Problemas en hojas o flores de hortensia

Plagas y enfermedades de las hortensias

Cuidados de la hortensia

Las hortensias (Hydrangea spp.) pueden ser atacadas por plagas o enfermedades que causen hojas arrugadas, marrones o quemadas; las puntas de las hojas marrones, manchas en flores y hojas, o problemas de crecimiento o de floración.

hortensias

Hortensias expuestas en una floristería.

La aparición de este tipo de problemas también puede ser causado o favorecido por el exceso o la falta de riego, falta de abono, o simplemente por tener la planta mal orientada en el jardín.

Conocer qué tipo de plagas y enfermedades afectan más a las hortensias ayudará a que podamos prevenirlas, identificarlas y tratarlas adecuadamente.

¿Qué plagas y enfermedades sufren las hortensias?

Entre las principales plagas tenemos los ácaros y los pulgones, los cuales se desarrollan especialmente con el aumento de la temperatura, a partir de la primavera.

La calor y la humedad favorecen su desarrollo, por eso es importante regar a primeras horas de la mañana, procurando que el agua no salpique la planta. Ante los primeros indicios, deberemos aplicar una serie de remedios para evitar que se desarrollen y sea más difícil eliminarlos.

¿Cómo identificar los pulgones?

Los pulgones son insectos que suelen tener entre 1 y 4 mm de longitud. Pueden ser verdes, amarillos o negros. Los pulgones verdes son los que atacan fundamentalmente las hortensias y otras flores, como las fucsias, los hibiscos, las rosas, las adelfas o los tulipanes. Son responsables de elaborar una especie de melaza que convierte la planta afectada en algo pegajoso.

Las hormigas, especialmente las hormigas negras del jardín (Asus niger), son las responsables de criar estos pulgones y alimentarse de ellos, succionando sus secreciones líquidas.

Además, en el líquido pegajoso que producen los pulgones se desarrolla la negrilla, un hongo que se alimenta de la planta y la debilita y, al cubrir las zonas verdes, impide que la planta realice la fotosíntesis con normalidad. Los lugares donde suelen aparecer son las puntas de los tallos y las yemas, por lo que si, lo detectamos al principio, podemos despuntar estas partes afectadas y deshacernos del material contaminado.

Remedios contra los pulgones

Es importante también aplicar un insecticida sobre estas zonas afectadas y, si se puede, separar la planta afectada del resto. Igualmente, será muy importante controlar las hormigas para que éstas no trasladen los pulgones del suelo u de otras plantas a los ejemplares sanos.

Arañas rojas en las hortensias

Entre los principales ácaros se encuentran las arañas rojas, que, al acumularse, proporcionan tonalidades rojizas o marrones al envés de las hojas y una especie de telaraña entre los nervios del envés. De progresar el ataque, finalmente producirán su caída. Las arañas rojas se desarrollan especialmente con climas cálidos y secos.

Para controlar estos insectos se utilizan acaricidas específicos. Si queremos eliminar o controlar biológicamente ácaros, pulgones u otros insectos podemos utilizar otros insectos como las mariquitas, que se alimentan de los mismos.

Enfermedades de las hortensias: clorosis

Además de estas plagas, las hortensias son muy propensas a una enfermedad llamada clorosis, caracterizada porque las hojas se vuelven amarillas. Esta enfermedad se produce cuando el suelo tiene un pH demasiado elevado (por encima de 7) lo que determina que la planta no disponga de suficiente hierro.

La solución pasa por mejorar las características del suelo, consiguiendo que este sea más ácido. En el caso de la hortensia para disminuir el pH del suelo es necesario añadir quelato de hierro al mismo. La aparición de flores azules indica que los niveles de acidez son altos y, por lo tanto, los riesgos de clorosis son bajos.

mejorar tipo suelo

Mejorar el pH del suelo

Oídio en hortensias

El oídio es otra de las enfermedades habituales en esta planta. Se trata de una enfermedad fúngica que cubre las hojas con una patina de polvo blanco. Esta enfermedad produce el retorcimiento de las hojas, la deformación de los brotes y la falta de floración. Poco a poco, la planta se va debilitando y termina por morirse.

Esta enfermedad debe ser eliminada con fungicidas, que deben aplicarse durante los primeros síntomas, dado que una vez se extiende es muy difícil de frenar. Es conveniente aplicar un tratamiento en invierno y otro a principios de primavera, sobre todo en tiempos lluviosos pues la humedad acrecienta el crecimiento del hongo. Además, es conveniente cortar las partes afectadas y deshacerse del material infectado para que no contamine las plantas sanas.

tratamiento ecologico plagas

Tratamiento ecológico de plagas del huerto

¿Cómo cultivar la hortensia adecuadamente?

Recomendamos la lectura de la siguiente guía de cultivo de las hortensias para conocer qué tipo de suelo que necesitan, cuánto hay que regarlas, qué color de flores podemos conseguir, el tipo abonado, variedades, etc.

cultivo de las hortensias

Cultivo de las hortensias

punto rojo Más información sobre las hortensias.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar