CARACTERÍSTICAS DEL QUEBRANTAHUESOS

Gypaetus barbatus

Aspecto físico del quebrantahuesos

El quebrantahuesos es una de las aves rapaces más grandes de Europa.

El pico del quebrantahuesos es fuerte y poderoso pero aplanado lateralmente y tiene la mandíbula superior muy ganchuda y más fuerte y grande que la inferior. Tiene los tarsos o principios de los pies cubiertos de plumas, lo que se conoce como "calzones".

KEVRANTAHJUESO

Desde la base del pico le cuelga un penacho de plumas de color negro en forma de perilla, de donde le viene su nombre científico de la especie de "barbatus".

La espalda, las alas y la cola son de color gris oscuro, teniendo la mayoría de las plumas el raquis de color blanco marfil que le da un aspecto general rayado.

Las uñas del quebrantahuesos son fuertes pero no le dan el aspecto al animal de garras como el resto de aves rapaces.

La lengua de este ave rapaz está diseñada para extraer la medula ósea, pues es rígida y en forma de gubia con una callosidad en el extremo.

La silueta de vuelo de este ave rapaz resulta inconfundible, con alas muy largas y puntiagudas y la cola en forma de cuña.

El adulto, tanto si se trata de un macho como de una hembra, tiene la cabeza de color blanco sucio. Alrededor de los ojos, de color amarillo con el anillo esclerótico rojo intenso, el ave presenta un círculo de color negro intenso a modo de antifaz, unidos ambos lados por una línea negra en la parte superior de la cabeza, confiriéndole al animal un aspecto diabólico.

Los sexos tienen un aspecto muy parecido, aunque la hembra es algo más corpulenta que el macho.

* Ver más sobre: Aspecto físico del quebrantahuesos

Esperanza de vida del quebrantahuesos

En estado salvaje, el quebrantahuesos tiene una esperanza de vida de unos 20 años, aunque en cautividad su longevidad es superior a los 40 años.

Costumbres del quebrantahuesos

El quebrantahuesos tiene la costumbre de planear durante horas sobre los riscos de las montañas, desciende a praderas y campos de zonas altas sólo para encontrar comida. También pasa muchas horas del día posado en repisas y cortados, salientes, en cuevas y en cimas de rocas. Rara vez se posa en los árboles.

Uno de los hábitos más curiosos y espectaculares del quebrantahuesos es el que está relacionado con la forma de partir los grandes huesos, usando para ello determinados lugares habituales conocidos como "romepederos".

Cuando el quebrantahuesos descubre los restos de un cadáver, recoge los huesos más grande con las garras y elevándose con ellos vuela hasta el rompedero dejando caer el hueso desde una altura de entre 20 y 60 metros sobre las rocas y siguiendo en vuelo su trayectoria. Esta operación la suele repetir hasta 3 veces, aunque se han observado lanzar los huesos hasta 5 y 6 veces.

Una vez rotos los huesos, la rapaz recoge los trozos, sobre todo los que dejan la medula ósea al descubierto, su comida preferida.

Alimentación del quebrantahuesos

El quebrantahuesos come huesos de una amplia gama de animales, como ovejas, vacas, cabras, rebecos, caballos, jabalíes, aunque en ocasiones captura presas vivas, especialmente lagartos. También puede comer carroña, cuando buitres, alimoches y cuervos se lo permiten.

El quebrantahuesos es una especie sedentaria y regenta un territorio de unos 15 km de diámetro.

En pleno invierno, empieza el celo de los quebrantahuesos. Así, los vuelos nupciales pueden empezar antes de diciembre, con ocasionales picados a la manera de los buitres leonados. Estas maniobras, a base de forcejeos con las garras de forma muy similar al alimoche, son acompañadas con chillidos.

Los vuelos nupciales del quebrantahuesos parecen ser más afines a los de las águilas que a los de los buitres. Los vuelos nupciales comienzan antes de la época de cría y continúan mientras dura la época de cría, para ir decreciendo en intensidad cuando la cría ya está bastante desarrollada.

* Más información: Alimentación de las aves

Reproducción del quebrantahuesos

El nido del quebrantahuesos son un maravilloso ejemplo de adaptabilidad a las circunstancias. Las condiciones climáticas muy severas imponen al animal la elección de una cavidad bien abrigada del frío y de la intemperie. El quebrantahuesos suele elegir una gruta o una cornisa con un sobretecho formado por la misma roca. De este modo, las avalanchas de nieve o los desprendimientos de piedras pueden pasar delante del nido sin dañar a los pájaros.

En el mes de enero o febrero, la hembra pone 2 huevos, pero, a veces, sólo uno.

En el mes de febrero, la hembra empieza a incubar los huevos que tienen color amarillento o blancos con manchas marrones. La incubación comienza con el primer huevo.

El nacimiento de los polluelos tiene lugar después de unos 60 días de incubación o un poco menos.

La puesta consiste generalmente en 1 ó 2 huevos y muy rara vez 3.

Los quebrantahuesos buscan continuamente los restos dejados por los buitres y otras aves carroñeras. Esperan a que hayan terminado de comer los animales carroñeros para conseguir los huesos de los que alimentarse.

Ambos sexos se encargan de alimentar a las crías, aunque el macho es quien aporta la mayor parte de comida al nido.

* Más información: Reproducción del quebrantahuesos

Lugar dónde vive el quebrantahuesos

El quebrantahuesos es un ave de alta montaña que se le encuentra en las sierras abruptas y, en general, en los lugares más inaccesibles de las montañas. En la Península Ibérica, vive lejos de los lugares habitados por el ser humano.

* Más información: Dónde viven los animales

Enemigos del quebrantahuesos

Las principales amenazas que debe afrontar el quebrantahuesos son la mortalidad no natural por envenenamientos y tendidos eléctricos, la pérdida de hábitat, la reducción de recursos alimenticios y los fracasos en la reproducción causados por molestias humanas, como batidas de caza o actividades deportivas.

* Ver más sobre: Curiosidades sobre el quebrantahuesos

Más información sobre otros animales salvajes en el listado superior.

Otros artículos de interés

Hazte fan en Facebook
Hazte fan en Facebook

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.