REVISTA DE PLANTAS

revista

 

 

REMEDIOS CASEROS

remedios curativos

 

 

SEMILLAS DE CHÍA

(Salvia hispanica L.)

Historia de las semillas de chía

semillas de chia

En la imagen: semillas de chía

 

Las semillas de chía son nativas de Centroamérica y se consumían por la población indígena hace más de 6.000 años. Yacimientos demuestran que fue cultivada en el Valle de México por las civilizaciones teotihuacanas y toltecas antes de que los aztecas conquistaran esas tierras, y entre los años 1.500 a.C. y 900 a.C. las semillas de chía fueron una moneda en México.

Gracias al Códex Florentinus, escrito por Fray Bernardino de Sahagún, sabemos que la chía se utilizaba entera y mezclada con otros alimentos; se elaboraba con ella una bebida refrescante llamada "agua fresca de chía"; también se obtenía aceite de su prensado y servía como base para pinturas y ungüentos empleados en el cuerpo y la cara.

Sin embargo, como sucedió con la quinoa y el amaranto, a la llegada de los colonizadores españoles el cultivo y consumo de chía se prohibió debido a que formaba parte de los rituales religiosos paganos.

Actualmente la chía es objeto de investigación debido a su alto contenido en Omega 3, siendo uno de los alimentos vegetales con más contenido en estos ácidos grasos esenciales; y su gran capacidad para retener agua, debido al mucílago que contiene.

También se estudia la introducción de esta semilla en la dieta de los animales de granja con el fin de aumentar el contenido en Omega 3 de huevos y lácteos.

 

Cómo consumir la Chía

cucharada chia

Composición nutricional por una cucharada (10g)

Nutriente

Contenido

Calorías (Kcal)

47,2

Carbohidratos (g)

4,7

Proteínas (g)

1,6

Grasas (g)

2,6

Fibra (g)

5
Vitamina B9 o ácido fólico (mcg) 11,4

Calcio (mg)

52,9
Sodio (mg) 3,9

Harina de Chía

La harina de chía se obtiene de la molienda de las semillas de chía. La riqueza nutricional de esta semilla permite incluirla en múltiples preparaciones como panes, tortas, barritas, bebidas, salsas, etc.

 

Aceite de chía

Del prensado de las semillas de chía puede obtenerse aceite de chía, aunque no es habitual y su precio es bastante costoso. Al igual que su semilla, el aceite de chía tiene un alto contenido de Omega-3.

 

¿A quién se recomienda tomar semillas de chía?

- A toda la población en general. En una sociedad dónde los malos hábitos alimentarios han derivado en un déficit de Omega 3 y en dietas acidificantes y pobres en fibra, la chía parece la piedra angular de todos estos problemas. Junto con una dieta equilibrada, la chía es de los alimentos vegetales con más cantidad de Omega 3, contiene calcio y un alto pocentaje de fibra en su composición.

- Mujeres embarazadas, para ayudar a controlar las glucémias, como aporte extra de ácidos grasos esenciales Omega 3 y fuente de calcio, oligoelementos, vitamina B3 y ácido fólico.

- Deportistas, especialmente deportistas de resistencia. Estudios demuestran que la capacidad de la chía para regular los niveles de azúcar mejora la absorción lenta de estos durante toda la jornada de ejercicio, mejorando así el rendimiento deportivo.

- Personas con estreñimiento: la chía contiene gran cantidad de fibra reguladora del tránsito intestinal y está indicada en la prevención y el tratamiento del estreñimiento.

- Diabéticos. La chía posee una gran cantidad de fibra soluble que, junto con una dieta adecuada para la diabetes, puede ayudar a regular la absorción de azúcares mejorando así los resultados de controles diabéticos.

- Enfermedades cardiovasculares. La chía, junto con el lino y las nueces, es uno de los alimentos con más contenido en Omega 3 que existen. Este ácido graso esencial tiene un gran papel en el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares como la hipertensión.

- Menopausia: la chía ayuda a regular la absorción de azúcares, ayudando en el control de pérdida de peso. También es un alimento rico en calcio y ácidos grasos esenciales.

- Obesidad: además de los beneficios ya comentados sobre las enfermedades cardiovasculares y el control de glucémia, la fibra de la chía aporta saciedad, repercutiendo en una menor ingesta de alimentos.

 

Dónde comprar semillas de chía

- Tiendas de dietética y ecológicas. La chía aún es un alimento novedoso en muchos países y se suele vender en tiendas especializadas. Incluso algunas veces deberemos encargarlas, pues no son muy conocidas en algunas regiones.

- En supermercados, mercados y tiendas habituales, especialmente en países donde forma parte de la dieta habitual: México, Perú, Bolívia.

- Tiendas on line, Internet acaba siendo el remedio más práctico cuando no encontramos lo que buscamos en los puntos de venta habituales.

 

Dosis de chía: ¿cuánto tomar?

- Estreñimiento: para beneficiarse de los efectos reguladores de esta semilla, se recomienda tomar de 2 a 4 cucharaditas de postre diariamente durante 1 semana, junto con un vaso de agua. Una vez normalizado el tránsito intestinal, se recomienda mantener un aporte de 1-2 cucharaditas de postre diarias.

Cabe recordar que contra el estreñimiento también es importante una correcta hidratación, bacterias lácteas (provinientes de yogures), una dieta con abundante presencia de vegetales y frutas y rica en cereales integrales y legumbres. Además, caminar ayuda a activar el tránsito intestinal.

- Obesidad: tomando 1 cucharadita de postre con un vaso de agua 30 minutos antes de cada comida, tres veces al día, provocaremos que la fibra presente en la semilla se hidrate y multiplique su volumen en el estómago. Ello hará que tengamos sensación de plenitud y satisfacción comiendo menos cantidad de alimentos. Además, los carbohidratos de los alimentos se absorverán poco a poco impidiendo que aparezcan ganas de dulce después de comer. Si además lo acompañamos de una dieta baja en grasas, la pérdida de peso puede ser mayor.

- Hipertensión: se recomienda añadir 2 cucharaditas de postre de dos a tres veces al día en los platos o bien tomadas de postre con el yogur o con un vaso de agua antes de cada comida. La importancia de estas semillas sobre la salud cardiovascular recae en su propiedad para aportar saciedad (ayudando al mantenimiento de peso), su aporte en Omega 3 y su aporte en minerales antioxidantes.

- Diabetes: para el control de la diabetes la chía ejerce acción mediante su fibra. Esta fibra hace que los azúcares y féculas de la comida se absorban más despacio, aunque debemos cuidar de llevar una dieta adecuada para la diabetes. Añadir 1 cucharadita de chía en los platos de ensalada, de frutas, y junto con legumbres y cereales, ayudará a absorber más lentamente los azúcares de la comida.

 

Cómo conservar las semillas de chía

Las semillas de chía deben conservarse en un recipiente hermético, preferiblemente de cristal, y ser almacenadas en un lugar oscuro, fresco y seco para evitar su degradación. Se conservan en óptimas condiciones durante un año.

*Información relacionada: ¿Cómo tomar las semillas de chia?

Más información sobre la chía en el listado superior.

Otros artículos de interés

Dieta para la retencin de lquidos
Dieta para la retención de líquidos

Como controlar la ansiedad
Como controlar la ansiedad

Remedios para el alzheimer
Remedios para el alzheimer

EmbarazoDolor -  Adelgazar - DiabetesDepresión - HerpesAnemia - Alzheimer - Listado de enfermedades...


El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2015 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil