LAS PRESAS DEL LEÓN

¿Qué presas caza el león?

Durante la estación de lluvias, los leones cazan sobre todo cebras y ñúes. En la estación seca de la sabana, cuando los rebaños de herbívoros se van, cazan principalmente gacelas de Thomson, algunos alcefalos, facoqueros y búfalos. Si el león encuentra un ñu o cebra enfermo, débil o con cualquier dificultad física, no duda en atacarlo. Sin embargo, el león tiene menos posibilidad de seleccionar sus presas que el lobo o el licaón, que persiguen a la presa elegida hasta el agotamiento.

Los leones, si pueden elegir entre una presa grande y una presa pequeña, atacan siempre la presa grande. Ello explica porque los leones cazan muchos más ñúes que gacelas, mucho mas pequeñas. Este gran felino prefiere la cebra al ñu, aunque le es más difícil de cazar, algo que podría obedecer a un simple gusto por esta presa adquirido y transmitido de generación en generación.


En la imagen: foto de leona

Las leonas son las que suelen cazar, no los machos

Las principales presas del león son el ñu, la cebra y los antílopes de parecida talla. En menor porcentaje, los leones también cazan presas más pequeñas, como gacelas, impalas, facoceros y presas más grandes, como búfalos y jirafas.

Ocasionalmente, el león se alimenta de tortugas y grandes reptiles, como pequeños cocodrilos.

Como todos los carnívoros, con finalidades digestivas, estos animales comen hierbas y, a veces, las obtienen del estómago de sus presas.

El león incluso se atreve con el imponente rinoceronte. Se han observado algunos pocos casos de ataques de leones a rinocerontes con fatales consecuencias para los últimos.

Se han observado casos de leopardos adultos sorprendidos en pleno día por la manada de leones que terminan a veces en muerte, devorados por los grandes felinos.

En cambio, los grandes felinos muestran una gran respeto por los elefantes. Al paso de una manada de elefantes, estos grandes cazadores abandonan el lugar presurosos, dejándoles vía libre. Aunque las crías de elefantes raras veces se separan de sus madres, se han constatado casos de pequeños elefantes muertos y devorados por leones. También se conocen casos de leones muertos por elefantes cuando estos últimos defendían a sus crías.

El león también come carroña

Los leones son grandes oportunistas, ya que cualquier presa o carroña les es buena. Estos felinos, si tienen la posibilidad de robar la presa a las hienas, leopardos o buitres, no dudan en hacerlo. Cuando no tienen disponibilidad de carroñas, los leones no tienen más remedio que cazar.
En los leones se ha observado casos de parasitismo en que especialmente los machos pero también a veces las hembras roban la comida a las hienas en cuanto tienen la oportunidad y no desprecian cualquier carroña que puedan encontrar. Los leones consiguen una gran parte de su alimento expulsando a las hienas de sus festines.

El león puede ser caníbal

En determinadas ocasiones, los leones practican el canibalismo y se comen a sus congéneres. Sin embargo, especialmente en estos animales sociales, existen mecanismos inhibidores del canibalismo. Es posible que en estos grandes felinos sólo se de el canibalismo entre miembros de clanes distintos o cuando un individuo aparece accidentalmente muerto

Hay autores que sostienen que la evolución social del león es aún imperfecta, ya que se sabe de machos que han matado cachorros sobre la presa que compartían.

* Ver más sobre: Alimentación del león

Más información sobre alimentación de los animales en el listado superior.

Otros artículos de interés

Hazte fan en Facebook
Hazte fan en Facebook

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.