Características del acanto

¿Qué es el acanto y para qué se utiliza?

Características del acanto (Acanthus mollis L)

El acanto (Acanthus mollis L.) es una preciosa planta ornamental, muy utilizada en jardinería y también en la decoración arquitectónica, por su gran tamaño, su flor, vistosa y original, su apariencia robusta y el porte elegante y voluminoso del conjunto de sus hojas.

tallo acanto acanthus mollis
Foto de acanto, detalle nacimiento de los pecíolos de las hojas en el suelo.

Es una planta espectacular, que no pasa inadvertida y que llena de verde cualquier rincón. Sus flores son igual de llamativas que sus hojas, tanto por el color como por la estética elegante de su vara florida.

Descripción del acanto

El acanto (Acanthus mollis L.) pertenece a la familia de las Acantáceas. Es una planta herbácea anual de grandes hojas, cuyo pecíolo arranca prácticamente de ras de suelo. Las hojas del acanto son brillantes y lisas, color verde oscuro, en ocasiones tirando a negruzco, llenas de un jugo mucilaginoso.

Su raíz es persistente y por ello precisa de suelos profundos. El rabillo de sus hojas arranca de un mismo eje basal, y aparece a partir de finales de invierno. Mientras tanto, su raíz ha estado vegetando y esperando el final del frío para renacer.

¿Qué tamaño tiene el acanto?

porte general acanto acanthus mollis
Acanto, porte general de la planta. ¡Sus voluminosas hojas ocupan todo el jardín!

En enero-febrero, y hasta el momento de su floración, el acanto echa hojas que cubren todo el espacio físico a su alrededor. Una sola planta puede ocupar una superficie con un diámetro de 1,5 m. o más, en suelos bien abonados. De hecho, sus hojas gigantes, pueden llegar a tener una alargada media de 1 m. pudiendo llegar en ocasiones a 1,5 m. Son sumamente recortadas.

¿Cómo es la floración del acanto?

A partir del mes de mayo, en primavera, la planta sigue manteniendo el esplendor de sus hojas y además, echa un bohordo o espiga central, que puede superar un metro de altura, con sus bonitas y llamativas flores.

Este único tallo floral, empinado y recto, es completamente redondo, y a lo largo de la mitad superior de ese tallo, se van formando las flores, unas dispuestas encima de otras pero separadas todas y pegadas al tronco, sin pedúnculo que las sostenga, sino que emergen de la axila de una hojita floral espinosa en el borde.

inflorescencia acanto acanthus mollis
Foto de inflorescencia del acanto, de donde nacerán las flores

Flores del acanto

La forma de las flor es alargada, puede medir entre 3 y 5 cm. Presenta una apariencia tubulosa, por su cáliz verde, segmentado en dos labios muy profundos, que llegan hasta la base misma de la flor, y cada labio es bilobulado.

El labio superior presenta una forma como curvada, simulando como una visera queriendo proteger la corola, la cual está formada por un único pétalo blanco, trilobulado y surcado por numerosas y minúsculas venas de color granate oscuro. En su interior alberga 4 estambres, dos cortos y dos más largos. No desprenden ningún aroma.

Semillas del acanto

A final de verano aparecen los frutos, unas cápsulas que contienen entre 2 y 4 semillas negras.

¿Cómo es el acanto en invierno?

En otoño, la parte vegetativa de la planta, hojas y tallos, desaparece exteriormente, pero su raíz persiste bajo tierra, esperando al final del invierno para brotar de nuevo.

Distribución y hábitat del acanto

acanto acanthus mollis
Foto de acanto en flor. Las flores de esta planta se disponen en lo que parece una elegante vara floral.

El Acanto es una planta muy extendida en la zona mediterránea, por su fácil adaptación al clima y resistente al frio benigno. No es una planta autóctona, sino que ha sido naturalizada desde muy antiguo y básicamente para su uso ornamental. Ello viene confirmado por su distribución, que como planta salvaje, la encontramos básicamente en zonas próximas al litoral. Allí dónde el clima permitía su rápida reproducción y expansión ha posibilitado también que escapara de los jardines y parques, pudiendo colonizar amplios sectores de las montañas y valles próximos a las grandes ciudades y otros hábitats humanos.

De hecho, podemos encontrar el acanto como planta sub-espontánea en lugares cercanos a casas antiguas, tanto en el interior del jardín como fuera, en los muros, en la orilla de los caminos rurales, huertos, ruinas, escombreras, castillos, … y cualquier otro terreno próximo a lugares habitados que sea mínimamente húmedo, fresco y sombrío.

Es una planta que crece muy bien a la sombra de los bosques de ribera, no precisa de mucho sol, aunque éste tampoco le molesta, pero prefiere los sitios frescos. La encontramos desde latitudes a pie de costa hasta los 1000 m. de altitud.

Actualmente el acanto es una planta silvestre, que escapó hace siglos de los recintos ajardinados pero también es una planta decorativa muy utilizada para embellecer los jardines y parques públicos de la mayoría de ciudades.

*Más información: Propiedades medicinales del acanto

Composición del acanto

Partes utilizadas del acanto

Se utilizan principalmente las hojas, trituradas o escaldadas, como vulnerarios, en uso externo.

Más información sobre el acanto.

Este artículo ha sido avalado por Elisenda Carballido - Dietista nutricionista. Postgrado en Fitoterapia y máster en Nutrición y Metabolismo.
Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

12 abril, 2021

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.