hierbas,etc. Evidentemente, se tienen que retirar las hojas marchitas y limpiar los restos de tierra.

ortiga preparacion
Foto de hojas de ortiga para lavar y añadir a una sopa

- Si se van a cocinar otro día, se centrifuga muy bien para quitar todo el agua posible. Guardar en refrigeración durante unos 4 días

- Si se van a cocinar inmediatamente: se añaden a la preparación que sea. Cuando se prepara una sopa, es mejor reservar unas ortigas frescas para añadir justo al final de la cocción ( 1 minuto antes de triturar la crema).

sopa de ortigas
Foto sopa de ortigas

  

¿Se puede comer la ortiga cruda?

Algunas personas consumen la ortiga cruda, en ensaladas. Para ello se tiene que machacar muy bien la planta. Si se añade limón exprimido y un poco de aceite, quedan deliciosas sobre unos tomates, por ejemplo.

  

Secar las ortigas

Para conservar las hojas de ortiga, se tienen que secar a la sombra y guardar en un lugar seco. Se debe tener en cuenta que las plantas secas van perdiendo poco a poco sus propiedades. En resumen, sería ideal utilizar la planta fresca en determinadas ocasiones y si se tiene que secar se tendría usar el método más rápido posible.

Algunas personas utilizan las raíces de la planta con fines medicinales. Estas se tienen que recoger a finales de agosto, cuando son jóvenes, y , después de secarlas al sol, se tienen que guardar en un recipiente hermético.

 

Cómo aprovechar todos los principios activos de la ortiga

Las ortigas tienen componentes muy beneficiosos para la salud, que le vienen dados principalmente por su:

  

Otros remedios con ortiga

Con la ortiga hemos de ir con cuidado, porque a veces nos interesarán sus principios activos, como la histamina o el ácido fórmico, que se encuentran en los pelos urticantes. Cuando nos interesen los principios activos que contienen los pelos urticantes utilizaremos la planta recién cosechada y sólo limpiaremos la raíz para que se desprenda la arena e intentaremos dejar los pelos intactos. Si sumergimos la planta en agua para limpiarla y después la retiramos y procedemos a hacer la infusión no conseguiremos los efectos deseados. Esto es debido a que al sumergir la planta en agua los pelos urticantes se rompen y la histamina y el ácido se dispersan en el agua, por lo tanto cuándo tomemos la infusión, no ingeriremos los principios activos.

* Información relacionada:

- Toxicidad de las ortigas

- Receta y propiedades de la sopa de ortigas

MONOGRÁFICO SOBRE LA ORTIGA
Volver al índice Siguiente: Preparación de las ortigas

punto rojo Más información sobre las ortigas: propiedades, preparaciones y recetas en el listado superior.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil