Alimentos ricos en hierro

Revista de Plantas de Botanical-online

El cultivo del guisante

Como cuidar y cultivar guisantes

CÓMO CULTIVAR GUISANTES

Cultivo del guisante

El guisante (Pisum sativum L.) es una planta de fácil cultivo que proporciona deliciosas semillas, que sirven como alimento. De su valor nutritivo destaca que aportan mucha fibra, proteínas, energía en forma de hidratos de carbono, vitaminas del grupo B, clorofila y antioxidantes.

Además, esta planta es una leguminosa. Como todas las plantas de su misma familia, el guisante es una planta fijadora de nitrógeno en el suelo. Es decir, además de proporcionar alimento, su cultivo también sirve para enriquecer el suelo con nitrógeno y así tener abono natural para el siguiente cultivo. Para ello se recomienda no arrancar las raíces de la planta.

guisante
Foto de planta de guisante

  

Características de la planta del guisante

Planta anual de la familia de las Papilionáceas de hasta 1 m de altura. Tallos verde cenicientos cubiertos de una especie de cera, huecos en su interior. Hojas compuestas, de hasta 3,5 cm, con foliolos ovales. Estípulas mayores que los foliolos. Zarcillos endurecidos.

Flores reunidas en inflorescencias sobre largos pedúnculos. Las flores varían de color de acuerdo a las diferentes variedades (blancas, azules, púrpuras, rosas o azules). Frutos en legumbres en cuyo interior se encuentran las semillas.

  

Cultivo de los guisantes: Temperatura y exposición

La planta crece en temperaturas moderadas, mejor exponer al sol. Con temperaturas superiores a 27 o 28 ºC resulta más conveniente proporcionarle sombra en horas punta.

Los plantones jóvenes pueden helarse con temperaturas alrededor de unos 4 ºC, pero las plantas adultas resisten bien incluso a temperaturas de hasta -7ºC. Con las variedades tempranas puede ser necesario proteger los plantones con campanas cuando existe el riesgo de helada.

Crece mejor en zonas elevadas con unas temperaturas suaves que en zonas cálidas.

    

Cultivo de guisantes: Tipos de terreno y abonos.

Se desarrolla bien en terrenos neutros o alcalinos en vez de terrenos ácidos. Prospera bien en tierras calizas o medianamente margosos, es decir aquellos formados con una mezcla de arcilla y arena con un pH entre 6-7.

Generalmente no necesita nitrógeno, ya que es una planta capaz de fabricarlo a partir de unas bacterias llamadas Rhizobium leguminosarum que forman nódulos en las raíces capaces de fijar el nitrógeno atmosférico. A veces, en terrenos deficientes en estas bacterias, hay necesidad de introducirlas artificialmente. Puede ser útil añadir 25 kg de nitrógeno por ha para que el plantón tenga un crecimiento rápido.

Aunque puede no ser necesario el nitrógeno, es bueno que el suelo contenga un remanente de fósforo y potasio. De no ser el adecuado, deberá utilizarse abono (potasa y fosfatos) . La dosis usual suele ser de unos 50 kg por ha de anhídrido fosfórico (P2O5) y la misma cantidad de óxido de potasa (K2O). Es importante preparar el terreno antes de la siembra.

  

¿Cómo plantar los guisantes?

Existen diferentes métodos para plantar guisantes. El método más utilizado es mediante surcos, situados a una distancia que puede variar entre los 45 y los 110 cm uno del otro dependiendo de la altura que los guisantes alcancen. En variedades enanas, que corresponden a los cultivos más tempranos, hay que dejar la mínima distancia, en variedades más trepadoras, que son aquellos que corresponden a los cultivos de cosecha principal, hay que dejar mucha más.

En general, se dice que la distancia de un surco a otro será el mismo que la altura que alcance la planta. Los surcos deben tener unos 5 cm de profundidad y las semillas se plantarán a una distancia de 12, 5 cm una de otra.

 

Después de plantar los guisantes

Una vez puestas las semillas en el surco, este deberá taparse y se deberá presionar la tierra ligeramente. Es conveniente tras la plantación, cubrir las semillas con una tela de alambre para que los pájaros no saquen las semillas. Aunque los guisantes puedan cultivarse sin tutores, es conveniente proporcionarles uno para que puedan elevarse sobre el suelo afianzándose con sus zarcillos. Esto producirá cosechas más abundantes y evitará la posible putrefacción. Una forma muy habitual es realizar una empalizada con cañas para que los guisantes puedan trepar. Si no se dispone de cañas, se puede construir una especie de muro con red de nilon o alambre, sujeta con palos. Los tutores deben colocarse cuando las plantas hayan alcanzado unos 7 o 10 cm.

Campo de guisantes
Foto de campo de guisantes

  

Cultivo de los guisantes: Riego y humedad

Regar el terreno antes de sembrar.

Regar con moderación. Un par de veces en invierno y unas cuatro veces en primavera.

Mantener un buen grado de humedad cuando el fruto se está produciendo. Precisa humedad cuando está en época de floración.

En los cultivos de invierno hay que controlar bien que el terreno no quede encharcado, lo que produciría la podredumbre de las semillas.

  

Variedades comerciales de guisantes

Existen muchas variedades de guisantes que pueden utilizarse según las condiciones climáticas y la época de plantación.

Entre las variedades europeas más interesantes, tenemos: Sponsor, Magnus, Solara, Athos, Setchey, Baccara, o Gracia. Las variedades más utilizadas actualmente son: Snow flake, Macrocarpum, Felthan First, Kelvedon Wonder, Little Marvel, Meteor.

guisantes blancos
Foto de guisantes con la flor blanca

  

Época de plantación de los guisantes, germinación y cultivos.

Existen los siguientes tipos de guisantes según su época de plantación:

- Cultivos tempranos: Plantando alternativamente variedades desde el febrero hasta finales de abril podemos obtener cosechas desde junio a agosto. Dentro de este tipo de variedades tempranas tenemos:

- Primeros tempranos: Pueden plantarse a partir de febrero y pueden recolectarse a partir de los primeros días de junio. Variedades tempranas son Feltham first, Little Marvel o Meteor.

- Segundos tempranos: Pueden plantarse desde principios de marzo y necesitaran unas 14 semanas para empezar a recolectarse. Entre las variedades principales tenemos la Onward, que resiste muy bien el frío o la Hurst Greenshaft.

- Cosecha principal: Es la que se realiza desde finales de marzo a finales de abril. Dentro de esta tendríamos variedades como Recette o Lord Chacelor. Necesitaremos una 14 o 16 semanas para producir frutos.

- Cultivos medios: Son los que se realizan desde mitad de mayo hasta finales de junio. Las cosechas obtenidas con estas variedades pueden recogerse a finales de septiembre.

- Cultivos tardíos: Son los que se realizan a principios de julio para obtener los primeros frutos a principios de octubre. Las variedades utilizadas son las mismas que se utilizan en los cultivos tempranos.

 

¿Qué tipo de guisante es más resistente?

Según la resistencia podemos clasificar los guisantes en dos tipos:

- Guisantes de semillas redondeadas: Son los más resistentes y los que se utilizan en cultivos tempranos o tardíos.

- Guisantes de semilla arrugada: Son menos resistentes y son los utilizados para plantar en primavera.

  

Los guisantes: Utilización

Se utiliza principalmente por sus frutos. Las vainas verdes y las legumbres tiernas como verdura y las legumbres secas se cocinan. La planta entera, incluidos los frutos, se utiliza para la elaboración de piensos. Cuando se planta para forraje se puede hacer puro o en combinación con otros cereales. También existen variedades decorativas.

Se puede utilizar también como planta útil para abonar la tierra dada su capacidad para fijar nitrógeno, por eso resulta conveniente cortar solamente las plantas aéreas y dejar las raíces en el suelo. La descomposición de las mismas incorporará el nitrógeno al suelo ayudando a crecer a otras plantas.

guisante
Foto de guisantes con flor

 

Cosecha y recolección: ¿Cuándo recoger los guisantes?

En general podemos decir que la cosecha de los guisantes debe realizarse un mes después de que hayan florecido plenamente. Si se prefiere comer las vainas tiernas, es importante recogerlas antes de que las semillas engorden.

Recoger los guisantes a tiempo supone una estimulación y ayuda para que la planta pueda hacer engrosar el resto de vainas.

  

Los guisantes y su cultivo: Plagas

Las principales plagas que les afectan son:

- Polilla del guisante (Laspeyresia nigricana): Es la plaga principal del guisante. Se trata de una mariposa que deposita sus huevos en las flores y cuyas orugas se comen los guisantes antes de engrosar. Resulta muy difícil de erradicar y no afecta tanto a las variedades de invierno como a las de primavera. Para atajarla podemos emplear un productos como el fenitrotión o utilizar variedades que produzcan flores fuera de este periodo.

- Pulgón verde (Acyrthosiphon pisum Harris) Se comen las plantas. Necesita un insecticida sistémico.

- Trips del guisante (Kakothrips robustus Uzel) Insectos que penetran con sus mandibulas en las partes verdes produciendo marcas tanto en las vainas como en las hojas.

  

Enfermedades de los cultivos de guisantes

Las principales enfermedades son:

- Antracnosis o rabia del guisante (Ascochyta pisi Lib.): Son hongos que producen manchas sobre todas las partes de la planta. Se desarrollan especialmente en ambientes húmedos y temperaturas cálidas. Requieren un tratamiento con Oxicloruro de cobre .

- Oídio del guisante (Erysiphe poligoni D.C.) Es responsable de cubrir la planta de un polvillo grisáceo.

- Virus del mosaico del guisante: Produce en las hojas manchas de tonos blancos y oscuros que dan lugar a una esclerodermia foliar. Este virus procede generalmente de semillas contaminadas aunque hay otros insectos que pueden transmitirla, especialmente los pulgones. La mejor manera de evitar esta plaga es controlar que las semillas estén libres de contaminación o eliminar los insectos que la transmiten con el insecticida adecuado.

*Más información:

- Tratamiento ecológico de plagas

- Rotación de cultivos

punto rojo Más información sobre los guisantes en el listado superior.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil