indice
iniciodiccionariorevista gratuitacursosforobibliografiarecomendar

...

 

REVISTA DE PLANTAS

 

REMEDIOS CASEROS

remedios curativos

 

¿ Qué son los nutrientes de las plantas?

 

Denominamos nutrientes a aquellos elementos químicos que las plantas necesitan para poder crecer, mantenerse y producir frutos y semillas.

 

Tipos de nutrientes

 

Existen 16 nutrientes que resultan imprescindibles para la vida de las plantas. Se denominan nutrientes esenciales. Estos se clasifican en dos tipos:

- Nutrientes no minerales: Dentro de este grupo tenemos el oxígeno (0) , el hidrógeno ( H) y el carbono ( C). Estos elementos se encuentran en el aire y en el agua. Las plantas consiguen estos nutrientes a través del proceso de la fotosíntesis. Básicamente, en este proceso las plantas toman el dióxido de carbono ( CO2) y el agua y, mediante la energía del sol, los transforman en hidratos de carbono ( Azúcares y almidones). De esta manera, utilizan estas substancias como alimento para construir su propio organismo.

En un entorno natural, las plantas consiguen estos nutrientes por si mismas. Desde este punto de vista del jardinero, agricultor, hortelano o aficionado al cuidado de las plantas, no debe existir preocupación por las deficiencias de este tipo de nutrientes ya que la planta puede tomarlos del aire o del suelo. Solamente deberemos preocuparnos de que las plantas dispongan de luz necesaria para poder realizar la fotosíntesis. La carencia de agua no afecta tan directamente a la fotosíntesis aunque si que puede afectar al crecimiento y salud de las plantas por lo que también debe tenerse en cuenta.

La luz es necesaria para realizar la fotosíntesis. Sin la luz adecuada la fotosíntesis se ralentiza o incluso se detiene. Así, por ejemplo, la falta de luz, especialmente en plantas rastreras o de tamaño reducido, cubiertas por malas hierbas, puede ocasionar un crecimiento anómalo que se manifiesta generalmente con la aparición de plantas que tienen tallos demasiado alargados, blanquecinos y flojos y con una producción inexistente o raquítica.

- Nutrientes minerales: Son elementos químicos que se encuentran en el suelo y que, debidamente disueltos en el agua, las plantas absorben a través de sus raíces.

Los nutrientes minerales se clasifican en dos tipos:

- Macronutrientes: Se denominan así porque las plantas deben absorberlos en grandes cantidades para su perfecto funcionamiento. Estos a su vez se dividen en dos grupos:

- Nutrientes primarios: Son los que las plantas utilizan más abundantemente y los que primero suelen faltar en el suelo. Son los que las plantas contienen en una proporción más elevada dentro de su composición ya que , todos juntos, constituyen las 3/4 partes de todos los nutrientes minerales de una planta. Por lo tanto, de igual manera, las carencias de estos nutrientes son las primeras que se suelen manifestar en las plantas. Los nutrientes primeros son el nitrógeno (N), el fósforo ( P) y el potasio (K).

- Nutrientes secundarios: No suelen faltar tan habitualmente en el suelo. Los nutrientes secundarios son el calcio ( Ca), el magnesio ( Mg) y el azufre ( S)

- Micronutrientes: Se denominan así porque las plantas deben absorberlos en pequeñas cantidades para que funcionen bien. Se denominan también elementos traza dado que aparecen en trazas o pequeñas cantidades cuando se realiza un análisis químico. Los micronutrientes son el hierro ( Fe), el cobre ( Cu), el zinc ( Zn), el cloro ( Cl), el manganeso ( Mn) , el molibdeno (Mo) y el boro ( B)

 

El cuadro siguiente muestra una visión general de los principales nutrientes, ordenados en cada grupo de mayor a menor cantidad. Entre paréntesis se muestra en primer lugar el símbolo químico de cada uno de ellos y, posteriormente, el porcentaje en que cada elemento aparece en los vegetales.

 

TABLA DE NUTRIENTES ESENCIALES EN LAS PLANTAS
Nutrientes no minerales
Nutrientes minerales

Carbono ( C) ( 40-50 %)

Oxígeno (O) ( 42-44 %)


Hidrógeno (H) (6-7%)

 

Macronutrientes
Micronutrientes

Primarios

Nitrógeno (N) (1-3 %)

Potasio (K) (0.3 - 3 %)

Fósforo ( P)( 0,05 - 1%)

 

Secundarios

Calcio (Ca) ( 0,5 - 3,5 %)


Azufre ( S) ( 0,1 - 0,5 % )


Magnesio (Mg) ( 0,03 - 0,08 %)

Cloro (Cl) ( 0,5 - 0,25 %)

Hierro ( Fe) ( *)

Manganeso ( Mn) ( *)

Cobre (Cu) ( *)

Zinc ( Zn) ( *)

Boro ( B) ( *)

Molibdeno (Mo) ( *)

( *) = trazas

Más información sobre las propiedades de los nutrientes en el listado superior


Deficiencia de nutrientes

 

Las plantas necesitan los nutrientes adecuados en la proporción requerida para vivir en buenas condiciones. Todos los nutrientes son necesarios, por lo que se debe abonar las plantas regularmente para que no presenten deficiencias. Así, por ejemplo, en el caso de falta de nitrógeno se produce el amarillamiento de las hojas y su posterior caída. La planta presenta un desarrollo menor y con pocas hojas. Para enriquecer el suelo en nitrógeno, los agricultores vierten sobre él abonos orgánicos, como el estiércol, nitratos o fertilizantes nitrogenados.

 

( La excesiva densidad de plantas en un espacio reducido produce el agotamiento de los nutrientes del suelo, lo que repercute en la salud y supervivencia de las plantas, tal como se puede apreciar en esta foto de una maceta abandonada en una terraza. Unas plantas aparecen con síntomas de hongos que aprovechan la debilidad de los vegetales para reproducirse. Otras han muerto o sobreviven en malas condiciones)

 

Las plantas deben absorber los nutrientes adecuados y en una proporción adecuada para mantener una buena salud. La carencia de estos elementos se manifiesta en forma de anomalías o enfermedades. Las razones por las cuales las plantas presentan deficiencia de nutrientes son muy variadas pero, básicamente, se reducen a dos: no hay suficientes nutrientes disponibles en el suelo o, aunque haya suficiente disponibilidad , las plantas, por un motivo u otro, no pueden absorberlos.

Más información sobre deficiencia de nutrientes en el listado superior


¿ Cómo solucionar la deficiencia de nutrientes? Test del suelo

 

Existen ciertos indicios que pueden hacernos pensar en una deficiencia de nutrientes o una incapacidad de la planta para absorberlos por las peculiares características del suelo. Así por ejemplo, si comprobamos que las hojas poco a poco se van resecando, especialmente en los bordes o en las puntas, si vemos que el abono orgánico tarda demasiado tiempo en descomponerse, si notamos que los tréboles no nacen o que prosperan las orquídeas, si el agua, después de la lluvia, se suele encharcar, todo ello puede constituir síntomas de un suelo ácido. Necesitaremos mejorar el pH de ese suelo para que un planta se pueda recuperar.

Las personas experimentadas en el cultivo de las plantas pueden darse cuenta por el aspecto de las mismas , especialmente por las muestras en las hojas, de una posible deficiencia. Sin embargo, dado que muchas deficiencias se manifiestan con síntomas diferentes, la mejor solución es realizar un test del suelo. Los tests del suelo consiguen averiguar la proporción y la disponibilidad de los nutrientes en lugar determinado. Con ello, se consigue saber de antemano si un cultivo determinado podrá desarrollarse con plenas garantías o deberán aplicarse las enmiendas necesarias para hacerlo posible. Unas veces, por ejemplo, será necesario añadir algún tipo de fertilizante; otras veces, habrá que cambiar el pH; algunas veces nos veremos obligados a realizar varias tareas a la vez.

Aunque realizar un test del suelo supone unos gastos, de hecho en la mayoría de las ocasiones representa una ventaja mayor que intentar solucionar los problemas con la intuición o el tanteo. Por ejemplo, se tiende a rebajar la acidez de un terreno añadiendo cal, pero una adición demasiado elevada puede alcalinizar demasiado el suelo lo que hará que las plantas no puedan disponer de nutrientes como el hierro o el manganeso. Todo ello puede llevar a una rueda de correcciones en la que los gastos correctores globales sean al final mucho mayores que si se hubiera realizado un test inicial del suelo .

 

¿ Cuándo es conveniente realizar un test del suelo?

 

Se recomienda utilizar este procedimiento en los siguientes casos:

- Antes de empezar cualquier tipo de plantación nueva.

- Cada tres o cuatro años para plantas establecidas: Dentro de este apartado entrarían las plantas perennes como los árboles, el césped o los arbustos,

- Siempre que se sospeche que alguna plantación determinada presente algún tipo de deficiencia.

 

Más información sobre nutrientes en el listado superior


www.botanical-online.com



El mundo de las Plantas

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso

Diseño:

dibujosparapintar.com