Frutos silvestres tóxicos de color negro

Este artículo ha sido avalado por Julián Masats - Ingeniero técnico agrícola especializado en hortofructicultura y jardinería.

Tipos de frutos silvestres venenosos de color negro

Existen multitud de plantas que producen frutos negros. Seguro que muchas veces han visto alguno paseado por el bosque, o incluso en un jardín, y se han quedado con la duda sobre si es un fruto tóxico, o si es bueno para comer.

Hierba mora o tomatillo del diablo: los frutos son tóxicos.

¿Los frutos negros del bosque se pueden comer?

Algunos frutos de color negro son muy tóxicos (¡incluso mortales!), y otros son comestibles. La mayoría de estos frutos los encontraremos en verano y comienzo del otoño, que es cuando se encuentran en maduración.

Como norma, nunca hay que comer nada de lo que no se conozca su comestibilidad. El presente artículo permite la identificación de los principales frutos negros tóxicos, con la finalidad de aprender a identificarlos, advertir a los excursionistas, y evitar posibles accidentes.

Belladona: los frutos negros más venenosos

La belladona (Atropa belladona) es una planta muy venenosa de la familia de las Solanáceas. Sus frutos son negros, de apariencia sólida y muy brillante, redondos, de 1 cm de diámetro o poco más. El fruto es jugoso, con semillas negras en su interior en forma arriñonada. Su sabor es algo dulce, lo cual puede inducir a la ingestión accidental de los mismos, siendo uno de los frutos más peligrosos del bosque.

El fruto de la belladona es uno de los más venenosos del bosque.

Breve descripción de la planta: Planta herbácea de gran porte, en ocasiones de apariencia leñosa, alcanzando fácilmente la altura de una persona. Hojas color verde intenso, lanceoladas. Florece a finales de primavera y a partir de agosto  sus bayas ya están maduras.

Hábitat: Suele encontrarse en lugares umbríos y frescos de la montaña media, en enclaves de maleza, orillas de caminos y escombreras.

Características: Resulta muy característico el cáliz estrellado en el que se inserta el fruto maduro. Su jugo es de color morado.

Toxicidad: Los frutos son extremadamente tóxicos. Los alcaloides de sus bayas, como la atropina, hiosciamina y escopolamina,  tienen la propiedad de paralizar el sistema nervioso, llegando a producir el fallecimiento de las personas por incapacitarles la respiración o el latido del corazón. La ingestión de entre 3 y 4 frutos pueden matar una criatura, y más de 10 bayas, pueden producir el fallecimiento de un adulto.

Cornejo: un arbusto típico de los bosques mediterráneos

El cornejo (Cornus sanguínea) es un arbusto de la familia de las Cornáceas. Produce un racimo de frutillas del tamaño aproximado de un guisante, de color negro azulado, aspecto brillante, con pedúnculo rojizo. Crecen formando un ramillete de pequeñas drupas.

Breve descripción de la planta: Arbusto de hoja caduca, hojas opuestas y ovaladas, ramificado, que puede alcanzar los 3 m. de alto. Flores en forma de corimbo, de color blanco en primavera. Fructifica a lo largo del verano.

Hábitat: Crece en lindes de bosque, bordes de campos abandonados incultos y zonas de maleza.

Toxicidad: Los frutos tóxicos.

Durillo: frutos negros azulados en corimbos… también tóxicos

fruto negro toxico
Frutos de durillo (Viburnum tinus)

El durillo o laurel salvaje (Viburnum tinus) es un arbusto perenne de la familia de las Caprifoliáceas. Sus frutos están dispuestos en forma de umbela, de tamaño menor a una lenteja pardina, negro brillante y tornasolado, de forma ligeramente ovoidea.

Breve descripción de la planta: Arbusto de hoja perenne, con multitud de ramas y un follaje muy denso. Por ello se utiliza también para construir setos y separaciones. En el inicio de la primavera florece formando llamativas umbelas blancas o rosadas. Fructifica a partir de verano.

Hábitat: En estado salvaje suele crecer en colonias, en lugares umbríos y preferentemente frescos, aunque soporta bien el calor.

Toxicidad: Frutos tóxicos

Yezgo: ¡No confundirlo con el saúco!

Ébolo o yezgo

El ébolo, sauquillo o yezgo (Sambucus ebulus) es un arbusto venenoso de la familia de las Caprifoliáceas, emparentado con el saúco (Sambucus nigra). Presenta pequeñas bayas, unas al lado de otras, todas muy prietas, formando un pomo de frutillas, como mirando al cielo.

Breve descripción de la planta: El yezgo es una planta herbácea, anual, que a pesar de su altura de aproximadamente un metro, desaparece completamente en invierno y crece nuevamente en primavera. Sus hojas son imparapinnadas y parecidas al saúco.

Toxicidad: Frutos muy tóxicos

Posibles confusiones: Se pueden confundir con el saúco (de su misma especie), pero en éste último, los frutos maduran con el pedúnculo colgando del árbol, en dirección al suelo, mientras que en el yezgo, maduran mostrando toda la superficie del corimbo fructificado hacia al cielo. Véase el artículo en detalle sobre las diferencias entre el saúco y el yezgo.

Emborrachacabras: muy abundante y muy tóxica

Emborrachacabras con sus frutos negros.

La planta emborrachacabras (Coriaria myrtifolia) pertenece a la familia de las Coriáceas. El fruto, del tamaño de un guisante, crece en pequeños grupos, colgando a lo largo del tronco, consta de cinco granitos, en forma de gajo, unidos y dispuestos formando piña. En su momento de madurez son de color negro brillante y al aplastarlos aparece su jugo rojo intenso, de la misma tonalidad que las zarzamoras, con las que se pueden confundir ya que comparten hábitat.

Breve descripción de la planta: Arbusto de hoja caduca, con ramas  largas, hasta 2 m. o algo más, de apariencia sarmentosa, hojas lanceoladas, verde intenso.

Hábitat: Invade, crece y persiste en terrenos y jardines abandonados, pedregales, orillas de torrentes y compartiendo hábitat con las zarzas. Ello supone que los frutos del emborrachacabras pueden confundirse con las zarzamoras. Este es el principal riesgo.

Toxicidad: Frutos extremadamente tóxicos.

Hiedra: una planta de jardín con frutos negros tóxicos

La hiedra (Hedera hélix) es una liana de la familia de las Araliáceas. Los frutos son muy menudos, del tamaño de una lenteja pardina, agrupada con otras varias, que penden de un mismo pedúnculo, presentando un conjunto de frutos en forma redondeada. Bayas de forma redonda pero ligeramente aplanadas en su parte externa. Color negro mate, más bien duras.

Frutos de la hiedra

Breve descripción de la planta: Planta de hoja perenne, que vive encaramada en las paredes, muros, casas abandonadas, y sobre todo, le encanta trepar en un árbol, al cual, con el tiempo, acaba ahogando y matando. La hiedra tiene las hojas relucientes, verde oscuro, y en las ramas más jóvenes produce una flor muy perfumada, en forma de umbela, que florece a finales de verano, muy frecuentada por las abejas. Su fruto madura a lo largo del invierno, siendo uno de los pocos alimentos para los pájaros en la estación fría.

Hábitat: Crece en lugares abandonados, bosques, y acaba invadiendo cualquier espacio, arrastrándose por el suelo o verticalmente, con sus potentes raicillas.

Toxicidad: Bayas muy tóxicas

Hierba mora o tomatillo del diablo

La hierba mora (Solanum nigrum) es una planta tóxica de la familia de las Solanáceas. Las bayas, de color negro en su madurez, no son más grandes que el tamaño de un guisante. Puede crecer formando pequeños racimos, lo que nos recuerda a los tomates, de su misma familia.

Hierba mora

Planta herbácea anual, no suele sobrepasar el medio metro de altura, aún en lugares muy fértiles. Hojas verde grisáceo, lanceoladas y ligeramente sinuosas. Su menuda flor nos recuerda la de la patata, pero en miniatura, y cuando echa el fruto, se parece mucho a un tomate en miniatura, pero de color negro.

Hábitat: Por su carácter de planta adventicia, suele crecer en terrenos cultivados, como mala hierba, especialmente en huertos o a orillas de arroyos, donde la tierra esté removida, en zonas de escombros, jardines…

Toxicidad: Tóxica. Su toxicidad es controvertida, puesto que en su fase de madurez total, parece ser que desparecen sus alcaloides tóxicos, lo cual permite su consumo. En algunas poblaciones europeas su consumo tiene cierta tradición… Su toxicidad viene dada por los alcaloides tóxicos (en particular, la solanina), contenidos en las semillas de los frutos inmaduros, pero parece ser que desaparece por completo en los frutos totalmente madurados. Por tanto, de ahí se deduce que la pulpa no tendría toxicidad, al menos en frutos maduros. De hecho, algún autor coloca la hierba mora en la lista de frutos silvestres comestibles (atendiendo siempre a las consideraciones citadas). Cada uno debe de analizar la conveniencia de tomarlas  o no y  valorar si es realmente necesario correr el riesgo.

Laurel: sus frutos negros también son tóxicos

Fruto del laurel, parecido a una oliva.

El fruto negro del laurel (Laurus nobilis) lo encontramos en los pies hembra de esta planta dioica de la familia de las Lauráceas. Tiene todo el aspecto y forma de una pequeña aceituna. Poca pulpa y mucho hueso.

Breve descripción de la planta: El laurel es un árbol de hoja perenne que puede alcanzar gran altura, según el tipo suelo. Está considerado como planta aromática por el aroma y los aceites contenidos en sus hojas, lanceoladas, coriáceas y de color verde intenso, muy apreciadas en la cocina. A final de invierno, florece y en verano podemos ver sus frutos, muy parecidos a una aceituna negra, que no deben consumirse.

Hábitat: Se encuentra cultivado en parques y jardines pero también en estado salvaje. Requiere lugares con cierta humedad y poco soleados.

Toxicidad: Fruto incomestible. Sin tradición culinaria que acredite su consumo.

Madreselva negra: tóxica, como sus congéneres

Lonicera nigra

La madreselva negra (Lonicera nigra), de la familia Caprifoliáceas, cumple con el denominador común de las Loniceras, por la disposición duplicada de sus frutos. La madreselva negra es una fruta con aspecto de cereza doble, del tamaño de un garbanzo. El pedúnculo y la hoja arrancan de un mismo punto, y cada pedúnculo sostiene dos frutillas tipo baya.

Breve descripción de la planta: Arbusto caducifolio que no suele superar los 2 m. de alto. Hojas opuestas, verde claro, bastante ramificado.

Hábitat: Crece en zonas de alta montaña, con cierta humedad.

Toxicidad: Frutos tóxicos.

Torvisco: frutos negros tóxicos

El torvisco (Daphne laureola), de la familia de las Timeleáceas, produce frutos de color negro intenso y relucientes, del tamaño de una canica, de aspecto duro.

Breve descripción de la planta: Arbusto de hoja perenne, de apenas un metro de altura, que crece en zonas de montaña, en el área mediterránea. Hojas lanceoladas, ligeramente redondeadas en su extremo final, verde intenso. Como muchas otras del género Daphne, sus frutos crecen todos juntitos, inmediatamente debajo del “paraguas” formado por el conjunto de sus hojas.

Hábitat: Crecen todas mayormente al final de las ramas y nos pueden recordar al Laurel. Flor menuda intensamente perfumada. Esta planta se la puede encontrar en algunos jardines, ya que siempre está verde.

Toxicidas: Muy tóxicos

Uva de raposa

Paris quadrifolia

Cada planta de uva de raposa (Paris quadrifolia) da un solo fruto, de color negro mate, que crece en el extremo superior de la planta, a la que se sujeta mediante un pedúnculo acabado en 4 sépalos, en medio de los cuales, la flor se ha convertido en esa bolita negra y tóxica. Aunque pertenece a la familia de las Liliáceas, a veces comparte hábitat y puede confundirse  con los arándanos, solamente que éstos crecen en cantidad y en pequeños arbustos irregulares.

Breve descripción de la planta: Se trata de una planta herbácea, de no más de 40 cm de alto, que se caracteriza por tener solamente 4 hojas dispuestas en forma de cruz, presentando un aspecto de simetría casi perfecta, en medio de las cuales, aparece el pedúnculo con el fruto.

Hábitat: Crece únicamente en bosques claros de alta montaña, con suelos ricos y muy húmedos.

Toxicidad: Baya muy tóxica

Royuela o rubia

Rubia tinctorium

La royuela o rubia  (Rubia tinctorum), de la familia de las Rubiáceas, produce bayas negras pequeñas tóxicas, del tamaño de apenas un guisante.

Breve descripción de la planta: Planta herbácea, rastrera, de tallos largos y ramificados. El tallo tiene cuatro costados, lo que le da una forma cuadrada si hacemos un corte. Toda la planta está cubierta de minúsculas asperezas, que hace que sea rasposa y que se pegue en la ropa. Hojas lanceoladas, verde oscuro, que crecen alrededor del tronco, en número de 5 o 6, y todas a un mismo nivel, dando una imagen como de estrella que envuelve el tallo.

Hábitat: A menudo crece apoyándose y trepando por las plantas adyacentes del bosque o jardín.

Toxicidad: Bayas sin cualidades gustativas ni interés gastronómico

Labiernago

El labiernago (Phyllirea angustifolia), de la familia de las Oleáceas, también produce frutos tóxicos.

Este texto complementa el artículo sobre los frutos negros silvestres comestibles.

Más información sobre plantas silvestres.

Montserrat Enrich
Escrito por Montserrat Enrich Periodista especializada en plantas silvestres comestibles y usos de las plantas.

3 abril, 2020

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar