Revista de Plantas de Botanical-online

Alimentos ricos en hierro

AZÚCAR Y CÁNCER

¿El azúcar produce o alimenta el cáncer?

RELACIÓN ENTRE EL AZÚCAR Y EL CÁNCER

¿El azúcar produce o alimenta el cáncer?

Esta pregunta cada vez se hace más popular entre la población, y existen muchas publicaciones divulgativas, tan falsas como alarmistas, que aseguran que existe una relación directa entre el consumo de azúcar y la aparición de cáncer. Esto es debido a una alteración en el transporte y metabolismo de la glucosa que se produce en la mayoría de cánceres, conocido como Efecto Warburg. En otras palabras, el efecto Warburg significa que las células de cáncer consumen mucha glucosa, en comparación con las células sanas.

Sin embargo, estos mecanismos aún son objeto de estudio. Los rumores sobre que el azúcar produce cáncer son falsos, pero sí que existen muchas enfermedades relacionadas con el consumo habitual de productos industriales ricos en azúcar, entre ellas la obesidad, que a su vez está relacionada con muchos tipos de cáncer y otras enfermedades como la diabetes, hipertensión, colesterol malo alto,etc.

Cada vez se diagnostican más casos de cáncer

azucar refinado
Foto de azúcar de mesa o azúcar refinado

La aparición de cada vez más casos de cáncer entre la población no es debida al consumo de alimentos azucarados.

El aumento de la esperanza de vida y el número de técnicas para diagnosticar esta enfermedad precozmente, son los factores más determinantes de este aumento de casos de cáncer.

Causas de cáncer

No existe un causante único de esta enfermedad, o no es posible determinarlo. En la aparición del cáncer intervienen factores tanto psicológicos o emocionales, como genéticos, factores patológicos ya existentes, medioambientales, hábitos de actividad física, drogadicción, tabaquismo, alcohol,... y, evidentemente, también factores alimentarios o dietéticos (carne procesada, carne roja,...).

Se estima que la dieta, el tabaco y el alcohol son los responsables de casi el 70% de las muertes por cáncer.

Con todos estos factores, cada uno con muchos matices, es evidente que no puede culparse alegremente “al azúcar” de la aparición de esta enfermedad, sino que todo cabe dentro de un razonamiento global y responsable.

Relación entre el azúcar y alimentos con mucho azúcar con el cáncer

Los alimentos más ricos en azúcar son los productos industriales, como la bollería, pasteles, leche condensada, cereales azucarados,etc. Mientras en una naranja encontramos 15 gramos de azúcar, 3 gr de fibra y 100 mg de vitamina C, además de sus flavonoides como la rutina (sustancias antioxidantes que no son ni vitaminas ni minerales).

En un croissant tenemos 10 gramos de grasa, 50 gr de carbohidratos y 2 gr de fibra. Podemos observar que los alimentos más ricos en azúcar no tienen antioxidantes ni fibra.

Los productos industriales (principales fuentes alimentarias del azúcar refinado), no contienen la fibra ni los antioxidantes que aportan los alimentos no procesados, como la vitamina C o los flavonoides, componentes que se ha demostrado que protegen contra la aparición de algunas enfermedades, entre las que se encuentran ciertos tipos de cáncer. Por lo tanto, se puede decir que los productos industriales no aportan componentes que protegen contra el cáncer.

Algunos ejemplos de productos industriales muy ricos en azúcar son: bollería, golosinas, néctares, refrescos y bebidas azucaradas, leche condensada, lácteos azucarados, postres, cacao en polvo para niños, cereales de desayuno,... y un sinfín de productos excesivamente azucarados que se venden diariamente en los supermercados.

azucar refinado
Comer habitualmente productos con mucho azúcar puede producir obesidad, que está relacionada con muchos tipos de cáncer.

Además, los productos industriales pueden contener aditivos alimentarios como los nitratos y nitritos, abundantes en los embutidos y jamón en lonchas o similares, de los que conviene no abusar por su transformación en nitrosaminas cancerígenas.

Sí se ha demostrado que comer alimentos muy ricos en azúcar refinado provoca niveles más altos de glucosa en sangre y a largo plazo pueden producir problemas de salud como caries, ansiedad por comer dulce, enfermedades metabólicas, mala circulación, diabetes y sus complicaciones, como la obesidad.

La obesidad está relacionada con muchos tipos de cáncer, como cáncer de esófago, páncreas, endometrio, cáncer de colon o cáncer de riñón.

Si en vez de merendar productos industriales como bollería o pasteles, tomásemos una fruta o un alimento vegetal, obtendríamos energía de mejor calidad, junto con un puñado de frutos secos o semillas, con los beneficios de la fibra y de sus antioxidantes.

*Información relacionada: Diferencias entre azúcar refinado y azúcar de los alimentos

Alimentación saludable y dieta contra el cáncer

Se puede adoptar una dieta que proteja contra la aparición de ciertos tipos de cáncer. Por ejemplo, se ha observado que consumir verduras crucíferas habitualmente (brócoli, col, coliflor, coles de Bruselas,etc.) en la alimentación puede proteger contra algunos tipos de cáncer como el de mama, pulmón y colon, debido a unas sustancias que contienen, los glucosinolatos.

La dieta más saludable es la que se adapta a la persona, aportando aquellos alimentos naturales más adecuados. En general, una dieta con abundancia de frutas y verduras frescas, frutos secos, legumbres y cereales integrales, es la más recomendable, porque tienen componentes que protegen contra la aparición de enfermedades.

A veces, el ritmo de vida acelerado no permite tener suficiente tiempo para cocinar todos los alimentos que desearíamos, y la tendencia es consumir productos procesados, azucarados, comestibles pero muy poco nutritivos.

Igual de preocupante es la falta de ejercicio físico o no realizar actividades al aire libre (produce déficit de vitamina D, antioxidante).

Si además estos malos hábitos se acompañan de tabaquismo o alcohol, el cuerpo se resiente con cansancio, estrés, envejecimiento prematuro, u otros síntomas que no tienen por qué manifestarse en un cáncer.

*Información relacionada: Dieta anticancerígena

Conclusión sobre el azúcar y el cáncer

Por todo lo comentado, el azúcar no produce cáncer, ya que el cáncer es una enfermedad multifactorial. Sí existe evidencia de que comer mucho azúcar refinado y grasas malas favorece la aparición de algunas enfermedades, como la diabetes tipo 2 o la arteriosclerosis (formación de placa de colesterol en las arterias).

Comer mucho azúcar y productos azucarados predispone a la obesidad, que está relacionada con muchos tipos de cáncer.

El cáncer es una enfermedad compleja, algunos factores que pueden producirlo son modificables, como el tabaco o el consumo de alcohol. La alimentación puede ayudar a proteger contra ciertos tipos de cáncer, pero no se puede asegurar que lo evite. La dieta también tiene un papel importante como ayuda en el tratamiento contra el cáncer a través de una dieta adecuada para la quimioterapia.

*Artículos relacionados con el azúcar:

- Sustitutos naturales del azúcar

- Edulcorante natural de estevia

- ¿El azúcar engorda?

- ¿Cuántas calorías ahorramos usando sacarina?

- ¿Azúcar blanco o azúcar moreno?

- ¿Miel o azúcar?

- Sirope de agave

- ¿Qué alimentos contienen más azúcar?

punto rojoMás información sobre los efectos del azúcar y los edulcorantes.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil