Cultivo de arándanos: Plagas y enfermedades

Este artículo ha sido avalado por Julián Masats - Ingeniero técnico agrícola especializado en hortofructicultura y jardinería.

¿Qué problemas puede dar el cultivo de arándanos?

Arándanos silvestres en otoño.

Plagas del cultivo de arándano

Los arándanos son arbustos que se cultivan principalmente para la obtención de sus frutos.

Las principales enfermedades que les afectan a los cultivos de arándanos son las enfermedades causadas por hongos. Son las más habituales y las que más se deberían evitar.

En general, es mejor una buena prevención que la utilización de productos fitosanitarios que, cuando las condiciones de infección son muy elevadas, no justifican su uso. Entre los principales patrones generales de prevención podríamos mencionar los siguientes:

  • Utilizar patrones limpios.
  • Favorecer la aireación de los campos para evitar la formación de hongos. Podar adecuadamente y plantar los ejemplares más dispersos. Evitar las zonas sometidas a encharcamientos o con terrenos arcillosos que retengan demasiado el agua.
  • Eliminar el material infectado, tanto sobre las plantas como sobre el suelo.

Enfermedades que pueden tener los cultivos de arándanos

Entre las principales enfermedades causadas por hongos tenemos:

Tizón bacteriano (Pseudomonas syringae)

Es una bacteria que penetra en el interior de los tallos a traves de las heridas, cortes, heridas producidas por el frío, etc,. En el interior de los tejidos produce una toxina (siringomicina) que facilita el crecimiento de nuevas bacterias así como la producción de una proteína que facilita que la planta sea más suceptible a ser dañada por el frío.

Esta enfermedad solo afecta a las ramas jovenes del año anterior o a las estacas que han sido preparadas para nuevas plantaciones. En estas partes jóvenes se desarrolla un cancro negro o marrón- rojizo que puede afectar desde un par de centímetros a toda la rama. Afecta a las yemas que mueren y a las hojas que amarillean y se caen. Para controlar esta enfermedad se requiere la poda de las ramas afectadas lo más pronto posible.

El uso de abonos nitrogenados a finales de verano resulta desaconsejado porque incentiva el crecimiento de la bacteria. El control químico supone el uso de insecticidas cúpricos a principios de octubre y principios de noviembre.

Botrytis o podredumbre gris:

Producida por el hongo (Botrytis cinerea) que se desarrolla fundamentalmente en condiciones de humedad. Ataca numerosas bayas, entre ellas las fresas, las frambuesas o los arándanos, hortalizas como los tomates o cebollas y numerosas plantas de jardín. Se caracteriza por la aparición de una capa o telaraña de color gris sobre la parte afectada.

Es una plaga que se propaga rápidamente cuando las condiciones son favorables, una capa de humedad sobre la planta y un tiempo fresco. En el caso de los arándanos, ataca los frutos pudriéndolos. La persistencia del micelium en forma de una capa compacta y dura sobre los frutos y los troncos permite que el hongo pueda resistir en condiciones ambientales desfavorables.

El tratamiento principal es la eliminación del material infectado con el objetivo de dificultar su expansión y mejorar las condiciones de ventilación para eliminar la humedad acumulada sobre las plantas que facilita el contagio y la expansión de la enfermedad. Para ello se deberán plantar las plantas más espaciadas y realizar una poda adecuada que permitirá eliminar material sobrante y que circule el aire entre las plantas. Esto es particularmente importante cuando se plantan en invernaderos, donde la circulación del aire suele ser menor y las condiciones de humedad muy elevadas. La aplicación de fungicidas adecuados de acuerdo a las condiciones del prospecto permitirá resguardar las plantas sanas de la infección.

Chancro o cáncer de frutal (Fusicoccum ssp.):

Esta enfermedad esta producida por hongos del género Fusicoccum, los cuales producen un chancro en las ramas o troncos que va aumentando hasta rodear la misma y producir su muerte. En los chancros el hongo desarrolla esporas que son esparcidas por la lluvia o por el viento y colonizan otras especies sanas. Por lo tanto la infección será más común en años con mucha humedad. La aparición de la enfermedad se nota en los ejemplares jóvenes con el desarrollo de unas manchas redondeadas de color marrón rojizo. El manejo de esta plaga supone la poda del material infectado y su posterior eliminación asi como la aplicación de un fungicida adecuado.

Mancha foliar:

Enfermedad de carácter fúngico producida por el hongo Protoventuria Myrtilli. Afecta a las hojas en primer lugar produciendo el amarillamiento y la caída de las mismas si no se solventa a tiempo. Produce también pequeñas manchas rojizas en los frutos. Posteriormente estas se transforman en cercos negros, amarillos o rojo oscuro ligeramente hundidos en el centro que no afectan a la carne per o que estropean el aspecto de los mismos impidiendo su venta. Esta enfermedad se puede detener antes de que ataque a los frutos con la aplicación de un fungicida adecuado.

Pudrición apical:

Es una enfermedad causada por el hongo Godronia cassandrae. Aunque aparece en todas las partes de la planta, solo afecta a las hojas y a los frutos despues de cosecharlos por lo que se piensa que los contamina a traves de las heridas causadas por la recolección. En las hojas produce manchas marrones que se transforman en negras o marrones con un borde negro, pudiendo extenderse y producir la caída de las mismas.

Este virus ataca la pulpa que poco a poco va perdiendo la consistencia así que aparece en el fruto una parte blanda que gradualmente se hincha (por acción del gas causado por la putrefacción interior) hasta que se escapa y produce el hundimiento del fruto y el amarilleamiento o amarronamiento de la piel.

La prevención de esta plaga radica en aumentar el drenaje de la tierra para evitar el estancamiento del agua que propicia su desarrollo así como el evitar el estrés hídrico proporcionando el riego adecuado. El uso de variedades resistentes o la no utilización de abonos nitrogenados en épocas de lluvias persistentes o durante la época de crecimiento puede favorecer la prevención de la infección. Puede utilizarse un fungicida químico que se aplicará durante la floración y la fructificación.

Phomopsis:

Enfermedad causada por el hongo Phomopsis vaccinii, un organismo responsable tambien del Cancer de las frutas. En este caso afecta principalmente a los frutos recogidos. Los frutos contaminados se vuelven blandos, con manchas y arrugados. Posteriormente se pudren y producen un líquido muy viscoso. Puede utilizarse un fungicida químico que se aplicará durante la floración y la fructificación.

Pelota algodosona:

Es una enfermedad causada por el hongo Sclerotina oxycocci = Monilinia oxycocci. Es una enfermedad que se desarrolla en el interior de los frutos de manera que estos se pudren por dentro porque en su interior se forma como una especie de pelota algodonosa. Los frutos afectados por esta enfermedad no pueden venderse. Los síntomas de los frutos infectados no se notan hasta que estos maduran. Entonces suelen aparecer estrías de color marron y se colorean de amarillo. A veces mantienen su color azulado y siempre están firmes por fuera.

Es importante detectar la enfermedad en las primeras fases de la infección cuando esta afecta a los brotes tiernos a las hojas y a las flores y todavía no ha llegado a los frutos. Los brotes jóvenes canvian de color y pasan del verde al marrón y se inclinan por debilitamiento. Las hojas adquieren un color parecido y las venas de las mismas presentan lesiones en forma de V. Las flores se llenan de un polvo blanco al igual que los brotes tiernos. Posteriormente los brotes se secan y se rompen y las hojas se caen. El exceso de agua en el suelo propicia el desarrollo de esta enfermedad, por lo que se recomienda que estos cultivos tengan un buen drenaje. El uso de fungicidas en los primeros estadios de la enfermedad puede detener el avance de la enfermedad. Estos mismos fungicidas deben aplicarse en años sucesivos para evitar su reaparición.

Antracnosis (Elsinoe veneta):

La antracnosis Es otra enfermedad que carácter fúngico que se desarrolla en periodos de mucha humedad y cuando las plantas están demasiado juntas. El hongo Elsinoe veneta ataca la parte más baja de los los tallos produciendo manchas circulares hundidas de unos 3 mm de grosor. Al principio estas son rojo oscuras y después se hacen grises con la posible presencia de bordes púrpura. Especialmente, cuando llueve mucho a finales de primavera o principios de verano, las lesiones pueden abrazar todo el tallo dificultando el paso de la savia o produciendo una maduración irregular en los frutos.

Las hojas también son atacadas y presentan agujeros como si hubieran recibido el impacto de un pequeño proyectil. Si la infección no es muy seria no merece la pena aplicar tratamientos. En caso contrario utilizar el fungicida adecuado. La prevención pasa por la utilización de variedades resistentes, el aireado de los cultivos y la eliminación del material infectado.

Las principales plagas que les afectan a los arándanos son:

  • Liebres: Comen la parte inferior de los troncos. Para evitar su acción se colocarán cercados o vallas que impidan su paso. También existen «espantapájaros» para roedores consistentes en una especie de móvil de ave rapaz que se mueve con el viento, simulando un depredador natural de la liebre.
  • Pájaros: Son los principales consumidores de sus frutos. La única forma de detenerlos es cubrir las plantas con mallas o poner espantapájaros, preferiblemente que no sean estáticos.
  • Insectos: Entre ellos mencionaremos los siguientes: Escama blanca (Aspidiotus nerii), Escamas del rosal (Aulacaspis rosae), los Chanchitos blancos (Pseudococcidae ssp.), papalota del arándano (Rhagoletis mendax) (larvas de polilla, trips, etc.
  • Nemátodos
Vicente Martínez Centelles
Escrito por Vicente Martínez Centelles Fundador de la web y director. Profesor de ciencias naturales, experto en plantas, remedios naturales y fotografía botánica.

21 marzo, 2020

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar