Tratamiento natural de las infecciones

Cómo curar infecciones y heridas infectadas

TRATAMIENTO DE LAS HERIDAS INFECTADAS

hombre con fiebre e infusion en la mano
Las heridas mal curadas o infectadas pueden doler, producir fiebre y enfermedades infecciosas.

Herida infectada o que no se va el dolor

Una herida infectada o mal curada es aquella cuyo aspecto y síntomas no mejoran o empeoran con el paso de los días. A veces las heridas curan por fuera pero el dolor persiste "en el interior".

Una herida infectada puede producir consecuencias tan graves como enfermedades infecciosas, es decir, infectar a todo el organismo. Las enfermedades infecciosas son aquellas producidas por microorganismos con capacidad para colonizar o infestar nuestro sistema y producir diferentes daños en los órganos.

En todo caso se debe acudir a un médico para que lo examine y prescriba el tratamiento más adecuado.

Síntomas: ¿Cómo saber si una herida puede estar infectada?

Generalmente los síntomas de que una herida está infectada son:

- Dolor que no mejora o que empeora

- Fiebre o escalofríos

- Pus o secreciones

- Enrojecimiento de la herida que no mejora o no desaparece

- Mal olor procedente de la herida

- Hinchazón y calor en la zona de la herida

Ante cualquiera de estos síntomas se recomienda acudir al médico. Existe mayor riesgo de infección en caso de obesidad, diabetes, fumadores, enfermedades autoinmunes o toma de medicamentos corticoides.

¿Se deben utilizar antibióticos?

Algunas veces los médicos recomiendan antibióticos para curar heridas cuando éstas tienen un alto riesgo de infectarse. Por ejemplo, después de una extracción de muelas o si una persona no vacunada está en contacto con metales oxidados (riesgo de tétanos).

Ante una herida infectada o una enfermedad infecciosa no pueden recomendarse tratamientos sólo con terapias naturales porque es muy arriesgado para la salud. Una infección significa que hay bacterias reproduciéndose y por lo tanto se debe actuar con rapidez. Si no se utiliza un antibióticos rápido (al ser diagnosticada la infección), para cuando los empiece a tomar puede que la infección sea mayor y que el tiempo de curación sea mayor.

En estos casos, se debe acudir a un médico inmediatamente para que le prescriba el antibiótico eficaz (no sirve cualquier antibiótico de la farmacia, debe ser uno específico). Asimismo es importante acabar el tiempo de antibiótico establecido por el médico, de lo contrario las bacterias podrían hacerse resistentes y dificultar la curación en el futuro.

Cómo paliar los efectos secundarios de los antibióticos y medicamentos

Aunque muchas personas no son receptivas a este tipo de tratamientos "artificiales" o "con pastillas", la experiencia nos dice que en caso de infecciones el uso de antibióticos es lo más adecuado, rápido, seguro y poco nocivo en comparación al riesgo que supone no utilizarlos.

Para compensar el uso de antibióticos, después de recuperarse de la enfermedad, hay muchos alimentos que ayudan a mantener el organismo joven y a recuperarse de los efectos secundarios de los antibióticos, que son principalmente el debilitamiento de la flora intestinal y posiblemente el síndrome del intestino demasiado permeable.

Tratamiento natural de las infecciones

Dieta para los enfermos y convalescientes

La dieta de los enfermos debe ser suficiente en energía y proteínas para que el organismo tenga todos los recursos necesarios para su recuperación.

Incluso si existe obesidad, se debe abandonar cualquier tipo de dietas restrictivas o para adelgazar y comer alimentos nutritivos (en personas con obesidad se recomienda aumentar los cereales integrales, proteínas, frutas y verduras, y reducir un poco más el consumo de grasas y aceites).

zanahoria
Crema de calabaza
. Si el enfermo tiene poca hambre, se añadir copos de avena y alimentos ricos en proteínas en las cremas

- Platos principales con energía: Son aquellos que aportan hidratos de carbono en forma de patatas, legumbres, avena, arroz blanco, pasta, mijo, etc. Ejemplos de platos nutritivos y adecuados son: sopa de pasta, puré de patatas, porridge de avena, puré de patatas, cremas de verduras, arroz con verduras,etc.

- Se recomienda consumir alimentos ricos en proteínas en las comidas principales, como huevo. En dietas vegetarianas, se recomiendan suplementos de proteínas.

- Cocinar de forma suave a poca temperatura, como hervidos, al vapor, sopas, cremas o cocciones a la plancha a baja temperatura. No quemar los alimentos ni humear el aceite.

- Lo más recomendado es cocinar con poco aceite y añadir un chorro de aceite en crudo sobre el plato. Puede ser adecuado el aceite de ajo (el aceite macerado en ajo es antibiótico).

- No sobrecargar las comidas de aceite (fritos o aliños excesivos). El aceite más recomendado es el aceite de oliva virgen (para cocinar y aliñar), o el aceite de girasol no refinado de primera presión en frío (los aceites de semillas sólo se deben utilizar en crudo, no cocinar con ellos).

- Se puede utilizar sal (más recomendable si hay diarrea), pero se deben evitar los alimentos con mucha sal como jamón, embutidos, pescado en lata, conservas y carnes procesadas.

Alimentos recomendados para las enfermedades infecciosas

zanahoria
El jugo de zanahoria natural es muy recomendable por su poder antioxidante y cicatrizante

Además del tratamiento con antibióticos, existen algunos remedios que pueden mejorar la efectividad de los medicamentos y ayudar a mejorar el estado de salud y el tiempo de recuperación.

- Ajo (Allium sativum L): Es uno de los antibióticos más potentes. Ayuda a luchar contra las infecciones debido a su contenido en vitamina B6 y a sus propiedades antibióticas.

- Polen de abeja: Se recomienda porque es un alimento muy rico en aminoácidos y contiene muchos betacarotenos. (2-3 cucharaditas de polen al día, durante 2-3 días hasta observar mejoría)

- Jengibre: Ayuda a mejorar las digestiones y tiene propiedades antibióticas. (Infusión de jengibre fresco)

- Jugo de zanahoria natural casero: Es uno de los alimentos más potentes para ayudar a cicatrizar heridas. Añadir media naranja o un limón exprimido para conseguir más vitamina C (esencial para la síntesis de nuevos tejidos). (Tomar 2 o 3 jugos de zanahorias durante 2-3 días para una recuperación visiblemente más rápida y desaparición de la cicatriz) (Ideal añadir 1 cucharada de polen en los jugos).

tratamiento natural infecciones enfermedades infecciosas, antibiótico y dieta
Lámina resumen del tratamiento natural para las infecciones. Aunque muchas personas rehúsan el uso de antibióticos, es lo más seguro cuando hay alto riesgo de infección o la infección ya se ha establecido. El organismo sano se puede recuperar de los efectos secundarios de los antibióticos (principalmente debilitamiento de la flora intestinal y molestias digestivas)

Remedios para mejorar la curación de las heridas infectadas

Sólo se deben aplicar remedios cuando la herida es poco superficial (rasguños, cortes) o cuando se encuentra en fase de cicatrización para mejorar la curación (disminuir las cicatrices, mejorar el tiempo de cicatrización, etc.). Deben aplicarse sobre la zona limpia y con material estéril (gasas o compresas limpias y estériles).

Entre los posibles remedios para mejorar la cicatrización se encuentran:

- Áloe (Aloe vera) (Aplicar gel de áloe casero o un preparado de gel de áloe natural de venta en farmacias y herbolarios, sobre la zona afectada. Consultar en la etiqueta que el primer ingrediente sea el áloe; o agua y después áloe)

- Aceite de hipérico: (Hypericum perforatum) Se utiliza desde la antigüedad como una de las mejores armas de cicatrización de los cortes ( Fricciones con aceite de hipérico producido al macerar 100 gr. de hojas tiernas en un litro de aceite de oliva durante mes y medio.) - Véase estudio completo de la planta para tener en cuenta los posibles efectos secundarios).

tomillo para los cortes
La infusión tibia de tomillo se utiliza para lavar las heridas.

- Tomillo: (Thymus vulgaris) Es uno de los mejores antisépticos, tanto en uso interno como externo. Lavar los cortes con una infusión bien cargada de sumidades floríferas tres o cuatro veces al día)

- Caléndula: (Calendula officinalis) Por sus propiedades antibióticas, las hojas machacadas se aplican en cataplasma para infecciones cutáneas. (Aceite de calendula)

- Manzanilla : (Matricaria chamomilla ) Reparador de las afecciones de la piel (Aplicar compresas con el líquido resultante de la infusión de una cucharadita de flores secas por vaso de agua)

- Cochayuyo: Esta valiosa alga tiene propiedades cosméticas, pues triturada y en forma de emplaste es exfoliante y cicatrizante de la piel. El ácido algínico proporciona una piel suave y firme cuando se aplica el alga en cataplasma durante 30 minutos.

Punto rojo Más información sobre las heridas y su tratamiento natural.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.