Propiedades medicinales del ombligo de Venus

Umbilicus rupestris

¿Qué es el ombligo de Venus y para qué se utiliza?

El ombligo de Venus (Umbilicus rupestris (Salisb.) Dandy), también conocido como sombrerillo, ombliguera, oreja de fraile u oreja de abad, es una planta medicinal y de hojas comestibles endémica de Europa.

ombligo de venus

El ombligo de Venus es una planta que podemos encontrar creciendo entre las grietas de las paredes.

Se trata de una pequeña planta de ciclo anual que destaca por la curiosa forma redondeada de sus hojas, de aspecto jugoso, que cubren gran cantidad de paredes y muros, tejados, grietas de ruinas antiguas o separaciones de cultivos agrícolas. Es una planta que ofrece una estampa simpática y una forma original.

Etimología y denominaciones del ombligo de Venus

La denominación científica de la planta Umbilicus proviene del latín y hace referencia a la forma de ombligo de su hoja. El nombre de la especie rupestris nos indica que es una planta que vive sobre las rocas o pegada a ellas.

Por lo que se refiere a los diferentes nombres de esta planta, no dejan de ser curiosos. Las denominaciones más populares son: ombligo de Venus, oreja de fraile, oreja de abad, oreja de monje, sombrero de obispo (traducido del catalán «barretets de bisbe»),… Pero aparte, tiene muchísimos otros nombres de ámbito más local, lo cual demuestra que se trata de una planta muy popular o muy utilizada: ombliguera, sombrerillos, vasillos, capellets de teulada o de paret, barralets, pepellides, caquell, etc.

Hábitat de la planta ombligo de Venus

La planta crece siempre formando colonias en hábitats con cierta humedad y prefiere los lugares poco soleados. La encontramos en medio de las hendiduras y fisuras de paredes y muros, aprovechando la poca tierra que existe entre las piedras, que, a su vez, le ayudan a mantener el grado de humedad que precisa.

Características de la planta Umbilicus rupestris

Planta de la familia de las Crasuláceas, de pequeño tamaño, no superando los 15-20 cm al final de su floración.

La planta está compuesta de una roseta, a partir de la cual emergen los peciolos que soportan a las diferentes hojas redondeadas de cada mata, todas ellas color verde intenso, de textura carnosa y jugosa. Estas hojas presentan cierta forma suavemente dentada y en el centro de ellas una hendidura que nos recuerda la de nuestro ombligo.

ombligo de venus

Es una planta muy característica por la forma redondeada y el aspecto carnoso de sus hojas.

Su proceso de crecimiento se inicia a final de invierno, cuando emergen y crecen todas las hojas, y a finales de primavera crece en medio de cada planta un tallo redondo y rojizo, de donde penden decenas de minúsculas flores, desde el inicio hasta el extremo, formando una inflorescencia con apariencia de espiga.

El ombligo de Venus florece a través de este tallo erecto o espiga que emerge del centro de su roseta y del cual penden numerosas minúsculas flores, desde casi la base hasta el final.

En verano se seca el tallo floral, las hojas y la planta desaparece hasta que acabe el invierno. No obstante, como planta hemicriptófita que es, sus raíces permanecen quietas y protegidas bajo tierra y bajo las rocas que la albergan.

Posibles confusiones con otras plantas silvestres

Existe en la naturaleza otra planta muy similar a la ombliguera, pero de la familia de las Araliáceas: el sombrerillo de agua (Hydrocotyle vulgaris), de apariencia muy parecida al ombligo de Venus, pero que se diferencia básicamente de éste porque ambas plantas no comparten hábitat, sino que viven en entornos muy diferentes. El sombrerillo de agua lo encontramos siempre con los pies en el agua (su nombre ya es revelador), en aguas quietas, orillas de lagos, estanques o en los remansos de ríos tranquilos. La planta tiene sus raíces sumergidas dentro del agua y las hojas y tallos fuera.

El sombrerillo de agua es una planta rastrera, con ramificaciones, de donde parten sus hojas alternas, que tienen la forma redondeada y muy similar al ombligo de Venus, algo más nervadas y dentadas en el borde, aunque sin la hendidura central que caracteriza al ombligo de Venus. A este último, jamás lo encontraremos al borde del agua, sino que más bien parece huir de ella y se encarama por paredes, muros y zonas rocosas.

ombligo de venus flor

El ombligo de Venus con espiga floral.

Propiedades medicinales del ombligo de Venus

El ombligo de Venus tiene propiedades vulnerarias y cicatrizantes. En medicina tradicional se la ha usado des de siempre fresca, para curas inmediatas. Uno de sus usos más habituales consiste en quitar la piel de la parte superior de la hoja y aplastarla contra la herida para cicatrizarla. ¡Eran las «tiritas» de nuestros antepasados!

También se puede hacer una cura similar mediante una cataplasma encima de la herida, elaborado con la hoja machacada.

Usos culinarios del ombligo de Venus

El ombligo de Venus es una planta apta para ser consumida en la cocina. Se come cruda, hojas y peciolos en ensalada. Es muy crujiente y sabrosa. Solamente requiere limpiarla, no hace falta pelarla. Dado que sus hojas son consistentes, frescas y tersas, son ideales para confeccionar platos artísticos y hacer con ellas un adorno culinario.

recetas con plantas silvestres

Recetas con plantas silvestres comestibles

Utilidades del entorno del Ombligo de Venus

Una observación breve del hábitat de esta planta nos lleva a considerar su utilidad para la conservación de paredes y muros en los jardines y campos de cultivo. El ombligo de Venus aprovecha la tierra que se cuela por en medio de las piedras que conforman las paredes, así como la que se forma con la erosión, para afianzar sus raíces y prosperar.

ombligo de venus flor

Ombligueras en flor, en un tejado.

No hay duda de que esta planta está actuando como elemento natural de cohesión y, por tanto, de preservación de todos los muros en los que crece. Aunque en verano desaparece la planta, al ser hemicriptófita, mantiene sus raíces enterradas, que siguen ejerciendo su función bajo tierra, en espera de brotar de nuevo a final de invierno, contribuyendo pues al asentamiento y cohesión del muro donde vive. Quizá sería buena idea procurar su proliferación, ya que no es una planta invasiva, y en cambio, nos puede ayudar a conservar -y embellecer- el paisaje.

punto rojo Más información sobre plantas útiles.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar