Revista de Plantas de Botanical-online

Alimentos ricos en hierro

TOXICIDAD DE LOS BERROS

(Nasturtium officinale)

PELIGROS DE LOS BERROS

Foto de hojas de berro

Fotografía de hojas de berros

¿Los berros son tóxicos?

No, el berro o mastuerzo de agua (Nasturtium officinale) no es tóxico.

Se trata de una planta de la familia de las Crucíferas, que se consumen sus hojas en la alimentación. Éstas son altamente nutritivas por su riqueza en vitamina C, ácido fólico, betacarotenos y minerales.

Otras verduras de la misma familia botánica son muy comunes en la alimentación, como el brécol, la coliflor, la mostaza o la rúcula.

Componentes del berro

Las hojas, que son la parte comestible, contienen:

- Carbohidratos, proteínas, fibra, vitaminas y minerales.
*Más info sobre los Berros en la alimentación en el listado superior.

- Glucosinolatos: gluconasturtina o gluconasturtósido. Se trata de unos componentes que actúan de defensa natural de la planta contra sus depredadores. Estos componentes se degradan en isotiocianato de feniletilo (o feniletilsenevol), un componente irritante de la piel.

- El contenido en aceite esencial es bajo (0,07%), y éste contiene raphanol.

¿Qué peligros tiene el berro?

El consumo de berros presenta dos peligros principales:

- Que si se consume en estado silvestre, es posible que la planta esté contaminada por parásitos. Los berros pueden ser transmisores de enfermedades como la distomatosis o fascioliasis hepática. El riesgo de contaminación se multiplica si se trata de zonas de pastoreo de cabras, ovejas, vacas, etc.

Esta enfermedad es ocasionada por un parásito trematode (Fasciola spp.) que se ubica en los canalículos biliares causando daños hepáticos, ictericia y anemia. (Más información sobre las enfermedades que trasmiten los berros)

- Los berros silvestres pueden recogerse en las corrientes o riachuelos a partir del mes de septiembre. Cuando los berros se recolectan por personas no experimentadas, es posible que se confundan con la berra o apio bastardo (Apium nodiflorum), que se considera una planta tóxica.

Esta planta habita en los mismos lugares que el berro de agua, y a menudo crecen una al lado de la otra. Antes de su floración, las plantas pueden confundirse con relativa facilidad. Sin embargo, el apio bastardo es una planta Umbelífera: se distingue por sus hojas de folíolos ligeramente dentados y, cuando florece, por las flores en umbela. Su sabor es fuerte y desagradable.

El berro de agua tiene el limbo característicamente redondeado. En Inglaterra, el apio bastardo se conoce como fool's watercress (berro de los inocentes), debido a la habitual confusión entre estas dos especies.

Existen en el mercado berros de agua cultivados expresamente para la venta. Para ello se utiliza aguas potables y se plantan sobre un lecho de arena. Estos berros son de confianza y se pueden comer sin peligro.

Hoja de berro o mastuerzo de agua

Fotografía de hoja de berro o mastuerzo de agua
(Nasturtium officinale)

Hoja de apiácea

Fotografía de hoja de apio bastardo
(Apium nodiflorum)

Precauciones

- Los berros contienen sustancias irritantes que pueden causar dolor a personas que sufran de gastritis y acidez de estómago.

*Consulte los Efectos secundarios y contraindicaciones de los berros.

Enfermedades que puede trasmitir el berro

Entre las posibles infecciones que nos pueden contagiar los berros silvestres se encuentran las siguientes:

Foto de vaca

Fotografía de vaca.
Los berros silvestres no se deben recoger sobretodo si hay animales de pastoreo cerca, ya que las probabilidades de que estén contaminados por parásitos son muy altas.

- Fascioliasis o distomatosis hepática: es la enfermedad más habitual que pueden transmitir los berros. Se trata de una enfermedad del ganado, principalmente de rumiantes como ovejas, cabras, vacas o toros.

La enfermedad es causada por un gusano plano (Fasciola hepática) que habita en el hígado de los rumiantes y se alimenta de su sangre. Los animales infectados diseminan los huevos del parásito por heces. Para poder desarrollarse, la larva (miracidio) debe infectar a un caracol específico (Lymnaea viatrix). Los parásitos abandonan los caracoles en forma de una larva con cola móvil (cercaria) y habitan sobre los vegetales del agua. En los vegetales pierden la cola y se enquistan constituyendo lo que se conoce como metacercarias.

La ingestión de berros contaminados con metacercarias de este gusano plano es la causa de la aparición de una enfermedad denominada fasciolasis que puede afectar tanto a los animales como al hombre.

En las primeras fases de la enfermedad, los síntomas son parecidos a la enfermad hepática (dolor de cabeza, falta de apetito, vómitos o ictericia). Si no se trata, puede cronificarse hasta producir hepatomegalia. Finalmente los parásitos pueden obstruir los conductos biliares y producir dolor cólico.

- Listeriosis: los berros silvestres pueden estar contaminados con bacterias de la listerosis (Listeria monocytogenes). Esta bacteria puede producir infección generalizada o incluso meningitis, especialmente en personas con pocas defensas, mujeres embarazadas y niños.

Más información sobre los berros .

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil