Contraindicaciones de la menta

Mentha x piperita L.

¿Qué es la menta y para qué se utiliza?

La menta (Mentha x piperita L.) es una de las plantas medicinales  más utilizadas en la fitoterapia. Tiene propiedades digestivas y estimulantes, antisépticas, analgésicas y carminativas.

menta
Menta.

Usos medicinales y alimentarios de la menta

La menta se emplea en infusiones, a razón de 1 cucharadita de hojas por taza de agua hirviendo. Se trata de una infusión muy agradable por su sabor, que lo aporta principalmente el aceite esencial de la planta.

Desde un punto de vista medicinal, la menta puede estar indicada en los siguientes casos: 

  • Enfermedades respiratorias: La menta es rica en mentol, un principio que actúa sobre este sistema y ayuda a combatir infecciones y enfermedades respiratorias.

  • Estimulante sin cafeína: La menta es una planta estimulante que ayuda a superar el cansancio, decaimiento o apatía. Tradicionalmente se le otorgan propiedades afrodisíacas.

  • Propiedades digestivas: Es una de las mejores hierbas para ayudar a hacer la digestión, estimula las secreciones y evita los gases que se pueden formar después de las comidas. Esto es dedibo a sus propiedades digestivas, colagogas, coleréticas y carminativas.

¿En qué casos no se debe tomar menta?

  • Hernia de hiato y acidez: El mentol puede empeorar estas enfermedades al relajar el esfínter (la “puerta” que separa el estómago del esógafo), permitiendo que los ácidos del estómago vuelvan al esófago y causen dolor o molestias.

  • La menta está contraindicada en personas con úlceras digestivas.

  • Cálculos biliares: Dado que el mentol puede estimular la vesícula biliar, no tomar ninguna forma de menta si se tienen cálculos o cólicos biliares.

  • Enfermedades del hígado: Las personas que sufren de enfermedades del hígado deben abstenerse de tomar aceites esenciales de menta.

  • Enfermedades intestinales: Aunque la menta está indicada para relajar los intestinos y calmar los espasmos, la menta puede no ser adecuada para algunos casos. Las personas a quienes la menta cause dolor o espasmos deben evitar estos tratamientos. No es conveniente su uso en caso de colitis ulcerosa y diarrea.

  • No se recomiendan los tratamientos con menta a personas con enfermedad de Parkinson.

Menta en el embarazo y lactancia

La menta está contraindicada en estas etapas debido a que es rica en mentol, un componente que puede ser abortivo. Probablemente es seguro su uso como especia en la cocina, pero no en las dosis medicinales.

Históricamente, los aceites de menta se han empleado para favorecer el parto y la expulsión de la placenta. No realizar tratamientos con menta.

Contraindicaciones del aceite esencial de menta

El aceite esencial de menta es rico en mentol y presenta contraindicaciones importantes.

  • El mentol puede llegar a ser mortal si se ingiere. Nunca se debe dejar el aceite esencial al alcance de los niños. No se debe utilizar vía interna nunca.

  • Niños menores de 2 años: El mentol puede producirles náuseas y asfixia tanto en infusiones como aplicado en aceite o cremas, debido a su acción depresora cardíaca, hipotensora y fuertemente antiséptica. Tampoco las infusiones están indicadas.

  • Mujeres embarazadas y en periodo de lactancia: Puede ser abortivo y peligroso para la madre. Las mujeres durante la lactancia tampoco deben probar el aceite esencial en ninguna de sus preparaciónes porque puede afectar al bebé.

punto rojo Más información sobre la menta.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar