¿ES BUENO EL TEMPEH PARA BEBÉS?

Tempeh para bebés

¿Pueden los bebés comer tempeh?

Los bebés pueden empezar a jugar con legumbres cocidas y chafadas a partir de los 12 meses y preferiblemente no antes, especialmente en el caso de la soja. Esto es debido principalmente a que la soja es una legumbre muy indigesta y a que, además, existe cierta controversia sobre su consumo.

tempeh
Foto de tempeh

¿Qué problema tiene la soja para los bebés?

El principal problema de la soja es su contenido en isoflavonas, unas sustancias con efectos hormonales, que no se sabe cómo podrían afectar a los bebés si se consumiese muy habitualmente.

Concretamente, el tempeh, al ser un producto fermentado, tiene un tipo de isoflavonas muy activas, más que las de otros derivados de la soja no fermentados como el tofu (más información). Aunque no se sabe si puede ser perjudicial o cómo puede afectar, lo más prudente es evitar dar este tipo de fitohormonas a los bebés.

Por otra parte, las habas de soja contienen muchos antinutrientes que dificultan su digestión (aunque estos no se encuentran en la soja procesada).

Se ha observado que los bebés alimentados con biberones de leche de fórmula que contenían proteínas de soja no desnaturalizadas presentaban mayores reacciones de alergia a esta legumbre. Por este motivo, no se recomienda introducir precozmente la soja en la alimentación.

  • El tempeh no es un alimento especialmente recomendable para niños por su alto contenido en fitoestrógenos y por tratarse de un alimento con levaduras.

  • Cualquier legumbre debe ser introducida en poquísima cantidad ya que los gases pueden producir molestias fuertes y dolorosas a los niños pequeños.

  • Introducir la soja a los bebés de forma precoz puede producirles alergia a la legumbre.

¿Cómo introducir las legumbres a los bebés?

Los bebés pueden empezar a tomar pequeñas cantidades de legumbres, unos 20 gramos mezclados con puré de verduras, desde la edad de 12 meses y no antes, de manera progresiva y empezando por los guisantes y las lentejas.

Se deben preparar bien machacadas y mezcladas con el puré, sin que queden tropezones y vigilando que el bebé no sufra excesivos gases provocados por estas. Una vez se acepten y toleren correctamente estas legumbres, podemos introducir los garbanzos pelados y preparados del mismo modo.

Seguidamente, se podrán introducir otros tipos de legumbres como el tofu, las alubias y el tempeh. Sin embargo, cabe recordar que, dentro de una alimentación completa, no es obligatorio que se consuman todos los tipos de legumbres en estas edades.

¿Cómo introducir el tempeh?

Los niños a partir de 1 año pueden probar tempeh ocasionalmente, pero es preferible dar otras legumbres como las lentejas o los garbanzos, o hamburguesas caseras con estos ingredientes mezclados con patatas o arroz.

Se debe escoger tempeh de buena calidad y de una marca fiable

Debemos tener especial precaución con el tempeh, ya que su elaboración puede ser casera con lo que es más fácil su contaminación por una mala elaboración, falta de higiene o conservación, lo que supondría efectos perjudiciales en la salud del bebé.

Peligros del tempeh para el bebé

El sistema inmunitario del bebé es muy inmaduro y por este motivo se debe tener precaución con la introducción de nuevos alimentos. Debemos tener en cuenta que los bebés no tienen su metabolismo lo suficientemente desarrollado y sus defensas son susceptibles a no llegar a ser suficientemente fuertes contra patógenos externos, de ahí su especial precaución en la elaboración y la higiene del alimento. Al tratarse de un producto fermentado, tiene peligros de sentar mal al bebé.

Cabe resaltar, además, que las legumbres, si no se elaboran adecuadamente, no están suficientemente cocidas, no mantienen una higiene correcta de conservación y sin contaminación, pueden comportar atragantamientos, mala digestión, demasiados gases y malabsorción. Todo ello puede conllevar la falta de nutrientes necesarios, o incluso alguna intoxicación alimentaria no deseada.

¿Cuándo introducir el tempeh en la alimentación del bebé?

De todos modos, si se desea introducir este alimento, siempre se realizará en muy poca cantidad los primeros días y después de corroborar la aceptación de la ingesta de la soja hervida o del tofu, preferiblemente por la mañana o mediodía, para poder así, averiguar a tiempo, cualquier reacción anómala que pueda producirse después de su ingestión. No dar por la noche hasta haberle dado soja 2 o 3 veces durante el día para evitar reacciones de alergia por la noche.

*Información relacionada:

- Soja para bebés

- Síndrome del bebé azul por comer espinacas o acelgas

Más información sobre el tempeh

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.