indice
Icono de Blog de Plantas
iniciodiccionariorevista gratuitacursosforobibliografiarecomendar

 

REVISTA DE PLANTAS

 

REMEDIOS CASEROS

remedios curativos

 

Medicina alternativa

 

Grosellero

( Ribes rubrum / Ribes nigrum)

 

 

 

 

Foto de grosellero rojo ( Ribes rubrum)

 

 

Grosellero . Características

El grosellero es una planta de la familia de las Saxifragáceas a la que pertenecen otros frutos muy similares como las grosellas negras ( Ribes nigrum)

Los groselleros rojos son arbustos caducos de entre 1,5 y 1,8 m de altura por medio metro de ancho aproximadamente. Tallos sin espinas Hojas palmado-lobuladas con un olor característico cuando son friccionadas y con una densa pilosidad blanquecina en el envés. Las hojas son simples y tienen hasta 5 lóbulos provistos de dientes en el margen. Flores que aparecen en primavera en inflorescencias compuestas por racimos colgantes de numerosas flores de color verde blanquecino poco vistosas. Los frutos comestibles son bayas llamadas grosellas, que maduran en verano. Tienen un sabor ácido muy característico y un color rojo brillante o ambarino - amarillo translúcido pálido. Estas últimas se conocen popularmente como grosellas blancas)

Los groselleros negros se diferencian de los groselleros rojos por sus frutos de color negro y su aspecto menos erguido y más amplio. Sus hojas son mas aromáticas por la presencia de glandulas secretoras de color amarillo situadas en el envés. Sus flores presentan tonos más rojizos en su interior. Sus frutos son comestibles y presentan unas propiedades similares al grosellero rojo, aunque más acentuadas. Con las grosellas de este arbusto se elabora el licor de casis.

 

Grosellero . Riego y humedad

Abundante al plantarlos y cuando estan creciendo. Igualmente hay que regarlos con frecuencia cuando florecen en primavera o cuando fructifican en verano.

Los groselleros posee raíces superficiales por lo que la mejor manera de regarlos es mediante el sistema de goteo que permite mantener la humedad del terreno sin que este se encharque. Las grosellas necesitan un buen drenaje para evitar el estancamiento que origina la aparición de enfermedades, especialmente el mildiu. Una vez pasada la producción de frutos, hay que reducir el riego

 

Groselleros . Usos

Los groselleros se plantan fundamentalmente para la producción de frutos, las grosellas. En este caso podemos disponer de pequeñas plantaciones familiares que se llevan a cabo en patios o huertos particulares o plantaciones extensivas destinadas a una producción mayor.

Los groselleros tambien pueden ser plantados como plantas decorativas por la belleza de sus racimos de frutos y por la finura de sus hojas, especialmente algunas variedades decorativas que se utilizan para formar setos o decorar pendientes o roquedos. Dentro de estas variedades tenemos, por ejemplo, el grosellero de búfalos ( Ribes odoratum ), con hojas trilobuladas que adquieren una coloración amarillo oro al llegar el otoño que resultan muy decorativas. Otros arbustos que se cultivan por sus propiedades decorativas son el grosellero de flor ( Ribes sanguineum) o el grosellero de flor fucsia ( Ribes speciosum)

Los groselleros negros son más ampliamente utilizados que los groselleros rojos. Además de sus usos como fruta y de sus usos medicinales, las grosellas negras son utilizadas para la confección del vodka, al que le proporcionan color y sabor. Igualmente se utilizan en la elaboración de ciertas cervezas, sidras o el licor frances de Crema de casis ( Creme cassis), para producir aceites, tintes, etc. ( Véase más información sobre el "Grosellero negro" en el listado superior)

También existe la posibilidad de cultivar groselleros en grandes contenedores. Sin embargo hay que tener en cuenta que estos dejan de ser vistosos tras recoger los frutos. En caso de plantarlos así, el contenedor debe mantener un cierto grado de humedad a lo largo de todo el año.

Grosellero . Ambiente y exposición

Los groselleros crecen mejor en regiones frías con veranos húmedos e inviernos muy fríos. Prefieren que les dé el sol de la mañana, pero mejor que por la tarde tengan un poco de sombra. Los groselleros no soportan temperaturas de más de 29 ºC. Cuando la temperatura ambiente supera esta cifra, las hojas se queman y la planta se marchita.

Por otra parte , estas plantas son muy resistentes al frío. ( Los groselleros negros, que son más sensibles al frío que los rojos, pueden aguantar temperaturas de -20 ºC, aunque las flores se marchitan al llegar a los -2ºC)

Los groselleros prefieren una buena circulación de aire, aunque no les va bien el viento por lo que deben plantarse en un lugar resguardado, especialmente los groselleros negros que requieren una protección superior y algo más de calor. Las corrientes de viento que arrastran sal marina queman las hojas y estropean la planta.

 

Groselleros . Plantación y reproducción.

La reproducción del grosellero es mejor llevarla a cabo en otoño o principios de invierno.

Previamente debe prepararse el terreno con una arada superficial de la tierra o con un desherbado previo mediante la azada para eliminar las hierbas y remover la tierra. Hay que preparar los hoyos en los que se habra cavado e introducido la tierra mezclada con estiercol. Normalmente los hoyos de una misma hilera se separan 1, 20 metros, mientras que entre hilera e hilera se suele dejar una distancia de 1,5 metros. Los agujeros se marcan mediante estacas.

Una vez preparado el terreno, como en la mayoría de los árboles frutales, se puede realizar mediante las técnicas apropiadas para este tipo de plantas. Así disponemos de los métodos siguientes:

- Mediante plantones: ( Conviene utilizar ejemplares de vivero injertados de uno o dos años de edad y con certificación de origen). Es conveniente que los plantones injertados se mantengan durante unas horas en agua antes de plantarlos o que hayan sido introducidos en el pringue. Deben revisarse las raíces para cortar aquellas que esten en mal estado y cortar todas las ramas que crezcan por debajo del punto de injerto ( chupones).

Se abren de nuevo los agujeros y se introducen los ejemplares cubriendolos con la tierra que se apisona alrededor de las raíces. Una vez bien asentados en el hoyo se cortan los tallos por la mitad y se deja un hoyo alrededor para que recoja el agua de lluvia o de riego. ( alcorque) ( Véase más detalles de como plantar árboles a raíz desnuda o en cepellón)

- Mediante semillas: Las semillas se plantarán en otoño en semillero frío. Previamente deben estratificarse durante unos tres o cuatro meses con temperaturas entre los 0ºC y los 3ºC. Se plantarán en contenedores individuales que se preservarán en el interior durante el invierno.

Al llegar la primavera o a principios de verano pueden trasplantarse en su lugar definitivo al exterior. La fructificación se lleva a cabo cuando los arbustos alcanzos los 3 o 4 años de edad. La calidad de los frutos de los ejemplares realizados mediante semillas es muy similar al ejemplar de donde estas procedían, por lo que no hace falta injertarlas.

- Mediante esquejes de madera dura: ( Se tomarán esquejes que tengan un año de edad) Los esquejes se obtienen en invierno. Deben tener unos 30 cm de longitud. Se cortan de la ramas de los arbustos, se deshecha la parte blanda y se conserva la dura. Para que produzcan raíces se introducen en hormonas de crecimiento y se plantan en tierra normal. Posteriormente, durante el primer año, se dejan en el interior a la sombra para que desarrollen raíces. Posteriormente, al año siguiente se trasplantar en su lugar definitivo. ( Véase más información sobre la reproducción mediante esquejes)

En lugares más cálidos se pueden plantar los esquejes en otoño directamente en el suelo . Para ellos se cava una zanja de unos 20 cm de profundidad. Posteriormente se añade un fondo de grava y llena de una mezcla de tierra y estiercol . Una vez preparado el terreno, se toma una rama de 1 año de edad y se elimina la parte tierna superior, haciendo un corte sesgado justo por debajo de una yema. Se corta la parte inferior mas dura para obtener un esqueje de unos 30 cm de longitud. Se eliminan las yemas que van a ser enterradas. Se introduce en el suelo de la zanja de manera que queden por encima tierra unas tres yemas. La que esta más cerca del suelo debe estar a un mínimo de 5 cm. Después de afianzar la tierra presionando con cuidado el suelo, se riega. Los esquejes pueden trasplantarse al cabo de una año. Hay que mantener el terreno libre de hierbas y con unas buenas condiciones de humedad.

No hace falta injertar las nuevas plantas producidas por esquejes porque el injerto no dará frutos de mayor calidad.

 

Groselleros . Cuidados y poda.

Además de mantener el terreno húmedo en las épocas adecuadas, es necesario también conservar la tierra libre de malas hierbas. Para ello es necesario escardar la tierra entre planta y planta por encima de tanto en tanto, para no herir las raices que crecen superficialmente. Alrededor de los arbustos es más conveniente que se quiten las hierbas manualmente.

Una buena manera de prevenir el nacimiento de la hierba y mantener un grado constante de humedad es acolchar el terreno en primavera.

 

¿ Cómo podar los groselleros rojos?

 

Poda de formación: Se lleva a cabo durante los tres primeros inviernos. Es muy conveniente podar los groselleros durante los tres primeros años para conseguir que los frutos crezcan sobre las ramas más productivas ( ramas de dos a tres años de edad). Para ello, en el primer año, se podarán a ras de suelo todas las ramas excepto tres. En el segundo año de crecimiento se vuelven a podar todas las ramas a ras de suelo excepto dos jovenes y las tres que que crecieron en la primera temporada . En el tercer año cortamos todas las ramas nuevas menos dos jovenes y las 5 o 6 de las temporadas anteriores.

Poda de mantenimiento: A partir de la cuarta temporada se empieza a realizar una faena de mantenimiento: Se cortan todas las ramas jovenes menos dos, también las que tengan más de tres años de edad y alguna de dos años. De esta manera dispondremos siempre de una mayoría de ramas de dos a tres años de edad sobre la que se produciran los frutos.

En esta poda de mantenimiento tambien se recortan las ramas demasiado largas o las que estén muertas o dañadas. Se cortarán las ramas secundarias dejándolas solamente a unos 5 cm de manera que la planta, especialmente el centro de ellas, se mantenga despejada, lo que facilita la aireación y las faenas de mantenimiento.

 

¿ Cómo podar los groselleros negros?

 

La poda en los groselleros negros es diferente de la de los groselleros rojos porque los frutos de los groselleros negros nacen sobre ramas jovenes del mismo año. Por ello, después de recoger los frutos, estos deben podarse completamente para que desarrollen ramas donde naceran las bayas la temporada siguiente.


 

Groselleros . Suelo y abonado


Las grosellas pueden crecer en cualquier tipo de suelo excepto los excesivamente ácidos o los alcalinos. El suelo preferido es el ligeramente ácido con un pH entre 6,5 y 6,8.

Los suelos arenosos o los calcáreos no son demasiado convenientes porque retienen poco la humedad. No toleran los suelos salinos o los que presentan un mal drenaje ( demasiado arcillosos). El mejor terreno es el rico en margas, con una buena cantidad de materia orgánica.

El mejor abonado es el que se realiza en la preparación del terreno. Si el suelo ha sido preparado con abundante estiercol no hara falta prácticamente abonar. Hay que tener en cuenta que los groselleros negros requieren más estiercol que los rojos.

En producciones extensivas se recomienda añadir 1,35 Tm por hectárea de nitrógeno al año. Un exceso de nitrógeno puede facilitar la aparición de enfermedades. Puede también ser necesario añadir potasio para evitar que se quemen las hojas. En este caso se recomiendan unos 170 kg por hectárea. Evitar el cloruro potásico.


 

Groselleros . Plagas y enfermedades.

 

Entre las principales enfermedades que afectan al grosellero tenemos las siguientes:

- Oidio: Es una enfermedad fúngica que cubre las hojas con una patina de polvo blanco. Esta enfermedad produce el retorcimiento de las hojas, la deformación de los brotes y la falta de floración. Poco a poco, la planta se va debilitando y termina por morirse.

Pulverizar las plantas con fungicida y evitar el riego por aspersión serían los consejos más importantes para tratar esta plaga. Es conveniente aplicar un tratamiento en invierno y otro a principios de primavera, sobre todo en tiempos lluviosos pues la humedad acrecienta el crecimiento del hongo. Además, es conveniente cortar las partes afectadas y deshacerse del material infectado para que no contamine las plantas sanas.

 

- Antracnosis del grosellero: produce manchas marrones en las hojas que se van extendiendo hasta atacar toda la planta que pierde las hojas y muere. Es importante aplicar un tratamiento con un fungicida adecuado al principio de la enfermedad para evitar que se extienda. Se produce especialmente con tiempo caluroso y seco.

- Roya del grosellero: Es otro hongo que aparece en verano. Se manifiesta en forma de manchas de color amarillo que luego enrojecen. También pueden observarse los puntos rojoanaranjados que son las esporas de este hongo. La enfermedad produce el debilitamiento de la planta y malformaciones en las hojas. Debe utilizarse un fungicida adecuado en los primeros síntomas de la enfermedad.

- Virus de la reversión: ( BCRV) Es la enfermedad más temida y la más peligrosa ya que puede causar la destrucción total de la planta. Es endémica en Europa y afecta principalmente a las grosellas negras y, más raramente a las rojas. Se manifiesta con la aparición de plantas raquíticas de pocas hojas que aparecen dobladas. No existe solución una vez las plantas se han infectado. Lo único que se puede hacer es prevenir la enfermedad plantando ejemplares con garantía. Es conveniente cambiar el emplazamiento de los cultivos cada 10 años. Debido a la presencia de esta enfermedad en Europa, esta prohibido exportar material procedente de este continente a Estados Unidos.

- Tizon del pino blanco ( Roya vesiculosa del pino blanco) : Aunque las grosellas no sufren esta enfermedad, son portadoras de este hongo que causa estragos en una serie de pinos. Es una enfermedad fúngica causada por hongos del género Cronartium que, en los pinos, se manifiesta en forma de ampollas causadas por la expansión de los hongos en la corteza y en la savia. Esta es la razón por la que en muchos lugares donde se explota la madera de pino se prohibe el cultivo de grosellas.

Entre las principales plagas del grosellero tenemos las siguientes:

- Pulgones: Se alimentan de la savia de las plantas debilitándolas o transmitiendo enfermedades. ( Véase más información de como eliminarlos)

- Arañas rojas: Pertenecientes al género Tetranychidae, son las responsables de la destrucción de muchas hojas.

- Coleopteros: Muchos pequeños coleopteros sitúan sus huevos sobre los tallos. Al nacer las larvas perforan los tallos y se introducen en el interior donde permanecerán hasta la proxima temporada. Si no se tratan adecuadamente, pueden producir una infección total que puede acabar con las plantas.

- Orugas: Las orugas de algunas mariposas pueden devorar las hojas. Se debe aplicar el insecticida adecuado. Otras larvas de mariposas, como la sesia, excavan galerías dentro de los tallos. Es necesario cortar los tallos afectados y quemarlos para detener la infección.

- Pájaros: Constituyen una de las principales plagas cuando se producen los frutos ya que se sienten atraídos por estos. Es conveniente tapar las plantas con mallas. Algunos pájaros se comen los brotes jóvenes a finales de invierno. En este caso se pueden colocar objetos para asustarlos como bolsas de plástico que se mueven con el viento, cds, botes colgando, cintas, etc.


Para balcones o terrazas.Groselleros . Recolección y conservación.

Las grosellas se recogen durante los meses de junio, julio y agosto según las diferentes variedades. Si se desea comer los frutos maduros directamente de la planta es mejor dejarlas unas tres semanas en la misma despues de que hayan coloreado. Cuando se recogen para guardar es mejor evitar la humedad y hacerlo cuando esten completamente secos.

La producción de cada arbusto depende de cada clase o variedad pero en general varía entre 1,4 kilos y 4,5 kilos.

Se deben recoger los racimos completos y luego se separán las bayas utilizando un tenedor. Aunque pueden aguantar hasta una o dos semanas dentro de la nevera, es mejor prepararlas en forma de mermeladas solas o combinadas con otros frutos como las frambuesas. Se les puede añadir unos trozos de manzana recien recogida del árbol con su piel para disminuir su acidez y ayudar a que espesen.

Más información sobre las grosellas en el listado superior.

 


www.botanical-online.com
El Mundo de las Plantas

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso