Toxicidad de la ortiga

Urtica dioica L.

¿La ortiga es tóxica?

No, la ortiga (Urtica dioica L) no es una planta tóxica, aunque sí merece unas consideraciones, para evitar que produzca efectos adversos.

Ortiga
Foto de ortiga con frutos, donde se aprecia el detalle de sus pelos urticantes en tallo y hojas.

¿Qué componentes tóxicos tienen las ortigas?

Los principios tóxicos de las ortigas se encuentran precisamente en los pelos urticantes. Si se acercan con lupa a estas plantas, podrán observar que bajo cada pelo urticante hay unas vesículas de líquido, que resulta muy irritante.

El líquido urticante contiene ácido fórmico, oxálico, histamina, serotonina y acetilcolina. Los afilados pelos urticantes actúan como inyecciones, al pinchar y liberar este líquido en la piel.

La reacción cutánea que produce es del tipo no inmunológica. Los efectos urticantes de estas plantas son más o menos exagerados, dependiendo de la sensibilidad del individuo. Producen un efecto revulsivo, con una ardiente picazón, escozor o ardor, pudiendo causar ampollas, que normalmente desaparecen a las 24 horas.

Peligros de las ortigas

Entre los principales peligros que tiene el uso de la ortiga, tanto en fitoterapia como en gastronomía, se encuentran:

sopa de ortiga
Sopa de ortigas. Ver receta
  • Propiedades urticantes

  • Contenido en nitratos

  • Toxicidad de sus componentes

  • Peligros de la recolección

  • Embarazo y lactancia

  • Alergia al polen

Problemas por comer ortiga y sus propiedades urticantes

Como es bien sabido, toda la planta está recubierta por pelos urticantes, que pueden producir lesiones en la piel. Sin embargo, la ortiga seca o cocinada ya no pica, porque pierde sus principios urticantes. También desaparecen después de 12 horas de ser cosechadas, aproximadamente.

¿La ortiga es tóxica?

La ortiga no es tóxica, pero debido a que es una planta oriunda de suelos muy ricos en nitrógeno, pero puede tener un alto contenido en nitratos, especialmente, tiende a concentrar nitratos en sus hojas.

El principal problema que esto conlleva es la aparición de ciertos efectos adversos, sobre todo en niños, ya que estos componentes son responsables del síndrome del bebé azul (que también provocan las espinacas y las acelgas). Por este motivo es mejor no dar esta planta a los bebés y niños pequeños.

sopa de ortiga
Foto de sopa de ortiga con hojas

Nitratos de las ortigas

En adultos, consumir con frecuencia esta planta no tiene peligro, salvo en caso de recolectarla en lugares inadecuados, contaminados por compost, en cuyo caso existe riesgo toxicológico y microbiológico.

Se ha descrito que las infusiones muy cargadas de ortiga pueden ocasionar problemas digestivos como acidez, dolor de vientre y hasta diarrea debido a los efectos adversos de los nitratos.

En este punto, cabe mencionar que la sopa de ortigas es una receta tradicional de la que normalmente no se describen efectos adversos, ya que se elabora con las hojas tiernas de la planta (4 o 6 hojitas superiores), que tienen menos nitratos.

¿Por qué pican las ortigas?

El primer peligro a mencionar para esta planta son sus ya conocidas propiedades urticantes cuando se produce el contacto de la planta con la piel.

Pelos urticantes
Detalle de tallo de ortiga donde se aprecian sus pelos urticantes.

La ortiga fresca debe ser recolectada y manipulada con guantes, para evitar que sus pelos urticantes irriten nuestra piel. Los pelos que recubren la ortiga contienen diminutas vesículas de jugo irritante, como defensa natural de la planta.

Este líquido contiene ácido fórmico (veneno que produce sensación de ardor y picazón -Las hormigas también producen este ácido, por este motivo de llama "fórmico"), histamina, serotonina y acetilcolina.

El ácido fórmico desaparece a las 12 horas de recolectar la planta, al secarla, o al cocinarla (aplicar temperatura), por lo que deja de ser urticante. Los efectos secundarios de la urticaria pueden ser dermatitis, ampollas o vesículas.

Otros peligros con el consumo de ortigas

Consumir ortigas conlleva riesgos, especialmente en casos en que se realice una recolección silvestre. En estos casos, es importante asegurarse de que la planta no ha podido estar contaminada por animales de pastoreo, cuyos excrementos podrían haber transmitido enfermedades a la planta, y al consumirla, podrían pasar a nuestro organismo.

Otra vía de intoxicación podría ocurrir al cosechar ortigas al lado de huertos ajenos, que hayan podido haber sido fumigados con plaguicidas u otros productos químicos. En cualquier caso, conviene no comer ortigas de lugares donde no se tiene la certeza de que puedan estar contaminadas.

Se recomienda lavar con abundante agua las ortigas antes de comerlas. Se recomienda la lectura:

recoleccion de plantas comestibles
Normas para la recolección de plantas silvestres

Cómo consumir ortiga para uso interno (infusiones, verdura, etc)

El uso interno de ortiga siempre conlleva una cocción o desecado previo. Una vez hervidas, guisadas o cocinadas, las ortigas pierden su ácido y no son urticantes, por lo que son una verdura inocua y nutritiva.

Dosis de ortiga

La dosis medicinal recomendada para un adulto es:

  • Hojas secas: de 8 a 12g. de hojas secas al día.

¿Se pueden comer ortigas crudas?

Algunas veces, se puede consumir cruda, pero para ello antes hay que triturarla y aplastarla bien. El proceso de secado también hace desaparecer el componente urticante: la sal de ortiga y los preparados de hojas secas para infusiones no tienen efectos urticantes.

Partes de la planta comestibles

Se recomienda emplear solamente las hojas jóvenes, ya que, algunos estudiadores informan que las hojas más viejas de la planta desarrollan cistolitos, componentes irritantes para los riñones.

¿Son buenas las ortigas para comer?

Ortigas lavar
Foto de ortigas a punto de ser lavadas y cocinadas.

Sí, la ortiga se utiliza en la alimentación como planta silvestre comestible. Las ortigas se pueden comer. Sin embargo, no conviene abusar de esta planta porque puede ocasionar dolores de estómago.

Se trata de una planta de la familia de las Urticáceas, que se cría en zonas ricas en deshechos orgánicos y ricas en nitrógeno. La ortiga tiende a acumular en sus tejidos grandes cantidades de nitratos, por lo que, si se toman con demasiada frecuencia, pueden resultar perjudiciales. En algunos casos, el consumo de ortigas en la alimentación ha producido reacciones cutáneas y problemas de micción.

¡Atención! Las semillas son muy tóxicas e irritantes del sistema digestivo, no se deben ingerir.

Ortiga en el embarazo y la lactancia

La ortiga es conocida como una planta abortiva y emenagoga. Estudios en animales han demostrado que tiene acción estimulante del útero. No se recomienda su uso en el embarazo, pero se puede tomar con precaución durante la lactancia.

contraindicaciones ortigas
Contraindicaciones de las ortigas

*Véase: Volver al índice del trabajo de las ortigas

punto rojoMás información sobre las ortigas: propiedades, preparaciones, contraindicaciones, efectos secundarios y recetas.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar