Alimentos ricos en hierro

Revista de Plantas de Botanical-online

Toxinas de la carne

Tipos de tóxicos que se pueden encontrar en la carne

Tóxicos de la carne y vegetarianismo

Está creciendo el miedo al consumo de carnes debido a las sustancias que estas contienen y que se añaden durante su procesamiento, ya que, en muchos casos, se consideran componentes perjudiciales para la salud del consumidor. Por este motivo, entre otros, cada vez existe más gente que realiza una alimentación vegetariana o que decide comer menos carne.

CHOPED
Dentro de las carnes, los embutidos son uno de los alimentos con más grasas saturadas. Además contienen cantidades elevadas de productos añadidos. Entre otros, muchos conservantes, colorantes, antioxidantes y una cantidad muy elevada de sodio

Miedo al consumo de carne

A las carnes de las granjas, ya sean de pollo, ternera, cerdos,… se les añaden una serie de sustancias que se transfieren a quienes consumen su carne o lácteos, lo que puede acarrear una serie de posibles consecuencias sobre la salud del consumidor.

La carne es comestible, nutritiva y no tóxica. Partiendo de que consumir carne de calidad y de forma moderada no es perjudicial, cada vez se da más importancia a la necesidad de disminuir el consumo de carne, principalmente por los siguientes motivos:

  • Productos tóxicos de las carnes: Entre los principales se encuentran antibióticos, dioxinas, plaguicidas, hormonas, y otros posibles contaminantes como restos de plásticos y partículas persistentes.

  • Impacto ecológico de la carne: Comer carne a diario no es sostenible y conlleva problemas ambientales muy graves, como la contaminación de las aguas.

Véase a continuación cada tema más desarrollado.

Antibióticos en las carnes

Medicamentos veterinarios, como los antibióticos, que pueden resultar tóxicos para el consumidor si no se ha respetado el tiempo de espera que se requiere para que disminuyan los residuos del medicamento. Para los huevos y la leche el tiempo de espera es de una semana, para la carne es de 4 semanas.

Cada vez se está extendiendo más el uso de antibióticos en los animales de granja. Al comer carne, nos atiborramos de antibióticos. Con ello solo conseguimos que los microorganismos que nos infectan se hacen más resistentes en nuestro cuerpo y cada vez les afectara menos el medicamento, con lo cual, podemos decir que se acostumbran a esta sustancia y nuestro cuerpo no reacciona como debiera ante una infección.

Dioxinas en la carne roja y lácteos

Contaminantes como las dioxinas, que se almacenan en el tejido graso de los animales de granja y que pueden comportar una toxicidad al ser ingerida la grasa del alimento. Estas sustancias actuarían como disruptores endocrinos.

Más del 90% de la exposición humana a las dioxinas se produce por medio de la ingestión de alimentos que contienen dioxinas. La mayor parte de dioxinas residen en alimentos como las carnes, leche y productos lácteos, pescado y crustáceos.

Plaguicidas en la parte grasa de la carne y lácteos

Aunque automáticamente pensemos en verduras y legumbres, lo cierto es que las principales fuentes de pesticidas NO son los vegetales. Los alimentos más ricos en plaguicidas son los de origen animal ricos en grasas, debido a que los animales bioacumulan los plaguicidas de los piensos en su tejido adiposo. Contiene más plaguicida una carne roja que una verdura fresca. (Por otra parte, eso no quita que también sea aconsejable lavar las frutas y verduras).

La carne finalmente obtenida se encuentra contaminada por plaguicidas porque el animal, durante toda su vida, ha consumido pienso que contiene plaguicidas, y acaba así pasando al humano.

carne
Foto de carne ecológica. Se recomienda evitar el uso excesivo de plásticos

Plásticos de las carnes

Actualmente las carnes también son una fuente de exposición a contaminantes plásticos, que se encuentran en los envases en los que se encuentran. Cada vez se hace más importante evitar el uso indiscriminado de plásticos en la alimentación. Por ejemplo, una alternativa sería ir a comprar a la carnicería con el táper o lonchera de cristal (también denominado fiambrera, tartera, tarrina, lonchera o portaviandas, según región).

¿La carne tiene hormonas?

Tanto en Europa como en Estados Unidos se pueden utilizar hormonas para estimular el crecimiento y engorde de los animales, aunque la legislación es diferente y se permiten distintos tipos de hormonas en cada caso.

Se pueden utilizar dos hormonas naturales (progesterona y testosterona) y tres hormonas sintéticas (acetato de trembolona, zeranol y acetato de melengestrol), como agentes para potenciar el crecimiento de los animales y para incrementar la producción de leche en vacas.

¿Son peligosas las hormonas de la carne?

El problema para la salud del uso de hormonas en animales radica fundamentalmente en el riesgo del consumo de carnes con, por ejemplo, hormonas estrogénicas, pues se sabe que una exposición elevada a los estrógenos podría aumentar el riesgo de cáncer de mama. Sin embargo, el Comité de la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria), tras analizar las distintas evidencias científicas sobre el tema, determinó que la presencia de estas sustancias en la carne no supone un peligro para el consumidor.

Por otra parte, el uso de la hormona beta-estradiol 17 no se permite en Europa, ya que estudios sugieren su posible relación con el cáncer.

Medicamentos en la carne

Suministrar hormonas de crecimiento o antibióticos al ganado para aumentar el engorde o la producción de leche es un tema muy controvertido.

Por una parte, el uso indiscriminado de antibióticos provoca la aparición de especies de bacterias resistentes a los antibióticos, que tienen como consecuencia la aparición de enfermedades humanas que pueden ser difíciles de curar. Además, los animales pueden tener restos de medicamentos como el clembuterol (anabolizante), lo que podría tener consecuencias desconocidas sobre la salud del consumidor. También podría ocurrir que determinados medicamentos produjeran reacciones alérgicas a consumidores con alergia a estos. Para evitarlo, estos siguen estrictos controles y tiempos de espera antes del sacrificio.

Cabe mencionar que en ningún caso se discute el uso de medicamentos en animales de forma terapéutica, sino solamente aquellos destinados a aumentar la producción o acelerar el crecimiento del animal. Algunos ejemplos son los tireostáticos que se utilizan para ralentizar el metabolismo de los animales (tiroides) y que éstos engorden más.

Actualmente está prohibido el uso de medicamentos y de la mayoría de hormonas para aumentar la producción. Sólo se permiten en situaciones puntuales exclusivamente con fines terapeúticos o zootécnicos y bajo control veterinario.

toxicos de la carne
Lámina sobre los diferentes tipos de tóxicos que contiene la carne. Las carnes ricas en grasas, como la carne roja o los embutidos, contienen más tóxicos.

Aditivos de la carne procesada

Las carnes que contienen más aditivos son las carnes procesadas, como el embutido, los fiambres, las hamburguesas, etc. Los aditivos que han provocado más controversia son los nitritos que se utilizan por ejemplo en los embutidos o salchichas: los nitratos se convierten en nitrosaminas cancerígenas durante la cocción y durante su digestión.

¿Mal de las vacas locas?

El mal de las vacas locas es una enfermedad denominada encefalopatía espongiforme transmisible que actualmente está controlada mediante estrictos controles sanitarios. No se puede encontrar en la carne que se comercializa.

¿Puede intoxicarnos comer carne?

Como alimento nutritivo, la carne es susceptible de ser atacada por numerosos microorganismos que se alimentan de su descomposición. Una mala conservación o preparación de la carne puede provocar intoxicaciones o infecciones alimentarias:

intoxicacion carne
Intoxicación por comer carne

Cocinar la carne con una sartén en mal estado

Finalmente, si se cocina la carne en una sartén de teflón en mal estado, se están ingiriendo compuestos tóxicos que desprende la propia sartén antiadherente cuando está rayada o mal cuidada. Estos componentes son persistentes y pueden permanecer en el cuerpo durante décadas.

sarten de teflon
Peligros de la sartén de teflón

Más información sobre el tóxicos de la carne.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil