Revista de Plantas de Botanical-online

Alimentos ricos en hierro

Toxicidad de la Melisa

¿Puede ser tóxica la melisa?

Dibujo de la planta

La hierba de melisa, en usos medicinales adecuados, no presenta toxicidad, aunque se tienen que tener en cuenta una serie de efectos secundarios y contraindicaciones.

Sin embargo, el aceite esencial de melisa es extremadamente tóxico. Por eso, se exige para utilizarlo que esté bien diluido.

Incluso diluido, no debe tomarse en ciertas situaciones.

¿Por qué el aceite esencial de melisa es tóxico?

El aceite esencial de melisa, que se extrae de la planta, es tóxico porque presenta una serie de componentes con propiedades tóxicas. Entre ellos, los más importantes son:

- Citral

- Ácido protocatecuico: Tóxico para los riñones y el hígado

- Benzaldehído: narcótico

- Metil-eugenol: narcótico

- Eugenol: neurotóxico, depresor del sistema nervioso central

- Linalool: Depresor del sistema nervioso central

- Geraniol: emético (vomitivo)

- Mirceno: irritante

- Citronelal: irritante

- Citronelol: irritante

- Eugenol:irritante

- Timol:irritante

¿Qué síntomas presenta la intoxicación con aceite esencial de melisa?

El aceite esencial de melisa no diluido es muy tóxico. En grandes dosis produce narcosis y esta considerado un estupefaciente. Dosis superiores a 2 g al día tienen producen hipotensión, pulso lento y dificultad respiratoria.

Entre los principales síntomas que puede producir una intoxicación por aceite esencial de melisa tenemos los siguientes:

- Temblores

- Convulsiones

- Somnolencia

- Alucinaciones

- Debilidad muscular

- Problemas respiratorios

- Convulsiones

Más información sobre la melisa.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil