El cultivo de las berenjenas

Este artículo ha sido avalado por Julián Masats - Ingeniero técnico agrícola especializado en hortofructicultura y jardinería.

¿Cómo cultivar berenjena en el huerto casero?

Berenjena en huerto casero

La berenjena (Solanum melongena) es una planta de la familia de las Solanáceas, pariente de los tomates, las patatas y los pimientos.

El tamaño de las berenjenas puede alcanzar más de 30 cm., aunque existen variedades que producen frutos muy pequeños, que no superan los 2 cm de longitud.

Se trata de un fruto, consumido como hortaliza o verdura, que se recolecta en verano. Su origen suele situarse en el sudeste asiático, algunos la centran en la India. Hoy en día, aparece cultivada en la mayor parte de regiones del mundo.

Es una planta de cuidado fácil, pero hay que tener en cuenta una serie de características y requerimientos de la planta, para que su cultivo sea exitoso.

Características de la berenjena

Planta de entre 30 y 70 cm. de altura. Tallos erectos y vellosos. Hojas enteras ovales verde grisáceas y pubescentes con la presencia de pinchos en la nervadura de las mismas. Flores de color púrpura de hasta 4 cm de diámetro, solitarias o reunidas en grupos con cáliz cubierto de cerdas. Los frutos son bayas alargadas de color generalmente morado con bandas blancas, aunque podemos encontrar variedades de muy diferente color, incluso de color completamente blanco o variedades completamente negras.

Ambiente y exposición adecuados para plantar berenjena

Las berenjenas son plantas de procedencia tropical y subtropical. Requieren una exposición soleada, necesitando de 10 a 12 horas diarias. Si se cultivan en lugares cálidos, crecen como plantas perennes. Si se cultivan en lugares fríos, deben cultivarse como plantas anuales. En este último caso, las berenjenas producen frutos hasta el momento en que el frío de otoño detiene su crecimiento o cuando la planta haya agotado sus reservas.

En lugares cálidos, crece fácilmente en el exterior. En lugares templados, requerirá una exposición bien protegida, por ejemplo una pared soleada. Para poder desarrollarse necesitan una temperatura mínima de entre 13 y 15 ºC.

En los lugares fríos, es mejor cultivarlas en el interior de invernaderos. La berenjena no es resistente a las heladas, y se congela cuando la temperatura alcanza los 0 ºC, frenando su crecimiento cuando esta se encuentra entre los 10 y 12 ºC o cuando la temperatura es superior a los 40ºC.

Temperatura óptima

Aunque se trata de una planta perteneciente a la misma familia que los tomates o los pimientos, necesita mucho más de temperaturas elevadas que estos para poder crecer y producir abundantes frutos.

La temperatura ideal para su cultivo se centra sobre los 22 y los 27 ºC durante el día y de 17 a 22 ºC durante la noche. La temperatura ideal de floración se sitúa entre los 20 y los 30 ºC.

Importancia de la luz en el cultivo de berenjenas

La falta de luz en las berenjenas produce un aumento exagerado de la planta, que adopta una forma alargada y larguirucha. Con poca luz, esta planta no produce prácticamente floración y los frutos producidos no presentan una forma agradable ni una pulpa de buena calidad.

Humedad ambiental: A pesar de que las berenjenas necesitan un riego abundante, no toleran una humedad ambiental muy elevada o muy reseca. La franja de humedad mas adecuada sería entre el 50% y el 60%. Tampoco le es favorable el exceso de humedad, que puede ser la causa principal de numerosas enfermedades fúngicas, y de la falta de desarrollo o de la caída de las flores. Lo ideal es un lugar soleado pero aireado, al aire libre o con ventilación.

Riego

Las berenjenas necesitan riego abundante. Se han de regar especialmente durante la época en que crecen los frutos, para que estos tengan un desarrollo adecuado. Durante las épocas más cálidas, se calcula que cada día estas plantas necesitan una cantidad aproximada de 6 litros de agua por m2.

Las berenjenas son plantas muy adecuadas para cultivarlas en macetas o contenedores. En este caso hay que tener en cuenta que el riego debe ser muy abundante y constante para que la maceta no se reseque. Es importante que la maceta tenga un buen drenaje por debajo para que el agua no se acumule en las raíces. Una opción es colocar piedras en la base de la maceta, o utilizar macetas de barro, que transpiran mejor que las de plástico.

 Tipo de terreno para plantar berenjena

  • Las berenjenas prefieren los terrenos fértiles y profundos, provistos de buen drenaje. Esta planta prospera muy bien con terrenos arcillosos-arenosos. Su pH favorito u óptimo es 6.5, aunque puede desarrollarse bien con un pH de 7. No toleran los suelos arcillosos que facilitan la acumulación de agua en sus raíces y son responsables de podredumbre y desarrollo de numerosas enfermedades.
  • Las berenjenas cultivadas en macetas es mejor proporcionales un suelo ligero realizado a partir de una mezcla de arena y turba.
  • No aguanta los suelos salinos.

Preparación del terreno

Antes de plantarlas deberemos preparar la tierra. Esta faena se realiza en invierno. Hay que remover la tierra bien para que esta quede bien desmenuzada. De esta manera se oxigena y se permite el mejor desarrollo del sistema radicular (raíces) de la berenjena.

Abono de la plantación

Durante esta faena también se deberá aportar el estiércol, que resultará necesario para una buena producción. Una cantidad aproximada de 450 kilos por cada 100 m2 sería la adecuada. A esta cantidad de estiércol debería añadirse 500 g de nitrógeno, 1300 g de fósforo y unos 2700 g de potasio por cada 100 m2. Otra opción sería el uso de fertilizantes ecológicos, como el purín de ortiga.

Además de este abonado de fondo, sería conveniente abonar superficialmente 2 o tres veces a lo largo de todo su proceso productivo, con una cantidad de unos 350 g de nitrógeno en cada aplicación por cada 100m2.

*Véase: Nutrientes en las plantas

Siembra y plantación de las berenjenas

Las semillas de berenjena se tienen que plantar primero semillero, para luego ser trasplantadas en maceta o terreno definitivo a principios de primavera, siempre protegiéndolas de las heladas.

*Véase: Cómo plantar berenjenas paso a paso

Tareas del huerto:

Las berenjenas requieren de ciertos cuidados y faenas de mantenimiento: entutorado, eliminación de hojas, pinzado, aclareo de los fruto, escardas, y mantenimiento de la humedad.

*Véase: Cuidados del cultivo de berenjena

Recolección y conservación de las berenjenas

La recolección de los frutos se realiza entre 110 o 170 días después de la siembra, cuando estos estén maduros, sin estar pasados. Esto se puede conocer porque presentan un aspecto brillante y terso, con pleno colorido y sin arrugas. Si se recogen verdes, carecen de sabor, mientras que, si están pasados, se vuelven amargos.

A la hora de recogerlos, hay que tener en cuenta que son frutos delicados, muy sensibles a los golpes y al mal trato. Cualquier golpe se manifiesta mediante la aparición de manchas en la piel.

Se deben recoger a mano, cortándolos con una herramienta bien afilada y limpia (para no producir enfermedades en la planta), procurando dejar un pedúnculo libre de un par de dedos. Una vez cortadas, se guardarán en cajas, debidamente protegidas con fondo de papel y con los pedúnculos hacia arriba.

Antes de llevarlas al mercado, pueden ser conservadas en cámaras frigoríficas durante una semana o semana y media, a una temperatura de unos 4ºC.

En casa se pueden congelar bien en el frigorífico.

 Plagas y enfermedades de las berenjenas

Las principales plagas que afectan a los berenjenas son las mismas enfermedades que afectan a los tomates:

Tratamiento contra las plagas de jardín con ajo

rociar las plantas con ajo contra las plagas

  • Se necesita 1 cabeza de ajos (50g. aprox.) y 5 litros de agua.
  • Se pican los ajos y se dejan macerar en 5 litros de agua durante aproximadamente 1 semana, en la nevera. Después se cuela la mezcla.
  • Diluir a la mitad: 1 litro del macerado con 1 litro de agua.
  • Colocar en un recipiente para pulverizar sobre las plantas con un spray. Es efectivo contra la mayoría de plagas y enfermedades fúngicas, pulgones, araña roja, etc.

*Más información: Plantas antiplagas

Otros problemas del cultivo de las berenjenas

Además de estas enfermedades, cabe considerar también las siguientes:

  • Ahilado: Se produce debido a la falta de luz acompañada de una humedad demasiado elevada durante las fases de crecimiento. Todo ello produce plantas extremadamente desarrolladas, falta de flores y deformidad en los frutos.
  • Escarabajo de la patata: (Leptinotarsa decemlineata) Es un escarabajo de unos 10 mm, caracterizado por las 4 bandas negras sobre fondo amarillento que cubren sus élitros. Las larvas presentan una forma redondeada y color naranja. Tanto larvas como adultos se comen las hojas de las plantas sobre las que viven (Principalmente de las patatas, pero también otras plantas de la misma familia como las de los tomates o de los pimientos). Para controlarlo, se pueden utilizar insecticidas o recurrir a otros procedimientos mas ecológicos como la recogida de los escarabajos adultos o la utilización de genes modificados por la bacteria Bacillus thuriengiensis. En este último caso, el gen Bt de esta bacteria está modificado para incorporarlo a la planta en cuestión. Una vez modificada genéticamente por el gen Bt, la planta desarrolla toxinas que son ingeridas y atacan el sistema digestivo del depredador para el cual esta diseñado sin afectar a otros seres, incluido las personas, que pudieran también devorarla. De hecho, esta bacteria fue la que inspiró la ingeniería genética que se utiliza para los transgénicos.

punto rojoMás información sobre los beneficios, recetas con berenjena y el cultivo de la berenjena.

Julián Masats
Escrito por Julián Masats Ingeniero técnico agrícola especializado en hortofructicultura y jardinería.

21 marzo, 2020

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar