indice
Icono de Blog de Plantas
iniciodiccionariorevista gratuitacursosforobibliografiarecomendar

 

REVISTA DE PLANTAS

 

REMEDIOS CASEROS

remedios curativos

 

 

 

 

Medicina alternativa

 

LOS BERROS

 

 

Características de los berros

Hojas de berros

 

Detalle de las hojas de berro cultivado



El BERRO COMÚN ( Nasturtium officinale ) es una planta de la familia de las crucíferas o brasicáceas a a la que pertenecen plantas tan conocidas como la col, las coliflores, las coles de Bruselas, etc.

La planta silvestre crece de una manera abundante en la mayoría de los riachuelos y corrientes frescos y poco profundos de Europa y Asia de donde es originaria. Es muy abundante en zonas acuáticas que contienen cantidades elevados de residuos orgánicos, donde forman una espesa capa cubriendo la superficie del agua.

De Europa y Asia se ha ido extendiendo a otros continentes y hoy podemos encontrarla en América del Norte y América del Sur, así como en el Caribe.

A partir del siglo XIX se introdujo su cultivo en los huertos y su uso, como planta cultivada ha ido aumentado poco a poco, hasta encontrarse como una verdura más en la mayoría de las fruterías o supermercados.

 

Tipos de berros

 

El berro auténtico es el berro común o berro de agua, aunque existen otras plantas que también se llaman berros y que se han utilizado o se utilizan como sustitutos del berro común. Así pues, podemos mencionar los siguientes tipos de berros:

- Berros de agua ( Nasturtium officinale) Es el berro común. Son los que crecen de manera silvestre en las aguas de riachuelos, charcas, embalses, etc. Sus hojas son redondas y sus tallos alargados, la mayoría de los cuales están introducidos dentro del agua. Tienen un color verde más claro que los demás y sus propiedades nutritivas son superiores al resto de berros.
- Berros de jardín = mastuerzo = lepido: ( Lepidium sativum) La planta silvestre procede de Asia Occidental. Se utilizan las variedades cultivadas que presentan hojas en forma de cuchara de color verde oscuro y sabor más picante. Se come fresco en ensaladas y su sabor recuerda un poco al de la capuchina.
- Berros de prado: ( Cardamine pratensis) Es otra crucífera que se puede consumir fresca como si fuesen berros comunes. Crece abundantemente a lo largo de los prados de Europa y Asia y se caracteriza por sus flores de color rosado.
- Berros de invierno: (Barbarea praecox = Barbarea verna) Procedente del suroeste de Europa, se encuentra cultiva en otras zonas cálidas como florida, para servir de sustituto del berro común. Requiere menos agua que el berro común ya que debe regarse con asiduidad pero no debe cultivarse dentro del agua.

 

 

Usos tradicionales de los berros

 

Aunque su usos alimentarios son relativamente recientes. La planta ha sido utilizada por sus propiedades curativas desde la antigüedad. Existen referencias históricas en el mundo clásico que mencionan el uso habitual de este alimento en la dieta de las personas que realizaban trabajos físicos muy intensos. Menciona el historiador, escritor y filósofo griego Jenofonte ( 431 a. C. - 354 a. C.) como los persas hacían uso de esta verdura para reponer fuerzas después de las tareas arduas.

Se dice que el médico griego Hipócrates, padre de la medicina occidental, mando construir su hospital cerca del río para tener a su disposición estas plantas frescas con las que curar a sus enfermos.

Los romanos comían habitualmente esta planta a la cual consideraban como un buen afrodisíaco, como un estimulador de la mente y como un remedio para la calvicie.

Durante la Edad Media, los monjes los cultivaban frecuentemente en los huertos de los monasterios y los utilizaban para sanar a los feligreses o a sus propios compañeros cuando estos presentaban problemas de intoxicación sanguínea o cuando tenían que estimular el apetito de personas inapetentes.

Posteriormente, a medida que se han ido conociendo sus propiedades, el uso de los berros como alimento desintoxicante, depurativo, fortalecedor se ha ido haciendo más importante.

 

PROPIEDADES ALIMENTARIAS DE LOS BERROS

 

Los berros ayudan a prevenir la aparición del cáncer

Composición de los berros crudos por cada 100 g
Agua
95, 11 g
Calorías
11 Kcal
Grasa
0, 10 g
Proteína
2, 30 g
Hidratos de carbono
1, 29 g
Fibra
1, 5 g
Potasio
330 mg
Sodio
41 mg
Fósforo
60 mg
Calcio
120 mg
Magnesio
21 mg
Hierro
0, 20 mg
Zinc
0, 11 mg
Vitamina C
43 mg
Vitamina B1 (Tiamina)
0, 090 mg
Vitamina B2 (Riboflavina)
0, 120 mg
Vitamina B6 (Piridoxina)
0, 129 mg
Vitamina A
4700 UI
Vitamina E
1 mg
Folacina
9 mcg
Niacina
0, 200 mg

Principales componentes
de los berros

 

Estudios llevados a cabo hace unos años en Nueva York demostraron la capacidad de esta planta para eliminar las toxinas del tabaco y disminuir la capacidad que estas tienen para desarrollar cáncer de pulmón. Según estos estudios, los pacientes que consumían 150 g de berros frescos cada día, divididos en tres comidas, presentaban un índice de cáncer de pulmón mucho menos elevado que el resto de los pacientes.

Esta capacidad de los berros se debe a unas substancias llamadas glucosinolatos que, al actuar sobre una serie de enzimas , previenen el desarrollo de células cancerosas.

También se comprobó que estos componentes son capaces de inhibir otra serie de enzimas que actúan sobre la cadena de ADN, produciendo cambios en la misma que pueden desencadenar en la aparición de células cancerosas, no solamente en los pulmones sino también en la tiroides, el colón, la vejiga o en el recto.

Se ha demostrado igualmente que pueden detener el proceso de angiogenesis que consiste en la formación de nuevos vasos sanguíneos en los tumores responsables de la metástasis de los mismos a otras partes del cuerpo.

Los glucosinolatos no son exclusivos de los berros sino que aparecen en otras plantas como las coles, especialmente en el brécol, las coles de Bruselas, los nabos, los rábanos, la mostaza, etc.

La capacidad anticancerosa de los berros no solamente se debe a su contenido en glucosinolatos sino a su elevado contenido en una serie de antioxidantes como la vitamina A, en forma de betacarotenos , la vitamina C, o la rutina. Resulta muy conveniente introducir esta verdura en la dieta para la prevención del cáncer. Los antioxidantes son capaces de neutralizar las toxinas que, con el paso del tiempo, pueden inducir a la aparición de procesos cancerosos.

 

Vitaminas y minerales de los berros

 

Los berros contienen muchas vitaminas. Son especialmente riquísimos en vitamina A, en forma de betacarotenos. Hemos de destacar la importancia de esta vitamina en la prevención del cáncer, tal como hemos visto anteriormente, pero destaca en muchos más aspectos. Así, por ejemplo, es importante para conservar la vista, previniendo enfermedades oculares como las cataratas o la ceguera nocturna. Ayuda a mantener la piel en buen estado y nos protege de las infecciones.

Los berros también contienen bastante vitamina C y cantidades menores de vitamina E, que al igual que la vitamina A, poseen propiedades antioxidantes. Junto con la vitamina A, la vitamina C, protege la vista, ayuda a conservar la piel y favorece la cicatrización de heridas, quemaduras, la restauración de los huesos o tendones, etc. También parece tener buen papel en el control de la hipertensión. Siendo la dosis recomendada diaria de 90 mg en un hombre y 75 en una mujer, basta con comer unos 30 g de esta verdura para conseguir una cuarta parte de la dosis diaria recomendada de vitamina C.

En cuanto a los minerales, los berros son especialmente ricos en calcio, fósforo y magnesio. Todos ellos intervienen en la formación de los huesos, por lo que ayudan a mantener los huesos, los ligamentos, los músculos, el pelo y las uñas en buen estado. El calcio también ayudara a los deportistas a prevenir los calambres musculares. Una dieta rica en calcio ayuda a prevenir la formación de placas en las arterias o a disminuir la hipertensión, por lo que el calcio es necesario para una buena salud del aparato circulatorio. El magnesio también participa en el buen funcionamiento muscular, proporciona ritmo al corazón y fluidifica la sangre, favoreciendo la circulación.

Los berros contienen cantidades elevadas de potasio y una cantidad considerable de sodio. La elevada proporción de magnesio ayuda a neutralizar el sodio, regulando la presión arterial y favoreciendo la eliminación de líquidos corporales. De ahí que esta verdura se considera muy favorable para la dieta de retención de líquidos.

 

Los berros tienen muy poca grasa, hidratos y calorías

 

Los berros contienen mucha agua, muy poca grasa y muy pocos hidratos de carbono. Todo ello convierte a los berros en un alimento ligerísimo, tan solo con 11 Kcal por cada 100 g de verdura fresca. Por lo tanto, dadas sus propiedades beneficiosas y sus escasas calorías debería introducirse habitualmente en nuestra dieta saludable. Será especialmente aconsejable para las personas que quieran seguir una dieta para adelgazar, o una dieta depurativa. ( Además de comer las hojas, en las dietas depurativas se suele utilizar el jugo de esta planta)

No debemos olvidar que esta hierba contiene bastante fibra por lo que ayudara a contribuir en la expulsión de las heces, previniendo el estreñimiento.

 

¿Dónde comprar los berros? Los mejores berros

 


Los berros deben comprarse en los supermercados y tiendas de alimentación. Pueden comprarse frescos en pequeños manojos o envasados frescos como verduras de cuarta generación, listos para comer.

Aunque los berros de agua pueden recogerse personalmente en las corrientes o riachuelos a partir del mes de septiembre, no resulta demasiado conveniente utilizar el berro de agua silvestre para la alimentación, pues la mayoría de las veces las aguas se encuentran contaminadas y pueden transmitir enfermedades. Existen en el mercado berros de agua cultivados expresamente para la venta. Para ello se utiliza aguas potables y se plantan sobre un lecho de arena. Estos berros son de confianza y pueden comerse sin peligro.

Los mejores berros son los que presentan las hojas verde oscuras y firmes. Cuando se muerden resultan crujientes. A medida que se hacen más viejos se ponen mustios y las hojas amarillean por perdida de la clorofila.

Como comer los berros

Se come normalmente fresco en ensaladas o se utiliza como planta aromática para dar sabor a las sopas, carne, pescado o purés de verduras. ( Más información sobre las propiedades culinarios y recetas en el listado superior)

 

Precauciones con los berros

 

Como se ha mencionado anteriormente, los berros de agua silvestre no deben recogerse en el campo, porque pueden estas contaminados. Entre las posibles infecciones que nos pueden contagiar se encuentran la fascioliasis y la listeriosis.

Los berros silvestres, dada su facilidad para ser reconocidas y su abundancia, están considerados como una de las plantas silvestres comestibles más importantes. Sin embargo, tal como hemos visto, no deberían comerse en estado silvestre por la gran cantidad de contaminantes que poseen. Para los que tengan que verse obligados a comerla en caso de supervivencia, se aconseja que la desinfecten con agua en la que se hayan disuelto tabletas purificadoras. Igualmente, los berros no deberían confundirse con la cicuta, ( Conium maculatum) o con la cicuta menor ( Cicuta virosa), dos plantas muy venenosas, bastante diferentes de los berros, pero que crecen en ambientes semejantes.

 

* Información relacionada : Toxicidad de los berros, Contraindicaciones de los berros. Efectos secundarios de los berros

 

Más información sobre los berros en el listado superior

 

PROPIEDADES DE OTROS ALIMENTOS

Pan - arroz - patatas - naranja - tomate - manzana - uva- cebolla ... (Ver todos)


El material que aquí se trabaja tiene un carácter informativo. En caso de duda consúltese con el facultativo.
" Botanical" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

www.botanical-online.com
El Mundo de las Plantas

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso