Cómo hibernan los animales

¿Qué hacen los animales cuando hibernan?

¿Para qué sirve la hibernación?

Los murciélagos se refugian en las cuevas para pasar el invierno

Estrategia habitual de los mamíferos y excepcional en el mundo de las aves, la hibernación permite adaptarse a unas adversas condiciones ambientales en las que hay una falta de alimento y unas temperaturas poco favorables para el correcto mantenimiento de la temperatura corporal adecuada de los animales.

Los animales que hibernan, como la marmota, el erizo de tierra, el hámster, los murciélagos… pasan toda la estación invernal sin moverse en un estado de letargo absoluto protegidos en su refugio a la espera del buen tiempo con la primavera. En verano y otoño estos animales se han dedicado a almacenar grasa en su cuerpo a base de comer grandes cantidades de alimentos muy energéticos.

¿Cómo hibernan los animales?

Estos animales mientras están en hibernación mantienen una temperatura corporal constante y mucho más baja de lo habitual a la par que se enlentece su ritmo de respiración y la frecuencia cardiaca porque su corazón late mucho más despacio.

En todo este tiempo, los animales hibernantes no comerán pero se abastecen de las reservas de grasa de su cuerpo, que les durarán el tiempo necesario hasta la llegada de la primavera. En este estado de inactividad que representa la hibernación se produce un ahorro enorme del gasto energético diario del animal en lo que representa su propio funcionamiento de su cuerpo, muy suspendido si lo comparamos con el ritmo de actividad de los animales fuera de la época de hibernación.

Los animales que pasan el invierno refugiados en su nido

Muchos animales, como la marmota, el erizo, el hámster o el lirón careto, hibernan en su nido forrado con paja, pelo y otros materiales aislantes del frío pero los murciélagos pasan el invierno en su cueva, envueltos con su propias alas, pero siempre boca abajo.

Hay animales, como el oso o el tejón, que no llegan a un estado de letargo completo y suelen salir de su refugio en los días más cálidos del invierno.

El ratón de campo con la llegada del invierno no hiberna sino que entra en su madriguera y allí se va alimentándose de las reservas alimenticias acumuladas durante el buen tiempo.

* Información relacionada: Estrategias de los animales para pasar el invierno

Más información sobre la hibernación de los animales.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos
Etiquetas:

Artículo actualizado el: 22 abril, 2019

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.