Conoce remedios naturales para la alergia

Revista de Plantas de Botanical-online

PROPIEDADES MEDICINALES DE LA UÑA DE CABALLO, TUSÍLAGO O FÁRFARA

(Tussilago farfara)

PROPIEDADES CURATIVAS DEL TUSÍLAGO, FÁRFARA O UÑA DE CABALLO

Tusilago
En la imagen: foto de un capítulo floral de tusílago.

El tusílago, fárfara o uña de caballo (Tussilago farfara) es una planta medicinal muy utilizada para tratar el sistema respiratorio, principalmente como antitusivo.

Se caracteriza por sus atractivas flores amarillas, que nacen cuando aún no han brotado las hojas de la planta, y son la parte que más se utiliza en la medicina herbal.

Las hojas también tienen propiedades medicinales, aplicadas vía externa como remedio vulnerario.

Para ilustrar la importancia histórica de esta planta como remedio contra la tos, citamos la siguiente curiosidad:

En fitoterapia, los remedios para la tos se denominan remedios béquicos.

El término béquico deriva de la voz griega bechion, que es el nombre con el que se designaba al tusílago (Tussilago farfara). La adopción de este término para designar esta propiedad deriva de la tradición histórica del tusílago como remedio antitusivo por excelencia.

En efecto, la planta es rica en mucílagos, que suavizan las vías respiratorias. Las flores contienen además triterpenos y flavonoides con acción antiespasmódica, antitusígena y broncodilatadora.

VÍA INTERNA

- Remedio para la tos: principal aplicación terapéutica de esta planta, ya empleada desde la antigüedad. Sus flores se toman en infusión, recolectadas justo antes de florecer, y secadas a la sombra y en un lugar ventilado. Las flores de tusílago son el vegetal más rico en hiperósido, un principio activo presente en la mayoría de plantas antibronquíticas, como la acedera(Rumex acetosa) y la hierba de San Juan (Hyperycum perforatum), lo que la convierte en el antitusivo por excelencia.

Por su actividad antiespasmódica y béquica, es eficaz para aliviar la tos y tratar la tos persistente. Toda la planta es rica en mucílago, por lo que se emplean tanto las hojas como las flores para suavizar las vías respiratorias, siendo un coadyuvante en el tratamiento natural de la tos. (Preparar infusión con 1 cucharadita de té (0,6-2g.) de flores en una taza de agua).

El tusílago combina bien con otras plantas expectorantes como las flores del verbasco (Verbascum thapsus), el marrubio (Marrubium vulgare), pulmonaria (Pulmonaria officinalis), llantén (Plantago major) y el tomillo (Thymus vulgaris). Para la tos seca, combinar con hojas y flores de malva.

- Ronquera: por su contenido en mucílago, con efecto emoliente y demulcente, ablanda y suaviza los tejidos del cuerpo. Las infusiones de las flores se aplican contra la ronquera. (Preparar infusión con 1 cucharadita de té (0,6-1g.) de flores en una taza de agua).

- Tuberculosis: La fárfara es una planta expectorante, antitusiva, contra los resfriados y problemas respiratorios, por lo que esta indicada como posible ayuda para realizar el tratamiento complementario de la tuberculosis pulmonar.

- Bronquitis: la planta se recomienda en el tratamiento de la bronquitis aguda y crónica, siempre después de la fase aguda (pasados los primeros 2 días. El tusílago desinflama y dilata los bronquios, calma la tos y es expectorante debido a su contenido en tusilagina, que estimula la función respiratoria. Para los afectados de bronquitis crónica, pueden aliviar la tos inhalando el vapor de la planta, preparando un baño de pies con hojas y flores de fárfara).

Por sus propiedades expectorantes y suavizantes, esta planta aparece recomendada para muchas afecciones respiratorias, como afonía, faringitis, laringitis, catarros bronquiales, asma o enfisema pulmonar. Sin embargo, no se deben realizar tratamientos largos (más de 2-4 semanas) con uña de caballo en ningún caso.

En el pasado, la planta se fumaba para tratar tales enfermedades bronquiales. Sin embargo, este tipo de remedios no son recomendables porque el humo produce más secreciones e inflamación de los bronquios.

Las infusiones de uña de caballo tienen sabor amargo, que se puede disimular con un poco de zumo de limón.

- Para el exfumador: el tusílago fluidifica las secreciones de los bronquios producidas por el tabaquismo y facilita su eliminación. Antiguamente esta planta fue considerada una aliada para el exfumador, ya que por sus beneficios sobre los pulmones, contribuye a desintoxicarlos de nicotina y restos de tabaco. (Preparar infusión con 1 cucharadita de té (0,6-2g.) de flores en una taza de agua).

Se toma en infusión para limpiar los bronquios de las secreciones causadas por el tabaco. Resulta muy adecuada para el tratamiento de la EPOC o enfermedad pulmonar obstructiva crónica del fumador. Incluso en la antigüedad, el tusílago se utilizaba como sustituto del tabaco, formando parte del popular "tabaco de hierbas" para dejar de fumar. *Más información: Efectos de la nicotina.

- Diurético: por su gran riqueza en hiperina e hiperósido, la uña de caballo posee propiedades diuréticas y antibacteriales. Algunos autores lo citan para tratar la cistitis. (Tomar infusión con 1 cucharadita de té de flores de tusílago, 1 cucharadita de diente de león y 1 cucharadita de malvavisco por litro de agua. Tomar 3 veces al día. Endulzar con miel).

- Abortiva: tradicionalmente, se cree que la planta posee propiedades abortivas. Se ha documentado el caso de un recién nacido con una enfermedad hepática, producida por la toma de uña de caballo por la madre durante el embarazo. No se debe tomar uña de caballo en caso de embarazo. *Más información: Plantas y embarazo.

VÍA EXTERNA

- Vulnerario: los emplastos de las hojas de la planta son ricos en mucílago, con efecto demulcente y emoliente. Se emplean como vulnerario sobre llagas, quemaduras, abscesos y furúnculos. Para ello, las hojas son machacadas y aplicadas en compresa, emplasto o cataplasma.

- Orquitis: las compresas de hojas de fárfara se emplean para la orquitis (inflamación de los testículos). (Hervir 100g. de hojas en 1 litro de agua durante 10 minutos. Colar y dejar reposar hasta que se enfríe. Se aplica en compresa sobre la zona).

- Venas dilatadas: se aplican las hojas de fárfara en compresa sobre la zona afectada. Éstas contienen tusilagina, un alcaloide estimulante del sistema cardiovascular. (Infusión 50g. de hojas frescas por litro de agua. Reposar 10 minutos y aplicar sobre la zona afectada).

Taza Dosis y empleo

VÍA INTERNA

Los tratamientos largos (más de 2-4 semanas) con esta planta están contraindicados en todos los casos.
Utilice remedios con uña de caballo solamente en situaciones puntuales o consulte otra fitoterapia.
*Más información: ver Contraindicaciones de la Fárfara en el listado superior.

- Infusión para la tos: se prepara 1 cucharadita de té (0,6-2g.) de flores en una taza de agua. Las flores se escaldan (cuando el agua hierve, infusionar y hervir 1 minuto) y se dejan reposar hasta que se temple un poco. La infusión se debe colar con papel de filtro o tela para retirar los pelillos del vilano, que podrían irritar la garganta. Tomar 3 tazas al día. Endulzar con miel y se puede añadir también un poco de leche o zumo de limón para disimular su amargor. Beber bien caliente. Para los niños, tomar 1 cucharada cada 2 horas.

- Infusión pectorante: se prepara con 100g. de hojas jóvenes, frescas y machacadas por litro de agua, con el mismo proceder que con las flores: escaldar, reposar lo justo para que se temple un poco y colar para retirar el tegumento blanco de las hojas. Endulzar con miel, zumo de limón para disimular su amargor, y beber caliente. Tomar 2-3 veces al día. Por su contenido en mucílago, este remedio se emplea también contra la ronquera. Las tisanas se pueden preparar también con mezcla de hojas y flores secas (entre 1 y 2,5g. por taza de agua). Hojas secas: 6g. por taza.

- Extracto fluido: 0,6-2ml., en proporción 1:1 con 25% alcohol; hasta 3 veces al día.

VÍA EXTERNA

- Cataplasma: machacar hojas frescas y aplicar sobre la piel como vulnerario, sobre llagas o quemaduras.

- Compresas para la orquitis: decocción de 100g. de hojas en 1 litro de agua durante 10 minutos. Colar y dejar reposar hasta que se enfríe. Se aplica en compresa sobre la zona.

Más información sobre el Tusílago, fárfara o uña de caballo en el listado superior.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil