Características de la artemisa

¿Qué es la artemisa?

Características de la artemisa (Artemisia vulgaris L.)

Nombre vulgar: Artemisa, altamira, artemisia, artemaga. A veces se denomina hierba de San Juan (No confundir con el hipérico)

Nombre científico: Artemisia vulgaris L.

* Ver: Artemisa en otros idiomas

Familia: Asteráceas (Asteraceae), antiguamente llamadas Compuestas

Hábitat de la artemisa: ¿Dónde crece esta planta?

Crece en lugares con cierta humedad, suelos ricos en materia orgánica y bien nitrogenados. Ocasionalmente puede formar colonias, e incluso puede llegar a ser invasora.

La podemos encontrar en lugares próximos a ríos y fuentes, mezclada en los zarzales, en la orilla de caminos, márgenes de huertas y terraplenes. Puede aparecer de manera esporádica en algunos jardines. Prefiere los suelos nitrogenados y no muy soleados.

Descripción botánica de la artemisa

Planta con un tallo largo, rojizo, de consistencia leñosa. La artemisa es una planta herbácea anual, lo que significa que su rizoma, leñoso y persistente, permanece enterrado en el suelo y permite que la planta esté latente en invierno, y aparezca de nuevo cada primavera. Empieza sacando dos pequeñas hojitas, casi a ras de suelo, y su tallo se va elevando, hasta alcanzar, en algunos ambientes, hasta 1 m de altura, aunque su medida más habitual está alrededor de los 60-70 cm. Florece a lo largo del verano y se marchita y se seca totalmente, en otoño.

En primavera se presentan las hojas, en disposición alterna, todas ellas profundamente divididas y sinuosas, y con el pecíolo muy corto. Su color es verde intenso en el haz, cuando la planta es joven, y más oscuro a medida que va siendo adulta. El envés de las hojas es blanquecino, con las nerviaciones muy marcadas y de apariencia levemente pilosa y suave.

Sus flores no tienen atractivo visual, son pequeñas, casi minúsculas, dispuestas a lo largo de una panícula ramificada, con multitud de cabezas florales unas al lado de otra. Con ayuda de una lupa, podremos percibir su color amarillento o rojizo. El capítulo floral se compone de 10 o 12 flores, de color amarillo. A final de verano, sus minúsculos aquenios han madurado ya y la planta se seca.

Partes utilizadas

Hojas y sumidades floridas.

artemisia artemisa pastel planta
Foto recolectando artemisa (Artemisia vulgaris). Una de las características de esta planta es el color pálido que presenta en el envés de las hojas.

Recolección de la artemisa

Toda la planta desprende un olor muy potente y fuerte, sobre todo, cuando se frotan sus hojas. Este aroma no gusta a todo el mundo, algunos lo califican de nauseabundo, y en cambio, a otras personas, les cautiva por su persistencia embriagadora, que en ocasiones les recuerda a los crisantemos, de la misma familia de las Asteráceas.

Posibles confusiones de la planta

¡¡¡No confundir la planta con el acónito o matalobos (Aconitum napellus), la planta más venenosa de Europa!!! La confusión es más probable cuando la planta aún no presenta flores.

Composición de la artemisa

Consta que la planta contiene:

  • Aceite esencial (0,03-0,3% o 1-2%): El contenido puede variar tanto cuantitativamente como cualitativamente según el tipo de cultivo y la procedencia de la planta. En general, los componentes principales son: 1,8 cineol, alcanfor, linalol, tuyona, 4-terpineol, borneol, alfa-cadinol, espatulenol y diversos monoterpenos.
  • Lactonas sesquiterpénicas: Vulgarina, psilostaquiína.
  • Heterósidos de flavonoles: Rutina.
  • Taninos
  • Cumarinas: Esculetina, esculina, umbeliferona, escopoletina, cumarina.
  • Otros componentes: Fibra, betacarotenos, poliacetilenos, triterpenos, sitosterol, estigmasterol.

¿La artemisa es perjudicial por su contenido en tuyona?

El olor y sabor característico de la artemisa viene dado por una substancia llamada tujona o tuyona. Además de esta sustancia, en el aceite esencial de la planta también se encuentra el alcanfor y el cineol (olor a eucaliptus). De hecho, el aroma de la artemisa evoca a un cierto olor de alcanfor dulzón.

El contenido en tuyona de la artemisa puede hacer dudar de sus bondades, debido a que la tuyona pura está considerada una substancia tóxica para el hígado y el sistema nervioso y, en caso de sobredosis, su uso puede tener malas consecuencias. Sin embargo, el contenido de tuyona y cineol en la artemisa es ínfimo (sólo en una proporción del 0,1%) y por ello no se considera una planta tóxica, sino que es una de las plantas medicinales con más tradición e historia. Sin embargo, como toda medicina, debe ser administrado en la medida adecuada.

  • Los expertos no recomiendan realizar tratamientos con esta planta durante más de 10 días seguidos, debido a su contenido en tuyona.

Sus componentes y la equilibrada proporción de los mismos la han convertido en una planta medicinal históricamente muy apreciada y utilizada. Aparte de esos dos aceites esenciales, la artemisa contiene otros componentes que la convierten en una planta medicinal y comestible adecuada.

Propiedades de la artemisa dibujo
Propiedades de la artemisa

Más información sobre la artemisa.

Este artículo ha sido avalado por Julián Masats - Ingeniero técnico agrícola especializado en hortofructicultura y jardinería.
Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

17 febrero, 2021

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.