Hazte fan en Facebook

LA COLA DE LOS ANIMALES VERTEBRADOS

Animales con cola

¿Qué es una cola?

La cola de un animal es un apéndice independiente y distinto del resto del individuo, pero sujeto al cuerpo del animal y con movilidad, que está formado por la prolongación de la columna vertebral.

Caballo

Foto de caballo
(Equus caballus)

La cola del caballo, llamada rabo, es relativamente pequeña si la comparamos con la cola de otros animales, como por ejemplo los simios, tales como el mono araña

Oo-aya

Imagen de mono araña
(El mono araña es un habitante habitual de la selva y vive en los árboles, por eso está provisto de una larga cola con capacidad prensil, que le sirve para sujetarse con ella, como una mano más.

Algunos animales, como la vaca, el caballo y otros cuadrúpedos, tienen colas pequeñas, llamadas rabos, que también desempeñan ciertas funciones, como espantar molestos insectos.

¿Qué animales vertebrados tienen cola?

La gran mayoría de animales tienen cola, pero en algunas especies su cola es muy pequeña o incluso rudimentaria, como es el caso del hámster, que tiene un minúsculo rabito. Aunque la cola del hipopótamo es muy pequeña, incluso para esta especie animal desempeña una función. Los hipopótamos macho utilizan su cola para dispersar los excrementos con el objetivo de marcar su territorio.

Los seres humanos son de los pocos animales vertebrados, junto con los anfibios anuros (ranas y sapos) como mejor ejemplo, que han perdido la cola. Sin embargo, en nuestro desarrollo sí la teníamos unos y otros.

Las larvas de sapos y ranas, llamadas renacuajos, tienen una larga cola que les posibilita el movimiento en el agua. Cuando la rana o el sapo se vuelven adultos, después de sufrir la metamorfosis, pierden la cola, porque sería para ellos un estorbo, ya que les dificultaría el salto.

El ser humano, en su etapa de embrión, también tiene cola, que representa una sexta parte de su longitud corporal total. En la etapa fetal, la perdemos la cola, pero no siempre es así. En algunas extraordinarias ocasiones, en cualquier parte del mundo, nace un bebé con rabo. Las muchas decenas de casos documentados de criaturas humanas con cola es una prueba más que demuestra que el hombre viene de los animales y que es el resultado de una larga evolución que ha durado millones de años.

Los grandes simios, es decir, los primates antropomórficos, como los gorilas, los chimpancés o los orangutanes, también carecen de cola.

Funciones de la cola en los animales vertebrados

La principal función de la cola de los animales acuáticos es la de posibilitar la natación. Los animales vertebrados que viven en el agua, como los delfines, las ballenas, las focas y otros mamíferos marinos, las tortugas marinas, las iguanas marinas, los pingüinos y demás criaturas marinas, los cocodrilos, las salamandras y otros animales acuáticos utilizan la cola para impulsarse dentro del agua y conseguir desplazarse en ella.

La cola de los peces forma parte de la aleta caudal

Sin embargo, la cola de los animales cumple otras funciones, sobre todo en los animales vertebrados terrestres, funciones tan distintas y variopintas como reservorio de grasa, en animales como los geckos, por ejemplo, a pasar a ser elemento de comunicación en muchas especies animales, como los mamíferos más evolucionados, pero también entre otros animales más primitivos, como los reptiles.

La cola incluso puede ser un recurso destinado a la supervivencia, actuando como sistema defensivo, ya sea utilizada como directamente como arma frente a los depredadores o como elemento de distracción para permitir la huida, en el caso de algunos saurios, como las lagartijas, gracias al curioso fenómeno conocido como autotomía basado en la capacidad de estos animales y de algunos más, de desprenderse de la cola.

Animales que pierden la cola

Algunos animales vertebrados, como ciertos pequeños reptiles del orden de los saurios, como las lagartijas, geckos y eslizones, y las salamandras, tienen la capacidad de desprenderse de la cola cuando algún enemigo les intenta capturar, agarrándose de ella, con el objetivo de escapar del depredador, que queda muchas veces distraído con los movimientos que hace el trozo de cola sin cuerpo.

Este fenómeno se conoce como autotomía caudal.

Unos músculos tipo esfínter que tienen estos animales en la cola, evitan que se desangren al contraer y bloquear así la arteria caudal en el momento de la perdida de cola. La cola les volverá a crecer.

* Información relacionada: Cola de los mamíferos / Cola de los reptiles / Aletas de los peces / Evolución de la cola

Mas información sobre los animales en el listado superior.

Otros artículos de interés

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil