Revista de Plantas de Botanical-online

Alimentos ricos en hierro

Propiedades del jugo de aloe

Beneficios del zumo de Aloe vera

Áloe vera o sábila, planta medicinal

aloe vera gel
Foto de áloe. El interior de las pencas contiene una sustancia gelatinosa, de la que se extrae el gel de áloe

El áloe o sábila (Aloe vera) es una planta crasa de origen africano que actualmente se puede encontrar en la mayor parte de zonas cálidas del mundo. Su uso se debe principalmente a sus propiedades vulnerarias para la piel, que son bien conocidas en prácticamente todo el mundo.

Se trata de una de las mejores plantas para la piel: el jugo que se encuentra en el interior de las hojas (pencas) del áloe, es rico en mucílagos, unas sustancias con propiedades demulcentes, suavizantes, calmantes y cicatrizantes de la piel.

Además de estas propiedades, el jugo o zumo de áloe también puede tener efectos beneficiosos cuando se ingiere, principalmente por las propiedades que ejercen los mucílagos:

Propiedades del jugo de aloe vera en uso interno

- Aparato digestivo: Los mucílagos son un tipo de fibra soluble que aporta textura gelatinosa al áloe. Este gel recubre la mucosa del estómago y los intestinos, protegiéndola de los jugos digestivos y ayudando a repararla y a cicatrizar heridas. Por esta razón, el gel de áloe es un gran aliado del sistema digestivo. Entre las diferentes afectaciones digestivas en las que nos puede ayudar el gel de áloe, destacamos:

- Gastritis: El mucílago tiene propiedades demulcentes, suavizantes y protectoras de la mucosa gástrica, disminuyendo el dolor y la acidez. Se recomienda en caso de gastritis, acidez estomacal, úlcera o problemas de estómago como potente recuperador de la mucosa gástrica. (1-2 cucharadas de jugo de áloe, 30 minutos antes de las comidas con 1 vaso de agua). (Se recomiendan aquellos productos que contengan al menos un 98 % de áloe, sin aloína ni áloe emodina ( componentes irritantes para el estómago)

intestino
El jugo de áloe es adecuado cuando hay estreñimiento.

- Estreñimiento: Los mucílagos son fibras fermentables que ayudan a evitar o solucionar el estreñimiento, al aumentar el volumen de las heces y facilitar la defecación.

- Enfermedades intestinales: Los mucílagos son fibras fermentables por las bacterias del colon, favorece la proliferación de bacterias beneficiosas del intestino (efecto prebiótico). Junto con una alimentación adecuada, el áloe ayuda a regenerar la flora intestinal. Se recomienda después de tratamientos con medicamentos antibióticos, o en situaciones en que puede estar debilitada la flora o microbiota intestinal (mucho estrés, celiaquía,etc.).

También es adecuado en caso de enfermedades intestinales, Crohn, colitis, síndrome del intestino demasiado permeable, divertículos, etc., en las que además de propiedades digestivas y calmantes, puede actuar como antiinflamatorio.

- Tos y dolor de garganta: Los mucílagos del áloe son muy útiles vía interna para el tratamiento de la tos, bronquitis, asma, afonía o irritación de garganta. Su acción protectora, suavizante y calmante de las mucosas actúa aliviando la garganta irritada y reduciendo la inflamación. (Tomar 1 -2 cucharadas de jugo de áloe con infusión para la tos expectorante, por ejemplo, de eucalipto, menta o boldo)

- Colesterol: Una dieta rica en fibra soluble, como la que aporta el jugo de áloe, ayuda a reducir los niveles de colesterol altos, previene la obesidad y enfermedades asociadas como la diabetes tipo 2 y ciertos tipos de cáncer.

Sin una dieta asociada y hábitos de vida saludables, el jugo de áloe por sí sólo no es un remedio contra el colesterol. En una tercera parte de los pacientes que toman entre 10 ml o 20 ml diarios durante unos tres meses, el 70% no presentó ningún beneficio contra el colesterol.

¿Áloe vera para la diabetes?

Se esta estudiando si el áloe vera es capaz de disminuir el azúcar en la sangre en las personas con diabetes tipo II Aunque algunos estudios han resultado positivos, no existe suficiente evidencia para afirmar que esta planta deba ser utilizada en el tratamiento de la diabetes (Más información)

Receta: Preparación del jugo de áloe casero

El jugo o zumo de áloe casero se obtiene a partir de las hojas frescas del áloe, primero se cortan las hojas, después se deben lavar, pelar, pasar por agua para retirar la capa amarillenta, y dejar el gel resultante en remojo con agua durante unas 2 horas, en la nevera (Aproximadamente se añade agua hasta cubrir).

Durante el remojo, el gel de áloe libera sus mucílagos (componentes medicinales) en el agua, porque son sustancias solubles. De esta forma conseguimos que cunda más la preparación, sin tener que cortar demasiada cantidad de nuestra planta. Para elaborar el jugo, se tritura toda la mezcla anterior, que resultará en un líquido blanquinoso y muy gelatinoso. Se debe guardar en la nevera y consumir en unos 4 días.

Las hojas pueden recogerse cada 6 meses. Se debe retirar solamente unas 2 o tres hojas por planta. El gel de aloe vera debe obtenerse adecuadamente de manera que se separe el acíbar o látex del gel. Instruciones en imágenes:

receta como obtener gel de aloe o sabila casero de una planta
Cómo obtener gel de áloe casero
. Elaborado por ©Botanical-online.com. Dibujo de: ©Dibujosparapintar.com

Comprar jugo de áloe

botella de jugo o zumo de aloe vera para beber
Botella de jugo de áloe vera para su uso interno (complemento alimenticio)

Para las personas que no disponen de la planta, es posible encontrar jugo de áloe en la mayoría de supermercados, parafarmacias, herbolarios, tiendas especializadas y tiendas online. Sus principios medicinales, los mucílagos, no se deterioran durante el proceso de elaboración del jugo, ya que son resistentes al calor.

Existen muchos productos con áloe. Cuando se busca jugo de áloe para uso interno es muy importante que en la etiqueta conste que es un producto comestible.

No se debe ingerir cremas con áloe vera destinadas a su uso interno, porque en muchos casos pueden contener aditivos cosméticos tóxicos.

Se recomienda consultar la etiqueta y comprar aquellos productos que contengan sólo o principalmente gel de áloe (debe ser el primer ingrediente de la lista) y que estén destinados a su uso interno (que indiquen en su etiqueta complemento alimenticio o que especifiquen que se puede beber).

Una de las ventajas de los jugos preparados de la herboristería es que, al tener conservantes, pueden conservarse durante más tiempo en la nevera que las preparaciones caseras, más susceptibles al deterioro bacteriano.

El áloe para uso interno también se puede conseguir en forma de polvo, que se ha obtenido al liofilizar las hojas de áloe previamente cortadas. La liofilización consigue realizar preparaciones que se presentan fundamentalmente en forma de extractos, polvo seco, cápsulas o comprimidos.

¿Qué cantidad se debe tomar?

etiqueta jugo de aloe
Ejemplo de etiqueta de jugo de áloe para uso interno. Se puede observar que el gel de áloe es el primer ingrediente (indica que es el que se encuentra en mayor cantidad).

Del jugo de áloe no nos interesan sus propiedades nutritivas, porque no es una fuente de macronutrientes, vitaminas ni minerales destacables.

Para obtener sus propiedades medicinales para la piel y mucosas, es suficiente con tomar la cantidad de fibra que se encuentra en dosis de 1-2 cucharadas, de 2 a 3 veces al día.

Se puede añadir dentro de jugos de fruta, en el yogur, en la leche, incluso dentro de las infusiones o en cualquier preparación.

Beber un vaso de jugo de áloe no tiene más beneficios que su uso en las dosis recomendadas. De hecho, el jugo de áloe es mejor tomarlo repartido durante el día, porque de esa forma se consigue proteger la mucosa digestiva todo el día.

Sin embargo, un vaso de áloe supone un gran aporte de fibra mucilaginosa, que puede ser adecuada en caso de estreñimiento. En estos casos, sería suficiente con medio vaso (100-150 ml) y se debería acompañar de una dieta adecuada para el estreñimiento.

Acíbar de áloe contra el estreñimiento

Inmediatamente después de la piel de las hojas del áloe se encuentra el acíbar de áloe, que es un látex de color amarillento y sabor amargo. Este acíbar se utiliza en uso interno para el tratamiento del estreñimiento, debido a que contiene antraquinonas, unos compuestos con efectos laxante.

Sin embargo, no se recomienda tomar de la planta directamente, puesto que, si no se respetan las dosis, puede resultar muy irritante para el tracto digestivo. Además, el efecto laxante estimulante es muy potente y presenta contraindicaciones. Generalmente se utilizan otras plantas laxantes menos tóxicas, como las infusiones de sen o la cáscara sagrada.

*Seguir leyendo: Toxicidad del áloe vera

punto rojo Más información sobre propiedades, obtención y contraindicaciones del aloe.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil