Revista de Plantas de Botanical-online

Alimentos ricos en hierro

ENFERMEDADES DE LAS PLANTAS: LA ROYA

Características de la roya

¿Qué es la roya?

La roya es una enfermedad de las plantas producida por hongos, principalmente de los géneros Puccinia y Melampsora.

Se produce generalmente sobre las hojas tanto en árboles como arbustos, plantas de interior, árboles frutales, verduras y hortalizas.

Se distingue principalmente por la presencia de pequeños abultamientos rojizos o marrones en el envés de las hojas, que son, en realidad, las esporas acumuladas en esta zona. Por el haz de la hoja se corresponden con manchas amarillas o con porciones de hojas más descoloridas.

¿A qué plantas afecta la roya?

Muchas flores, como azaleas, crisantemos, claveles, Bocas de dragón, dalias, pelargonios, ficus o begonias, son afectadas por este tipo de hongos, especialmente cuando se cultivan en invernaderos con mucha humedad en el ambiente o cuando se cultivan en casa y no se les proporciona un riego suficiente a las raíces.

La falta de riego debilita la resistencia de los ejemplares y puede ser una tan determinante de infección como el exceso de humedad

Otras veces, en ciertas plantas, el ataque se produce sobre los tallos, originando una especie de pústulas de color marrón oscuro o amarillo naranja que, en los casos más graves, pueden ocasionar la muerte de los mismos.

Unas condiciones elevadas de humedad favorecen la dispersión de las esporas. Otras veces estas son dispersadas por el viento.

Tratamiento y prevención de la roya

Para disminuir los riesgos de infección es conveniente no juntar demasiado las plantas y distribuirlas en lugares ventilados. Un mejor drenaje del suelo y una limpieza del mismo también favorecerá que la humedad remanente sea menor. Es necesario quemar las hojas o las ramas y tallos infectados.

El tratamiento de esta enfermedad puede realizarse con la aplicación de fungicidas como mancozeb que impiden que la enfermedad progrese e invada las hojas no afectadas.

Puede recurrirse a un tratamiento ecologico a base de plantas como cola de caballo o ajenjo (Más información en plantas para las plagas)

Variedades o tipos de roya

Entre los principales tipos de roya tenemos:

- La roya de la menta: Esta ocasionada por el hongo Puccinia menthae que afecta a los tallos de la menta. especialmente a los tallos nuevos de primavera. Se traduce en forma de abultamientos de color naranja y deformidades en los brotes afectados. De no tratarse la infección, posteriormente se extenderá hacia las hojas y producirá la caída de las mismas.

Para evitar su empeoramiento se deben cortar las partes afectadas. En caso de infección generalizada es mejor eliminar toda la plantación.

- La roya de la estrelitzia: Es una enfermedad que ha comenzado a atacar a algunos ejemplares últimamente en las zonas cálidas. Esta causada por la bacteria Xanthomas campestris, un microorganismo que se alimenta de tejidos vegetales de la menta. Causa manchas de color marrón rojizo en las hojas y en los pecíolos de las mismas.

Es una enfermedad que se produce por el exceso de humedad combinado con una temperatura superior a 21 ºC.

Se recomienda prevenir la aparición de la enfermedad utilizando semillas o hijuelos no contaminados y dejar más espacio entre las plantas para conseguir una mejor ventilación. Procurar utilizar un sistema de riego que no moje las hojas.

El uso de un abonado adecuado parece ser positivo en el control de esta plaga. En caso de fallar la prevención se puede utilizar un bactericida de cobre de acuerdo a las condiciones del prospecto.

- La roya de los ciruelos: Esta producida por el hongo Tranzschelia pruni-spinosae var. discolor. Al igual que en la mayoría de las royas las manchas amarillas que produce la acumulación de esporas en el envés de las hojas de los ciruelos que coincide con la decoloración de la parte correspondiente en el haz.

La prevención de esta enfermedad supone aportar más fuerza a los árboles con el acolchado, el riego y el abonado adecuado. Es importante la quema del material infectado y la aplicación de fungicidas como el zineb o thiran en los árboles afectados.

- La roya del membrillero: Esta ocasionada por el hongo Fabraea maculata (= Diplocarpon maculatum) que origina manchas de color rojo en el envés de las hojas que ennegrecen con el tiempo. Se debe eliminar el material infectado y aplicar fungicidas al comenzar a nacer las hojas al principio de primavera (cobre o caldo bordelés)

- La roya del abedul: Enfermedad causada por el hongo Melampsoridium betulinum, que ataca las hojas del abedul, constituyendo una de las principales enfermedades en los países donde este árbol es muy abundante como Finlandia. Se caracteriza por la aparición de manchas redondas de color naranja en el envés de sus hojas. El hongo también ataca el tronco de los árboles y hace que esta se rompa con facilidad.

- La roya del grosellero: Es otro hongo que aparece en verano. Se manifiesta en forma de manchas de color amarillo que luego enrojecen. También pueden observarse los puntos rojo anaranjados que son las esporas de este hongo. La enfermedad produce el debilitamiento del grosellero y malformaciones en las hojas. Debe utilizarse un fungicida adecuado en los primeros síntomas de la enfermedad.

- La roya de las lentejas y las habas : Es una enfermedad producida que afecta a las leguminosas como las lentejas o las habas. Está producida por el hongo Uromyces fabae.

Produce principalmente manchas de color marrón en las hojas que van ennegreciendo y produciendo la caída de las hojas o de las flores o la perdida de los frutos. Es una enfermedad que se aprovecha de la humedad ambiental elevada.

La mejor forma de evitarla es utilizando variedades de porte elevado, distanciar las plantas para facilitar la ventilación de las mismas o realizar rotaciones con otras plantes por periodos de 3 años.

- La roya de los rosales: Esta producida por el hongo Phragmidium mucronatum que ataca los rosales ocasionando manchas de color amarillo en el haz de las hojas y abultamientos con esporas amarillentas por el envés que, progresivamente, a medida que avanza el otoño se van oscureciendo y producen la caída prematura de las mismas. Los tallos afectados contienen callosidades y presentan una falta de vitalidad considerable.

Es importante eliminar las hojas caídas donde se encuentran invernando la mayoría de las esporas para evitar la futura infección. Es vital proporcionar un riego adecuado para evitar que las raíces se encuentre sobre un terreno demasiado reseco. (Acolchar adecuadamente los rosales favorece la retención de la humedad del suelo) Igualmente, no debemos permitir que se encharque el suelo.

Proporcionar una buena aireación espaciando bastante los ejemplares es una buena forma de proteger los rosales contra el contagio. Resulta de mucha ayuda la aplicación de un abono foliar en la época de crecimiento para aumentar la vitalidad de las plantas y que puedan resistir mejor la infección.

El tratamiento de la infección supone la utilización de fungicidas, como el thiram, zineb y, principalmente, aquellos que contienen oxicarboxina.

Otros tipos de roya son: La roya de los ajos (Puccinia allii), la roya del jacinto (Uromyces muscari) que afecta a otras plantas similares como el muscari o la scilla, la roya de los pensamientos (Puccinia violae)

Más información sobre el cuidado de las plantas.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil