Cómo le influye su dieta al equidna

Importancia de la dieta para el equidna

¿Cómo puede influir la dieta del equidna en su tamaño?

Dibujo de equidna

El tamaño medio de los equidnas es considerablemente inferior al de los pangolines, debido en parte a su dieta

En función de su dieta la fauna de un determinado lugar se observa que puede ser de dimensiones mayores o menores que la fauna propia de otra región del mundo.

Para el caso que nos ocupa, el equidna de hocico corto, que vive en Australia y otros puntos de Oceanía, tiene un tamaño realmente inferior a un representante mirmecófago del continente africano.

El pangolín gigante, nativo del África ecuatorial, es considerablemente más grande que, por ejemplo, el equidna de hocico corto, pero otros tantos casos podrían ser citados, aunque no tan exagerados.

¿Por qué los mamíferos comedores de hormigas africanos son más grandes que los australianos?

De forma general, se puede ver como los diferentes mamíferos con dieta mirmecófaga que viven en Australia alcanzan menores tallas que sus homólogos africanos. La razón de ello parece estar en las presas que forman parte de su misma dieta.

En Australia respecto al continente africano hay una menor abundancia de termitas, lo que a su vez podría ser explicado por la menor abundancia de cobertura vegetal que causan los incendios forestales en Australia y la falta de animales herbívoros ungulados, que fertilizan el suelo con sus heces.

Esta menor abundancia de termitas que hay en Australia respecto a África explica el porque de las diferencias de tamaño que se observan entre los mamíferos comedores de hormigas de cada país.

¿Cómo influye la dieta del equinda en su supervivencia como especie?

La dieta de los animales no condiciona únicamente su tamaño como especie. La alteración y destrucción del hábitat ha sido y continua siendo una de las principales amenazas para el estado de conservación de las poblaciones silvestres de numerosas especies.

En el caso del equidna, la agricultura intensiva ha supuesto la eliminación prácticamente total de la vegetación original de una parte importante de su área de distribución, especialmente en Australia y en menor medida en Nueva Guinea y Tasmania.

La causa antes mencionada no es la única, porque también ha influido mucho, pero de forma mucho más reciente, la introducción de especies exóticas invasoras, como el gato doméstico o el zorro común, que actúan contra el equidna como depredadores.

No todas las especies de equidnas se ven tan perjudicadas

Existen varias especies de equidna y no todas se ven afectadas negativamente con la misma intensidad, además de que intervienen otros factores sobre este tema, como la dependencia que tiene la especie animal por su hábitat o los mecanismos de defensa contra los depredadores que ésta pueda presentar.

Sin embargo, el tipo de dieta puede condicionar notablemente la supervivencia de una determinada especie animal, lo que es aplicable a los equidnas.

El equidna de hocico corto (Tachyglossus aculeatus) es una especie relativamente abundante y se alimenta de termitas y hormigas, una fuente de alimento numerosa y constante. En cambio, otros tipos de equidnas, como el zagloso común (Zaglossus bruijni), que se nutre exclusivamente de lombrices de tierra, se hallan en la naturaleza en peligro de extinción crítico.

Otra ventaja que tiene el equidna de hocico corto respecto a las otras especies de equidnas es que esta especie parece no estar tan ligada a su fuente de alimento y sus miembros consiguen mantener o ganar peso corporal incluso en épocas de baja disponibilidad de termitas.

El tipo de dieta del equidna determina su hábitat

Aunque el equidna puede ocupar una gran variedad de hábitats, como la sabana, las zonas agrícolas, las regiones áridas y los bosques, lo cierto es que prefiere para alimentarse los bosques, porque en estos lugares abundan más sus presas preferidas, las termitas y las hormigas.

Este animal suele encontrarse en suelos rocosos, que utilizará como refugio para pasar el invierno, el verano para descansar durante el día.

Más información sobre el equidna.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

22 abril, 2019

Otros artículos de interés