Efectos tóxicos de los plaguicidas organofosforados

Propiedades y toxicidad de los pesticidas organofosforados

¿Qué son los plaguicidas organofosforados?

Los plaguicidas organofosforados o compuestos organofosforados son un tipo de sustancias químicas tóxicas que actualmente se utilizan en agricultura, principalmente como insecticidas.

Se trata de un tipo de plaguicidas artificiales, porque no se puede obtener de la naturaleza, sino que son sustancias sintetizadas por el hombre.

plagucidas de jardinería

Los insecticidas de uso doméstico, aunque se pueden comprar en cualquier tienda, no son inocuos, pueden intoxicarnos y afectar a más plantas y animales de las que deseamos. Es mejor utilizar primero métodos caseros para el control de plagas, o cultivar otras plantas que se adecúen más al clima del jardín. Mejor para el bolsillo y menos agresivo para nuestra propia salud y para la del medio ambiente.

¿Cuáles son los insecticidas organofosforados?

Los ejemplos más representativos de este tipo de plaguicidas son el paratión (plaguicida muy tóxico y peligroso, actualmente prohibido), y dos de los insecticidas más utilizados del mundo: el malatión y el glifosato *. (* Aunque contiene fósforo, por sus características toxicológicas, actualmente los expertos clasifican el glifosato en un grupo aparte).

Existen insecticidas de uso doméstico que son derivados de este grupo de compuestos.

Origen de los plaguicidas organofosforados

El origen de este tipo de plaguicidas se encuentra en las armas químicas desarrolladas especialmente durante la Segunda Guerra Mundial. Los gases de guerra sarin, tabun y soman fueron los precedentes del desarrollo de los pesticidas organofosforados. Por sus efectos, éstos eran conocidos como «gases nerviosos«.

Cuando se descubrieron las propiedades insecticidas de estos derivados, se empezaron a desarrollar derivados menos tóxicos como plaguicidas agrarios, sobre todo como alternativa a los plaguicidas organoclorados (como el DDT), los cuales demostraron ser bioacumulativos y persistentes, además de muy tóxicos.

Características de los plaguicidas organofosforados

Actualmente, los plaguicidas organofosforados constituyen un grupo muy amplio de diferentes sustancias de síntesis artificial.

En general, químicamente se caracterizan porque son sustancias poco solubles en agua, pero que, en cambio, se disuelven bien en las grasas. También son compuestos altamente inestables en pH alcalino, lo que es utilizado para descomponerlos.

¿Dónde se utilizan los plaguicidas organofosforados?

La mayoría de los plaguicidas organofosforados son insecticidas de uso doméstico y de jardinería (plagas de plantas ornamentales, jardines y en cosechas de frutas y hortalizas).

También se utilizan para erradicar plagas caseras como moscas, cucarachas y pulgas. Se encuentran tanto en productos insecticidas de jardinería o del hogar, como en productos de desparasitación de mascotas.

Toxicidad de los plaguicidas organofosforados

Por su capacidad lipófila, estos componentes se disuelven muy bien en grasas. Por lo tanto, en contacto con la piel, la grasa subcutánea es una importante vía de entrada de estos tóxicos al organismo, que luego pasan al torrente sanguíneo. En este punto, es importante mencionar que los insecticidas, por ejemplo los repelentes de mosquitos artificiales, no se deben aplicar sobre las heridas, pues entonces se multiplica la absorción de estos componentes.

También es interesante saber que los trajes de protección que utilizan los empleados de empresas agroquímicas no son totalmente impermeables a estas sustancias, lo que hace aún más importante que los trabajadores que manipulan plaguicidas mantengan sus trajes de protección en impecables condiciones, además de lavarse adecuadamente tras la exposición.

Otras posibles vías por las que pueden introducirse estos tóxicos en el organismo son por vía inhalatoria (una importante fuente de entrada de estos tóxicos) y por ingestión oral (se considera que es una vía accidental).

Una vez los plaguicidas organofosforados son absorbidos, pasan al torrente sanguíneo y llegan a todos los órganos del cuerpo, aunque se concentran sobre todo en hígado y riñones.

¿Cómo se eliminan los plaguicidas organofosforados del organismo?

La mayor parte de estos pesticidas son eliminados por la orina y por las heces.

No obstante, por la naturaleza lipofílica de estos componentes (son sustancias que se disuelven bien en grasas), una parte de estos plaguicidas puede acumularse en el tejido adiposo y en el sistema nervioso (porque éste es rico en grasas). Precisamente en este último tejido es donde estos químicos tienen un efecto más peligroso.

Estudios científicos han demostrado que las personas con obesidad tienen mayor cantidad de plaguicidas acumulados en su organismo, por ejemplo en la grasa abdominal y en el tejido mamario.

Efectos tóxicos de los plaguicidas organofosforados

Los plaguicidas organofosforados ejercen efectos tóxicos destacados sobre el sistema nervioso al bloquear la enzima acetilcolinesterasa, que es una de las sustancias más importantes para la correcta función nerviosa.

La función normal de la acetilcolinesterasa es la de degradar acetilcolina, necesaria para que funcionen correctamente las conexiones de todas las terminaciones nerviosas, lo que permite el buen funcionamiento del cerebro y de los movimientos del cuerpo (voluntarios e involuntarios).

Cuando los plaguicidas organofosforados bloquean la acetilcolinesterasa, se interrumpe la conexión nerviosa, la acetilcolina se acumula y aparecen trastornos diversos.

¿Qué efectos tienen los plaguicidas organofosforados para la salud?

Los síntomas de intoxicación varían según las conexiones nerviosas (colinérgicas) que se ven afectadas. Además, mayor cantidad de plaguicida, mayores son sus efectos tóxicos sobre el sistema nervioso.

A efectos de toxicidad, se debe distinguir según si se trata de:

  • Toxicidad aguda: exposición corta (menos de 24 horas) a una cantidad elevada de plaguicida.
  • Toxicidad crónica: exposición diaria o frecuente (más de 3 meses) a una cantidad de plaguicida habitualmente inferior a la exposición aguda. Dentro de este grupo se diferencia la toxicidad subaguda (exposición durante 1 mes) y subcrónica (menos de 3 meses).

Síntomas de intoxicación por plaguicidas organofosforados

  • Debilidad muscular, movimientos involuntarios, gesticulaciones y calambres.
  • Tensión, ansiedad, insonnio, inestabilidad emocional, neurosis, apatía, confusión, jaqueca, convulsiones, depresión de los centros respiratorio y circulatorio, pudiendo llegar a coma y muerte.
  • Broncoconstricción y secrecciónes bronquiales, aumento de la salivación y el lagrimeo, aumento del tono gastrointestinal y del peristaltismo, nauseas, vómitos, diarreas, braquicárdias que pueden progresar hasta el bloqueo cardiaco, constricción de pupilas, etc.

¿Quién tiene mayor riesgo de padecer efectos adversos por plaguicidas organofosforados?

Las personas más expuestas a este tipo de pesticidas son:

  • Con mucha diferencia, las personas más expuestas son los trabajadores de industrias químicas donde se elaboran estos productos (desarrolladores de producto, envasadores, etc.)
  • Personas con exposición ocupacional a estos productos: Trabajadores agrícolas (pilotos que aplican los productos, agricultores que aplican los productos, personal de manipulación de productos, etc.), jardineros (campos de golf, jardines, parques y ciudades), trabajadores de aplicaciones forestales de estos productos, trabajadores de tratamientos estructurales de edificios, trabajadores en desinfección de barcos, veterinarios, trabajadores de desinfección de sitios públicos, como hospitales, etc.
  • Personal y visitantes de instalaciones con desinfecciones programadas: Por temas de salud pública, determinadas instalaciones tienen la obligación legal de pasar por desinfecciones programadas de carácter preventivo: escuelas, hospitales, restaurantes, laboratorios, residencias, etc. Cabe mencionar que los niños, embarazadas, ancianos y personas con alguna enfermedad son más vulnerables al efecto de estos químicos.

lista

Lista plaguicidas organofosforados

punto rojoMás información sobre los plaguicidas.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

22 abril, 2019

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar