Alimentos ricos en hierro

Revista de Plantas de Botanical-online

Tratamiento natural de la hepatitis

Medicina natural para la hepatitis

REMEDIOS NATURALES PARA LA HEPATITIS

Tratamiento natural de la hepatitis

La HEPATITIS es una inflamación del hígado que puede ser debida a diferentes causas.

plantas tratamiento natural de la hepatitis
Principales plantas utilizadas en el tratamiento natural de la hepatitis: Cardo mariano, alcachofa y diente de león o amargón

Es necesario que un médico evalúe el estado de la persona, la causa de hepatitis, el tipo y el tratamiento más adecuado.

Un tratamiento adecuado de la hepatitis puede curar rápidamente la enfermedad sin dejar secuelas en este órgano.

En caso de no recibir el tratamiento adecuado, o dependiendo de la virulencia de la enfermedad, puede transformarse en una enfermedad de carácter crónico y conducir a una degeneración progresiva del órgano, cirrosis, insuficiencia hepática o cáncer de hígado.

En caso de hepatitis, se debe acudir a un médico.

Juntamente con el tratamiento, es importante eliminar el consumo de alcohol, se incluyen las bebidas alcohólicas, alimentos con alcohol y medicamentos como las tinturas.

El tratamiento natural de la hepatitis sirve para ayudar a mejorar el estado de salud del hígado y sus funciones. En ningún caso las plantas medicinales pueden sustituir el tratamiento médico.

Hierbas medicinales para la hepatitis

La fitoterapia o plantas medicinales en el tratamiento de la hepatitis se centrará en los siguientes objetivos:

- Plantas desinflamatorias que rebajen la inflamación del higado enfermo.

- Plantas dexintoxicantes o depurativas que ayuden al hígado a eliminar las toxinas del organismo.

- Plantas antivíricas que protegen al organismo contra el contagio.

 

LAS TRES MEJORES PLANTAS PARA LA HEPATITIS

Entre las plantas más adecuadas para tratar la hepatitis tenemos las siguientes:

Cardo mariano para la hepatitis

cardo mariano planta medicinal higado
El cardo mariano es una planta medicinal tradicionalmente utilizada para regenerar el hígado

El cardo mariano (Silybum marianum), por la presencia en sus semillas de un componente denominado silimarina, constituye un remedio para el tratamiento de las enfermedades del hígado, entre las que podríamos mencionar la hepatitis, la insuficiencia hepática y la cirrosis .

Actua sobre las células hepáticas enfermas regenerándolas y tiene un efecto protector al impedir que estas enfermen, por eso resulta muy adecuado en los que beben mucho alcohol ya que les protege contra una posible cirrosis.

El cardo mariano tambien és adecuado para eliminar las impurezas que en él se pueden depositar cuando este órgano filtra la sangre contaminada.

Su eficacia como antítodo del veneno de la Amanita phaloides ha sido probado al impedir que las toxinas de este hongo destruyan el hígado. (Raíces, tallos, así como el jugo de sus hojas machacadas en la proporción deseada) (1 ml de tíntura 3 veces al día) (Infusión de una cucharadita de frutos triturados por vaso de agua durante 1/4 de hora. Tomar tres tazas al día durante 1 o 2 meses). (Existen suplementos de silimarina que pueden tomarse de acuerdo a las condiciones del prospecto)

Es una planta silvestre comestible cuyas hojas tiernas, los cardos, pueden añadirse a las ensaladas y ejercen una función reparadora de las células del hígado y ayudan a este órgano a eliminar toxinas, lo que resulta especialmente interesante cuando el hígado enfermo precisa esta ayuda. (Comer cardos en la alimentación

   

Alcachofera para la hepatitis

La alcachofera(Cynara scolymus), por su contenido en cinarina, protege al higado y ayuda a su recuperación en caso de enfermedad hepática. Favorece la función biliar y ayuda a eliminar la necesidad de vomitar.

Los ácidos cafeico, linoleico y oleico intervienen en su poder hepato-protector y el ácido cafeolquínico y la cinanina son los que que aportan un valor coleretico, es decir de estimulación de la bilis. (Infusión de dos cucharadas de hojas secas por litro de agua. Tomar tres veces al día antes de las comidas.) (Un preparado de jugo de las hojas verdes mezcladas con vino puede servir para el mismo cometido.)

   

Diente de león o amargón para la hepatitis

El diente de león o amargón  (Taraxacum officinale) es un buen estimulante de la función hepática y biliar, siendo muy útil en aquellos casos en que se presente hepatitis.

Ademas, siendo uno de los mejores diureticos, incrementa la producción de orina y depura el organismo de toxinas por lo que ayuda al hígado a realizar su función sin que se tenga que esforzar tanto. (Decocción de 100 gr. de raíces en litro y medio de agua. Tomar tres tazas al día) Es una infusión muy amarga (De hecho a esta planta también se la conoce como amargón) por lo que puede combinarse con las hierbas anteriores o con otras plantas, como la menta, el hinojo o el boldo.

Al igual que el cardo mariano, es una planta silvestre comestible cuyas hojas tiernas pueden añadirse a las ensaladas a las que les proporciona un sabor especial, con un toque amargo muy característico.

 

Alimentos medicinales para la hepatitis

Entre los principales alimentos medicinales para el hígado se encuentran:

remolacha roja
Foto de remolacha roja

- Vitamina C: El hígado utiliza los antioxidantes que proporcionan la fruta y los vegetales para realizar sus tareas de desintoxicación del organismo. Una dieta muy rica en frutas y verduras frescas es la mejor forma de tomar esta vitamina. (Abundantes frutas, mango, zanahoria rallada con limón, kiwi, pimientos, mermelada de escaramujos, frambuesas, arándanos, ensaladas, nabos, rabanitos, añadir limón exprimido a las recetas)

- Remolacha o betabel (Beta vulgaris): Por su contenido en antioxidantes (betalaínas, entre los que se encuentran betacianinas como la betanina y las betaxantinas), la remolacha ayuda al hígado en su función depurativa, hecho que lo hace muy interesante para que sea consumido por enfermos de hígado. (Remolacha fresca o al vapor, en jugo o en ensaladas) (Recetas con remolachas)

- Té verde (Camellia sinensis): Sus propiedades antioxidantes pueden proteger la degeneración del hígado y cáncer hepático (Infusión de una cucharada de planta seca por vaso de agua. Tomar 3 vasos al día).

- Vitamina D o vitamina solar: esta vitamina está estrechamente relacionada con numerosas afectaciones de salud y es deficiente en personas que pasan poco tiempo al aire libre y llevan una dieta pobre en pescado azul. Los expertos recomiendan realizar una analítica y si se observa deficiencia, tomar suplementos, además de la exposición solar. (1 perla de 1000UI de vitamina D al día hasta normalizar niveles séricos)

*Más información:

- Remedios caseros para la hepatitis

punto rojoMás información sobre el tratamiento natural de la hepatitis y dieta adecuada en el listado superior.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil