indice
Icono de Blog de Plantas
iniciodiccionariorevista gratuitacursosforobibliografiarecomendar

 

REVISTA DE PLANTAS

 

REMEDIOS CASEROS

remedios curativos

 

Medicina alternativa

 

EL CULTIVO DEL LÚPULO

( Humulus lupulus)

 

 








 

 



Características del lúpulo

Planta vivaz dioica de la familia de las cannabináceas de hasta 8 m. de altura. Tallos volubles anuales que se enroscan en cualquier soporte. Hojas verde oscuras palmado- divididas, provistas de 3 a 5 lóbulos dentados. Flores masculinas y femeninas en plantas diferentes. Las primeras son amarillo verdosas y están reunidas en panículas; las femeninas, reunidas en amentos, son de color verde claro. Frutos en aquenio.

El riego en el lúpulo

Necesitan humedad especialmente cuando son jóvenes, aunque aguantan bien la sequía una vez se han desarrollado bien.

Usos del lúpulo

En jardinería se utiliza como planta trepadora, ideal para cubrir vallas o muros resguardados.

Son además bien reconocidas sus propiedades medicinales, muy valoradas desde la antigüedad

El lúpulo se utiliza industrialmente en la fabricación de la cerveza, a la cual otorga su peculiar aroma y sabor al mismo tiempo que permite su conservación.

Puede ingerirse porque resulta comestible. Con sus hojas frescas se pueden preparar ensaladas o se pueden hervir y comer como verdura. Con los brotes tiernos podemos elaborar sopas o tortillas como si fueran espárragos.

Más información sobre las propiedades del lúpulo en el listado superior

Lúpulo. ambiente y exposición

Muy resistente al frío . En estado de reposo puede resistir hasta -20 C, aunque puede resultar dañado por el frío en época vegetativa. Prefiere los climas frescos y húmedos con veranos templados que presenten una temperatura media entre los 16 y los 18 ºC.

Se puede cultivar al sol o semisombra.

Lúpulo. Propagación

Se puede propagar por semillas o por división en primavera o por esquejes en invierno.

Las semillas se plantan en semilleros fríos. La germinación es muy rápida. Una vez puedan manejarse las plantulas se plantan en macetas que se guardan en el interior para trasplantarlas en la próxima primavera o verano.

Mediante división se pueden utilizar el rizoma y plantarlo en primavera directamente en su lugar definitivo. Este es el método más utilizado actualmente y el que prefieren los que cultivan el lúpulo para la producción de cerveza. La mayoría de las veces se buscan rizomas obtenidos por empresas especializadas para disponer de variedades más aromáticas y productivas. Estos rizomas los distribuyen envueltos en algún tipo de mulch y deben plantarse lo más rápidamente posible.

El rizoma puede plantarse horizontalmente en un surco a una profundidad de unos 2,5 o 3,5 cm o puede optarse por plantarlo verticalmente con la yema situada en la parte superior. Sabremos donde se encuentra la yema porque esta presenta un abultamiento. Una vez plantado debe mantenerse la humedad constante, aunque no debe encharcarse el terreno.

Si se quiere plantar por esqueje, al llegar el mes de marzo, se tomará un esqueje de las ramas basales de unos 10 o 15 cm. Este se introduce en una maceta con una mezcla de turba y arena. Se debe guardar en el interior a la sombra, manteniendo la humedad constante para que aparezcan las raíces. Al llegar el próximo verano se trasplanta en su lugar definitivo.

Independientemente del tipo de plantación, deberá prepararse previamente el terreno, removiéndolo bien y añadiéndole una buena cantidad de fertilizante o de estiércol.

 

Lúpulo. Suelo y cuidados.

Crecen mejor en suelos profundos de cualquier tipo, que presenten un buen drenaje. El lúpulo presenta un sistema de raíces dobles: unas verticales que penetran hasta metro y medio de profundidad y pueden alcanzar una amplitud de entre 1,80 y 2, 50 m. Otro sistema radical superficial que se sitúa a 20 o 30 cm bajo la superficie del suelo. Este doble sistema obliga a utilizar terrenos profundos y a ser muy prudente en las faenas de limpieza.

Solamente parecen no soportar los suelos muy arcillosos. Prefieren los suelos neutros o ligeramente ácidos, con un pH aproximado situado entre 6,5 y 7.

El mantenimiento supone librar habitualmente de hierbas. Es mejor realizarlo manualmente evitando no profundizar mucho en el terreno para no dañar las raíces superficiales.

Se le debe proporcionar algún tipo de asidero para que pueda trepar aprovechando sus tallos volubles, que se enroscan en la misma dirección de las hojas del reloj. En caso contrario, el lúpulo se arrastra por el suelo.

En caso de cultivarse extensivamente para la producción del lupulino, se deberá instalar un sistema de alambrada consistente en un entramado de postes que sujetan una serie de hilos de alambre. En principio el lúpulo se va dirigiendo poste arriba para, posteriormente, enrollarse en los alambres.

Al llegar el invierno, la parte externa del lúpulo muere dejando solamente viva los tallos y raíces situados bajo tierra. Cuando esto se produce, se deberán cortar todas las ramas externas a ras de suelo. Posteriormente se queman o se destinan a producir compost. ( Se debe evitar dejar las ramas en cualquier sitio porque, cuando llega el buen tiempo, pueden enraizar fácilmente y extender demasiado su producción)

Es durante esta época cuando se debe preparar el terreno para el renacimiento de la planta en la próxima primavera. Para ello se añadirá estiércol o fertilizante a cada una de los pies y se acolcharán para impedir que el frío pueda dañar la parte viva que permanece debajo de la tierra.

Lúpulo. Recolección, secado y conservación.

En caso de cultivar el lúpulo para la producción de cerveza, se deberán recoger los conos cuando estén maduros. Esto se aprecia por el aroma más fuerte que desprende cuando se friegan entre los dedos. Igualmente el tacto cambia de duro y consistente cuando están verdes a una textura más papirácea y flexible a medida que maduran. También se nota que las brácteas inferiores se vuelven marronosas.

Para secar los conos se puede utilizar un horno e introducirlos en el mismo a una temperatura no superior a los 60 º C. La calidad del producto depende de que las temperaturas no sean muy elevadas.

Los conos también pueden secarse al aire libre. Para ello se extenderán sobre una superficie plana protegida del viento con un paravientos. Para favorecer el secado no se deben apilar demasiado y remover cada día. Se considera que están secos cuando la parte interna de los mismos se rompe al doblarla.

Una vez secos , los conos deben almacenarse en un recipiente seco y hermético y se guardaran en el congelador hasta que se utilicen.

Lúpulo. Plagas y enfermedades

 

Las principales plagas que afectan al lúpulo son los pulgones y las arañas rojas.

Más información sobre el lúpulo en el listado superior

 


www.botanical-online.com
El Mundo de las Plantas

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso