El cultivo de la fresa

¿Cómo cultivar fresas?

Fresas en una maceta. ¡Observen cuántas fresas lleva la planta!

Las fresas son plantas perennes de la familia de las Rosáceas, que producen brotes nuevos cada año.

La fresa presenta una roseta basal, de donde surgen las hojas y los tallos florales, ambos de la misma longitud. Los tallos florales no presentan hojas. En su extremo aparecen la flores, de cinco pétalos blancos, cinco sépalos y numerosos estambres. Los pecíolos de las hojas son pilosos. Cada uno soporta una hoja compuesta con tres folíolos ovales dentados. Estos son verde brillantes por el haz; más pálidos por el envés, que manifiesta una nervadura muy destacada y una gran pilosidad.

De la roseta basal surgen también otro tipo de tallos rastreros que producen raíces adventicias, de donde nacen otras plantas.

El fruto , que conocemos como «fresa», es en realidad un engrosamiento del receptáculo floral, siendo los puntitos que hay sobre ella los auténticos frutos. Las fresas cultivadas proceden de la fresa silvestre cruzada con las variedades americanas.

Tipos y cultivos de fresas:

Según la época de plantación:

Fresas de verano : Proceden de fresales que dan los frutos durante el verano a partir de plantas que deberán plantarse a finales de verano u otoño.

  • Fresón Calypso: Produce fresas muy atractivas de color rojo fuerte a lo largo de todo el verano.
  • Fresón Honeoye: Es de las especies que produce frutos antes (a principios de verano). Producción abundante de fresas rojo-anaranjadas. Pocas enfermedades.
  • Fresón Everest: A partir de mitad de verano, produce frutos de gran sabor.
  • Fresas de otoño: Son fresas obtenidas a finales de verano u otoño de fresales que deben plantarse en el otoño o en la primavera del año anterior.
  • Fresa alpine Yellow: Presenta fresas muy dulces.
  • Fresas silvestres: Son fresas producidas a finales de verano o principios de otoño de plantas que pueden plantarse en primavera o verano.

Exposición: ¿Dónde plantar las fresas y fresones?

Los fresones necesitan exposición soleada y temperatura cálida. Si se prefiere cultivar variedades silvestres, éstas deberán colocarse a la sombra. Las fresas cultivadas (fresones) no soportan la sombra.

Si se prefiere obtener fresas más tempranas, pueden plantarse en invernadero. En este caso debe realizarse en invernadero caliente, de manera que la temperatura no baje de los 10 ºC durante el día y de 7 ºC por la noche. Así, podemos obtener fresas un mes antes de que las fresas plantadas al exterior estén a punto.

Las fresas que se obtienen en invernadero son menos gustosas que las que se cultivan al aire libre. Sin necesidad de plantar en invernaderos, también puede acelerarse la maduración de los frutos cubriendo las plantas con campanas a finales de invierno. Es necesario proteger los fresales de los fuertes vientos.

¿Qué temperatura necesitan las fresas?

Puede resistir las heladas, aunque, una vez empiezan a formarse las flores, las heladas las estropean y la planta ya no producirá frutos.

Mientras la planta no presenta frutos, le resulta muy beneficioso que sea expuesta a temperaturas inferiores a 10 ºC para que al llegar el buen tiempo, pueda desarrollarse bien y producir frutos. Cuando empieza a fructificar, y para producir frutos de calidad, necesita temperaturas elevadas. La temperatura ideal se sitúa entre los 14 y los 21 ºC, no debiendo bajar la temperatura por debajo de los 12 º C cuando el fruto esta madurando.

Tipos de terreno y abonos para cultivar fresas

Fresas en el huerto

A los fresales les gustan los terrenos ligeros, con una buena capa de humus, aunque toleran muchos tipos de suelos. El pH más adecuado es aquel que se mueve entre 6 y 6,5.

Necesita tener unos niveles adecuados de nitrógeno, fósforo y potasio para que la planta pueda crecer adecuadamente y producir abundantes frutos. Abonar el terreno antes de la plantación y añadir fertilizantes cuando sean necesarios para el equilibrio del suelo es una medida necesaria para mantener el cultivo en buenas condiciones.

¿Qué abonos puede necesitar el suelo?

Además de la fertilización con estiércol bien maduro o compost incorporado al suelo cuando se prepara el terreno antes de la plantación, en suelos ligeros, resulta conveniente aplicar potasio.

Un análisis del suelo puede detectar también la falta de magnesio. Otro mineral muy importante es el fósforo. La harina de pescado constituye un buen recurso para aportar este mineral a suelo, además de proporcionar nitrógeno y potasio.

Los suelos demasiado calizos se enmiendan añadiendo turba.

Riego y humedad del cultivo de fresas

Las fresas son plantas que necesitan ser regadas abundantemente, especialmente durante la época de crecimiento vegetativo y mientras se produce el crecimiento de los frutos.

La manera más eficaz de regar las fresas es mediante goteo. Los fresales deben mantener una humedad constante en época de crecimiento y fructificación.

A pesar de ello, el suelo sobre el que debe cultivarse las fresas o fresones no debe retener demasiado el agua, especialmente durante el invierno, para evitar la aparición de hongos.

Las fresas cultivadas en invernadero deberán exponerse a unas condiciones de humedad abundante para que puedan crecer bien. No obstante es importante que el invernadero presente una buena aireación para evitar la aparición de enfermedades fúngicas.

Reproducción ¿Cómo plantar las fresas o fresones?

Las fresas son plantas perennes, es decir producen frutos a lo largo de su vida. Sin embargo, para conseguir una cosecha abundante y para tener frutos de gran calidad se recomienda cambiar el cultivo de fresones cada tres años, produciendo ejemplares jóvenes. Las fresas silvestres pueden mantenerse un par de años más. Igualmente, es importante cada tres años plantar las nuevas fresas en un emplazamiento diferente.

Técnicas para plantar fresas

Existen diferentes técnicas para reproducir las fresas o fresones. Entre ellas mencionaremos:

  • Mediante semillas : Aunque pueden sembrarse semillas de fresa, esta forma de reproducción no es muy habitual,excepto en invernaderos profesionales con la finalidad de obtener plantas mejoradas genéticamente. No obstante, si se desea, se puede realizar plantando las semillas compradas en tiendas especializadas en semillero caliente. Una vez hayan nacido las plantas y hayan producido un par de hojas, si el tiempo es adecuado, deberán trasplantarse en su lugar definitivo.
  • Mediante acodo: Una de las formas más adecuadas para reproducir las fresas y fresones es mediante acodo de los estolones o tallos rastreros que nacen de la planta madre. Para conseguir la planta madre es conveniente comprar ejemplares ya desarrolladas en viveros especializados. De esta manera sabremos que estamos utilizando una base de calidad, libre de virus y enfermedades. Las plantas conseguidas en el invernadero se trasplantan en el suelo para que arraiguen y produzcan estolones. Para acodar los estolones se realiza el siguiente procedimiento: se introduce una parte del estolón dentro de la tierra y se le coloca encima una piedra para que no se separe de la misma. Posteriormente se regará muy bien. También se puede cubrir parte de este tallo dentro de un recipiente con compost, dejar el recipiente en el suelo y regarlo bien. A partir de este método, el tallo enterrado empieza a producir raíces. Al cabo de un mes, más o menos se puede separar de la planta madre cortándolo por delante de la zona donde ha producido raíces. También se cortará por la parte posterior, dejando solamente la zona donde se han producido hojas nuevas jóvenes. Posteriormente, se extrae del suelo, cavando sin estropear las raíces y se planta en su lugar definitivo.
  • Mediante división de mata: Es el método más utilizado para las fresas silvestres. Se separan nuevas plantas de la planta madre y se plantan en su lugar definitivo. Independientemente del método utilizado para conseguir nuevas plantas, éstas deben plantarse a una distancia de unos 50 cm sobre el mismo surco, dejando entre 60 y 90 cm entre surco y surco.

Labores de preparación mantenimiento y recogida de las fresas

¿Cómo preparar el terreno para plantar fresas? Antes de plantar fresas en un lugar determinado, es importante preparar el terreno adecuadamente. Lo principal es que el suelo este limpio, libre de malas hierbas y que este bien enriquecido con estiércol o compost. Un abonado previo después de la labranza a razón de unos 30.000 kg/ha conseguirá crear un suelo muy adecuado.

Labores de mantenimiento del huerto

Entre las principales labores que pueden favorecer un mejor cultivo de la fresa se encuentran las siguientes:

  •  Acolchado: Consiste en cubrir el suelo con paja u otro material para mantener la humedad y la temperatura del suelo. Con ello también se evita el desarrollo de malas hierbas y se economiza en el consumo de agua. Una de las formas de acolchado del fresal más utilizados es el acolchado con plásticos. Se cubre el suelo con plástico y se hace un agujero para cada una de las plantas por donde crecen.
  • Cobertura con túneles o tunelillos: Se realizan para proteger la planta del frío y para acelerar la maduración de los frutos. Los primeros son coberturas en forma de túnel realizados con una estructura de alambre y postes que cubren varios caballones. Suelen medir como mínimo unos 5 metros de longitud y un par de metros de altura. Los tunelillos son túneles muy pequeños que solamente cubren un solo caballón y tienen aproximadamente un par de metros de longitud.

punto rojoMás información sobre las propiedades de las fresas, cultivo de frutas y recetas.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

17 marzo, 2020

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar