Valor nutricional del coco

Este artículo ha sido avalado por Elisenda Carballido - Dietista nutricionista. Postgrado en Fitoterapia y máster en Nutrición y Metabolismo.

EL COCO COMO ALIMENTO

coco
En la imagen: semilla de coco maduro, abierta.. Se puede observar la pulpa comestible de la semilla de color blanco (endospermo)

¿Qué es el coco?

El coco es el fruto (una drupa) de la palmera cocotera o cocotero (Cocos nucifera L.). Este fruto se caracteriza por ser de gran tamaño, pues su semilla es la más grande que se conoce después del cocodoble (Lodoicea maldivica).

El coco es un fruto seco que posee un mesocarpo de color verde muy fibroso (parecido al que posee la nuez o las almendras) y que no se consume. La parte comestible de este fruto es la pulpa de su semilla.

La semilla de coco maduro acumula en su interior una pulpa (endospermo) aceitosa y aromática, de color blanco, que se consume sólida y se conoce como «coco».

*Más información: Características del cocotero.

El Coco en la alimentación

El coco es una semilla llena de minerales y oligoelementos muy importantes para el correcto funcionamiento del organismo.

El consumo de coco es interesante en dietas remineralizantes como en dietas para deportistas, pues los minerales que contiene el coco son fundamentales para reponer las pérdidas de electrolitos por sudor. Además es un fruto seco que aporta proteínas y energía proveniente de las grasas.

También es un fruto adecuado de introducir en toda dieta equilibrada como suplemento de minerales antioxidantes.

Productos alimentarios que se obtienen el coco:

Valor nutricional del Coco

melón con coco
El coco puede formar parte de numerosas recetas, como la de melón con coco, tal como aparece en esta foto
  • Agua: la pulpa de coco contiene un 45% de agua. Este porcentaje en frutos carnosos es mayor, cercano al 90%, porque el coco es un fruto seco del que consumimos su almendra, y por ello es menos jugoso.
  • Calorías: 100g. de coco aportan 354kcal. Es un fruto muy energético debido a su contenido en grasas y carbohidratos, aunque también es rico en nutrientes esenciales importantes, como minerales y oligoelementos.
  • Carbohidratos: el contenido en carbohidratos de la semilla de coco es de 15g. por cada 100g. de coco. Entre sus carbohidratos se encuentran los carbohidratos complejos de lenta absorción: pentosanas y galactomanano; y azúcares de rápida absorción como la fructosa, glucosa, galactosa, manano, sacarosa, rafinosa y L-ramnosa.
    Debido a que aporta azúcares rápidos y lentos de absorber, es un fruto indicado para deportistas y también personas con Diabetes, quienes deben tener en cuenta el bajo índice glucémico del coco comparado con otros frutos, que es de 45.
  • Proteínas: el coco aporta aproximadamente 6 g. de proteínas por ración (200g.). Es una cantidad baja, pero muy superior a la que nos aportan otros frutos carnosos.
  • Grasas: las grasas son el principal componente energético del coco, igual que sucede con otros frutos secos. Además, el coco es uno de los vegetales con mayor contenido en grasas saturadas. Ello es importante porque, aunque es una fuente de energía excelente, consumido en exceso, el coco puede aumentar los niveles de lípidos en sangre.
  • Fibra: el coco es un fruto muy rico en fibra, pues en una ración de 100g. aporta 9 de los 35g. diarios recomendados en la dieta de un adulto.
  • Vitaminas: destaca el aporte de vitaminas del grupo B, importantes para obtener energía en el organismo. Aunque algunas publicaciones lo indican, el coco NO contiene vitamina B12, pues ésta es exclusiva de los alimentos animales, como los lácteos, la carne y el huevo.
  • Minerales: el coco contiene muchos minerales y oligoelementos (minerales que se encuentran en el cuerpo en menor cantidad). Entre sus minerales destacables se encuentra el potasio, con efecto diurético; el fósforo, mineral energético; el selenio, potente antioxidante y el cromo, que ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre.

Curiosidades: origen del nombre «coco»: ¡Cuidado que viene el coco!

coco
En la imagen: los tres agujeros germinativos de la semilla de coco

La designación «coco» fue nombrada por los portugueses por primera vez:

Los portugueses descubrieron el coco en el territorio asiático de Malabar (actual sur de la India), durante el viaje de Vasco de Gama a la India (1497-1498).

Entonces, la palabra «coco» se refería a un personaje imaginario con el que se solía asustar a los niños. Algunas canciones populares aún recuerdan este personaje en sus letras: «duérmete niño que viene el Coco, y se come a los niños que duermen poco«.

Los tres agujeros germinativos del coco recordaban a la figura de un monstruo, con dos ojos y la boca (tercer agujero). Este parecido hizo que se bautizara el fruto del cocotero como «coco» porque  a los primeros descubridores portugueses les recordaba la cara de un mono.

Otros libros relatan que el origen de «coco» deriva del parecido al fruto con un mono, en portugués llamados macaco. A título de anécdota, en algunas regiones se entrenan a los monos para recolectar cocos, y algunas escuelas de capacitación de monos todavía existen en el sur de Tailandia.

Propiedades del coco dibujo
Propiedades del coco

Más información sobre el coco, recetas, propiedades, características del cocotero, etc.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

21 abril, 2020

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar