Propiedades de la cerraja

Este artículo ha sido avalado por Elisenda Carballido - Dietista nutricionista. Postgrado en Fitoterapia y máster en Nutrición y Metabolismo.

¿Para qué se utiliza la cerraja?

Propiedades de Sonchus spp.

cerraja Sonchus oleraceus
Foto de cerraja (Sonchus oleraceus L.)

Las cerrajas (Sonchus oleraceus L.) son plantas de cierta envergadura, pueden llegar a tener hasta 60-70cm. en terrenos bien nutridos. Preferentemente las encontramos en las huertas, como planta invasora, pero también en jardines domésticos y bordes de los campos de cultivo. En estos casos, su aspecto será notorio.

Como planta resistente y persistente, la encontraremos también en parterres pobres, al pie de muros, rincones de la ciudad, pero ya con un aspecto más modesto, puesto que, si bien se aclimata en casi todos los rincones, su hábitat preferido son los terrenos bien abonados, y allí es donde la vemos en su máximo esplendor.

Se caracteriza por una roseta basal a inicio de su crecimiento, con hojas que brotan de un eje central, totalmente recortadas y de apariencia vellosa. Su color verde apagado ayuda a diferenciarlo del verde intenso del diente de león, con el cual puede compartir hábitat. Las hojas de la cerraja se van recortando más a medida que la planta va creciendo y se va elevando. Por ello, su aspecto varía constantemente.

Propiedades de la cerraja fina o lechuguilla

cerraja de pared o cerraja fina Sonchus tenerrimus
Foro de cerraja de pared o cerraja fina (Sonchus tenerrimus)

La cerraja fina (Sonchus tenerrimus L.) suele encontrarse en medio de paredes rocosas, terrenos baldíos, huertos y jardines y bordes de caminos. A pesar de su aspecto frágil, crece fácilmente en lugares con poca tierra e incluso suelos pobres. Soporta muy bien las altas temperaturas.

Al principio, cuando la planta crece en primavera, todas sus hojas están agrupadas y proceden de un mismo eje, formando una roseta más o menor ordenada, con las hojas en pie, erectas y totalmente recortadas, con segmentos separados unos de otros, hasta el punto de que puede dar la impresión de que son pequeños dientes a lo largo del nervio central de la hoja. Sus hojas son lisas, suaves y de un verde azulado o gris.

La planta adulta, con una altura media de unos 50 cm y con multitud de tallos y flores, presenta un aspecto más bien frágil y desordenado.

Propiedades de la cardeña o cerrajón

El hábitat de la cardeña o cerrajón (Sonchus asper L.) es muy similar a la de sus otros dos congéneres, aunque éste es más recio y resistente y por ello crece también en zonas rocosas y más agrestes. No es una planta muy exigente y por ello no necesita necesariamente de terrenos adobados.

Su evolución es la misma de los demás Sonchus, aunque el aspecto del Sonchus asper es también más rudo, con hojas menos delicadas, más vellosas, rodeadas de minúsculas espinas que no pinchan pero molestan. Su color es verde intenso.

¿Cómo se pueden comer las cerrajas?

cerraja
Foto recolección de plantas comestibles, como la cerraja

Los Sonchus son unas excelentes plantas silvestres comestibles que podemos introducir como verdura de hoja en nuestra dieta, de forma similar a como se cocina el diente de león.

Consta que en la antigua Roma la cerraja era una verdura muy apreciada. El látex que desprenden algunos ejemplares cuando se les corta no es tóxico, contrariamente a lo que mucha gente piensa y al infundado temor que produce esa savia o “líquido blanco”.

Recetas con cerrajas

Los Sonchus se pueden consumir como verduras, bien como planta fresca, en ensaladas, o ligeramente hervidos y con un poco de aceite. También podemos utilizar sus hojas verdes en pasteles de verdura, quiches, cremas vegetales y como relleno de empanadas.

ensalada silvestre con cerraja

La cerraja se puede añadir en cualquier ensalada silvestre.

Beneficios y valor nutricional de la cerraja

Desde un punto de vista nutricional, la cerraja pertenece a la misma familia que el diente de león o que la lechuga, y presenta una composición parecida a la del diente de león. Destaca su alto contenido en potasio, un mineral con propiedades diuréticas, para estimular la producción de orina y que por lo tanto ayuda a la eliminación de residuos del organismo.

Como otras verduras de hoja, la cerraja también aporta gran cantidad de ácido fólico, una vitamina que limpia la sangre de tóxicos como la homocisteína, resultando una verdura muy adecuada para casos de colesterol alto, diabetes, obesidad y enfermedades de corazón.

Además, la cerraja es muy rica en potentes antioxidantes como son los carotenos y la clorofila. Estos principios tienen propiedades para depurar el hígado ya que intervienen en sus procesos de desintoxicación. Un plato de cerraja también aporta mucho calcio, magnesio y hierro.

Cerraja contra la globalización alimentaria

La cerraja y otras plantas silvestres que hoy en día se conocen como comestibles han formado parte de la cocina tradicional desde la antigüedad, y podría decirse que su consumo se remonta al origen del hombre.

  • Reintroducir el consumo de cerraja y de otras plantas silvestres en la cocina es recuperar un vestigio de la historia gastronómica, cerca de perderse y ser enterrado por la globalización alimentaria.

Otros usos de las cerrajas

Tradicionalmente, las cerrajas han sido uno de los alimentos que los campesinos recogían para alimentar a los conejos y gallinas.

punto rojo Más información sobre las plantas silvestres comestibles.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

3 septiembre, 2020

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar