REVISTA DE PLANTAS

revista

 

 

REMEDIOS CASEROS

remedios curativos

 

 

 

 

Enfermedad de Wilson

Síntomas, causas y tratamiento de la Enfermedad de Wilson







SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO DE LA ENFERMEDAD DE WILSON

 

¿Qué es la Enfermedad de Wilson?

dibujo higado
Uno de los primeros órganos afectados de la enfermedad de Wilson es el hígado. Dibujo por cortesía de ©Dibujosparapintar.com

La ENFERMEDAD DE WILSON o DEGENERACIÓN HEPATOLENTICULAR es una enfermedad genética crónica caracterizada por la acumulación de cobre en el organismo.

El exceso de cobre se acumula en el sistema nervioso, riñones, ojos e hígado causando enfermedades a estos órganos.

Aunque se trate de una enfermedad bastante rara, que afecta a una de cada 30.000 personas, si no se descubre y se trata a tiempo puede resultar mortal.

Es una enfermedad muy grave: Físicamente puede suponer el deterioro físico y mental del paciente. Socialmente afecta gravemente la autonomía de los enfermos que, de no responder al tratamiento adecuado, pude impedir el desempeño de un trabajo, de una vida social o de una vida personal autónoma, haciendo que dependa de los demás.

 

Síntomas de enfermedad de Wilson

Entre los órganos primeramente afectados se encuentra el hígado, al cual puede ocasionarle desde insuficiencia hepática, hasta hepatitis, cirrosis o destrucción del hígado.

Los depósitos de cobre en el cerebro o medula espinal son responsables de numerosos daños neurológicos como pérdida de memoria, dificultad de movimientos, temblores en las extremidades, descoordinación, problemas en el lenguaje o, incluso demencia.

 

Causas de enfermedad de Wilson

Las causas de esta enfermedad son genéticas. 

 

Síntomas y diagnóstico de enfermedad de Wilson

La enfermedad puede presentar inicialmente los síntomas propios de una hepatitis con la cual se puede confundir:

Además del hígado, la enfermedad ataca al bazo haciendo que este aumente de tamaño.

Posteriormente pueden aparecer los síntomas de afectación del cerebro o de la medula espinal: mala coordinación, temblores, movimientos lentos o dificultosos, dificultades en el habla, problemas de deglución, confusión, comportamientos inapropiados, agresividad, depresión, intento de suicidio, etc.

Además de una exploración física, se precisa de un análisis de sangre e incluso una biopsia del hígado o riñones para determinar con certeza la existencia de esta enfermedad.

Es importante diagnosticar esta enfermedad en sus estadios más avanzados para frenar su evolución y evitar que produzca daños irreparables a los órganos afectados.

 

Tratamiento de la enfermedad de Wilson

El tratamiento principal supone la administración de medicamentos que rebajen la cantidad de cobre en el organismo, bien impidiendo su absorción o ayudando a su eliminación. 

 

Dieta para la enfermedad de Wilson

Además de los medicamentos adecuados, se debe aplicar la dieta correcta para el tratamiento de esta enfermedad. La dieta para la enfermedad de Wilson consiste fundamentalmente en controlar la ingestión de alimentos que contengan cobre.

- Eliminar de la dieta los alimentos ricos en cobre: Se debe intentar una dieta por debajo los 1,5mg. diarios de cobre. La lista siguiente contiene una referencia de alimentos ricos en este mineral que los enfermos de Wilson deben eliminar de la dieta:

- Vísceras: Corazón, hígado, patés, foie,...

- Marisco: Calamares, sepia, berberechos, almejas, ostras, etc.

- Chocolate

- Legumbres ( soja en especial no es recomendable)

- Vino ( en especial, el vino blanco es rico en cobre)

Menor contenido que los anteriores:

- Setas

- Frutos secos

- Cereales integrales

*Más información: Alimentos ricos en cobre

 

- Dieta rica en zinc: El zinc compite con la absorción de cobre, aunque muchos de los alimentos ricos también contienen mucho cobre. Se puede valorar introducir germen de trigo o zinc en forma de suplementos, bajo control médico. Entre las carnes que contienen más zinc, se encuentra la carne de caballo.

- Alimentos ricos en vitamina B6 o suplementos de esta vitamina: Suelen presentarse déficits de vitamina B6 o piridoxina.

- Los complementos de vitamina E pueden ser interesantes para paliar los daños que la enfermedad pueda ocasionar en el hígado.

- Se debe abandonar por completo el consumo de alcohol

- No utilizar utensilios de cobre

- No debe beberse agua mineral que contenga más de 100 mg de cobre por litro. El agua de grifo tampoco resulta muy conveniente porque contiene grandes cantidades de cobre por disolución del mismo de las rocas y conducciones de agua. Mejor beber agua desmineralizada.

punto rojoMás información sobre el tratamiento natural del hígado, suplementos y dieta adecuada en el listado superior.

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2014 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.