Cuidados del caracol como mascota

El caracol como mascota

¿Qué caracoles podemos tener como mascota?

Este caracol es el gasterópodo terrestre más grande del mundo y una mascota muy popular

Ciertas especies de caracoles se pueden mantener en un terrario como animal exótico, tal es el caso del caracol gigante africano, de nombre científico Achatina fulica, como representante de caracol terrestre. Como su nombre alude, el caracol gigante africano es el caracol terrestre de mayor tamaño que se puede encontrar en el mundo. La concha de este caracol gigante llega a medir hasta los 30 cm.

El caracol manzana (Pomacea bridgesii) es un caracol acuático de agua dulce antes muy utilizado como animal de acuario. Sus colores amarillo dorado o casi anaranjados le dan a este caracol de acuario un aspecto muy bello. En España, su tenencia como animal de acuario está prohibida.

Se puede optar por elegir especies de caracoles terrestres y de agua dulce autóctonas, pero deberemos tener en cuenta si están protegidas en nuestra región.

¿Por qué tener caracoles?

El caracol es útil para el hombre no no sólo, por su interés culinario, como manjar exquisito, y para la naturaleza, como parte integrante del ecosistema del que forma parte, también lo es por su sola presencia, bella y admirable para algunos.

El caracol terrestre, además de ser considerado un animal perjudicial para la agricultura, al ser visto por el hombre como una plaga de las plantas, por sus hábitos voraces de animal herbívoro, también puede ser una mascota poco exigente.

Los caracoles de acuario sirven como basureros y limpiadores de los cristales del acuario.

Otros caracoles, los llamados caracoles asesinos, son utilizados como control biológico para impedir que ciertos moluscos acuáticos se vuelvan una plaga.

¿Qué debemos tener en cuenta si queremos tener caracoles?

Sin embargo, no todo lo que aporta este invertebrado no artrópodo es bueno, especialmente si se le mantiene en el acuario y está en gran número, ya que contamina el agua con sus excrementos y, en esas circunstancias de superpoblación, puede atacar a las plantas del acuario.

Si tenemos caracoles terrestres, aunque estos necesiten un cierto grado de humedad, deberemos vigilar el exceso, pues ésta puede causarles la muerte por el desarrollo de bacterias patógenas, como las pseudomonas.

* Información relacionada: Cría casera de caracoles / Caracoles de acuario

Más información sobre otros animales.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

22 abril, 2019

Otros artículos de interés