Digestión de los alimentos

¿Cómo es el proceso de digestión de los alimentos?

¿Qué es el proceso digestivo?

La digestión de los alimentos es un proceso mecánico y químico que se produce en el organismo para poder descomponer y absorber los nutrientes que nos aportan los alimentos.

Intervienen procesos mecánicos como la masticación, y componentes químicos como las hormonas del apetito o las enzimas de los jugos digestivos.

comer
¡La digestión empieza en el cerebro!

La digestión empieza en el cerebro: fase cefálica

La digestión empieza en el cerebro, en lo que se conoce científicamente como fase cefálica de la digestión. En esta primera etapa digestiva, el cerebro percibe que se va a comer, ya sea porque sabemos que es la hora de comer, porque el olor se filtra desde la cocina al comedor, porque sabemos que al llegar a casa la comida estará en la mesa, etc.

En cualquier caso, cuando el cerebro sabe que se va a comer empieza a producir toda una serie de sustancias químicas, hormonas, que irán directas a avisar al sistema digestivo. Los órganos digestivos responden a estas señales moviéndose y empezando a producir secreciones. ¿A quién no le ha pasado salivar mucho ante una comida muy apetitosa?

En español existe una expresión muy descriptiva de esta fase: "hacerse la boca agua", referente a la salivación excesiva que se produce ante un plato delicioso. Por ejemplo, "se me hace la boca agua con este olor a pastel recién horneado".

La fase cefálica es muy importante porque empieza a preparar los órganos digestivos. Esto a su vez, genera la sensación de apetito.

En remedios naturales, se utilizan especias y hierbas aromáticas para ensalzar el sabor de los platos y que éstos sean más sabrosos, lo que consigue aumentar estas señales químicas cerebrales y aumentar el apetito.

¿Cómo se absorben los alimentos?

Durante el proceso digestivo, los alimentos sufren una transformación y se descomponen en moléculas más pequeñas para poder ser absorbidas, llamadas nutrientes.

Los alimentos sólo se pueden asimilar una vez han sido disgregados y transformados en nutrientes.

Los alimentos se descomponen en los siguientes nutrientes principales:

Digestión en la boca

Aparato digestivo
Aparato digestivo
  • Los dientes rompen los alimentos en partículas más pequeñas para que la superficie de contacto entre el alimento y los jugos digestivos sea mayor. Masticar bien los alimentos previene las digestiones pesadas ya que facilita la función de los demás órganos digestivos.

  • La lengua ayuda a pasar los alimentos por las piezas dentales y a ensalivar los alimentos. No debemos olvidar que en la lengua se encuentran las papilas gustativas, capaces de hacer que el proceso de comer sea agradable y placentero.

  • La saliva contiene enzimas digestivas, es decir, sustancias capaces de digerir algunos alimentos. Entre ellas, contiene la enzima amilasa salival (también llamada sacarasa). La amilasa se encarga de descomponer los hidratos de carbono en glúcidos o moléculas más pequeñas como la glucosa. Por ejemplo, si masticamos durante mucho rato un trozo de pan, podremos comprobar que cada vez es más dulce debido a la digestión realizada por la saliva, que descompone los hidratos de carbono complejos del pan en moléculas de azúcar.

¿Cómo van los alimentos de la boca al estómago?

Los alimentos viajan al estómago a través un tubo largo, llamado esófago.

En la boca del estómago se encuentra una válvula que regula la entrada de los alimentos al estómago, llamada cardias. A su vez, esta válvula evita que los alimentos pasen del estómago al esófago otra vez.

Las personas a quienes esta válvula no les funciona bien pueden presentar problemas como ardor en el pecho o hernia de hiato. (Una de las recomendaciones para estas personas será no acostarse después de comer).

Digestión en el estómago

En el estómago se realizan las siguientes funciones digestivas:

Tratamiento natural de la caries dental
La higiene bucal después de comer evitará la aparición de caries y problemas dentales.
  • En el estómago se digieren las proteínas de los alimentos, que se descomponen en aminoácidos.

  • El estómago produce secreciones digestivas, conocidas como jugos gástricos. Éstos contienen ácido clorhídrico, para descomponer los alimentos, y enzimas como la tripsina. La tripsina es la enzima que descompone la proteína en aminoácidos.

  • Cuanta más proteína hay en el estómago, más secreciones ácidas se secretan. Por este motivo, las personas con acidez gástrica deben evitar comer cantidades exageradas de proteínas, como sería por ejemplo una barbacoa o un bistec grande de carne, leche, queso, huevos, etc.

  • Los alimentos pueden permanecer horas en el estómago. No masticar, comer demasiada carne o comer alimentos muy ricos en grasas provoca que los alimentos necesiten estar más tiempo en el estómago. Durante ese tiempo, mientras se produce la descomposición de la proteína, si se ha comido mucho y los demás alimentos están en el estómago, se produce una sensación de plenitud, pesadez y malestar.

¿Por qué el estómago no se auto-digiere? Protección natural del estómago

Debido a la fuerte acidez del estómago, las paredes estomacales segregan un moco (mucus) para protegerse. Las personas que fabrican secreciones demasiado ácidas, o que no producen suficiente moco, pueden tener acidez de estómago. Otra posible causa es una infección producida por la bacteria Helicobacter pylori.

Una dieta inadecuada o no tratar la acidez de estómago convenientemente puede provocar complicaciones. Se recomienda acudir al médico para evitar afectaciones más graves como gastritis o, en casos más graves, úlcera de estómago.

alimentos para el estómago
Los alimentos que aparecen en la imagen se recomiendan en caso de gastritis y úlcera gástrica: manzana al horno, membrillo, cereales, frutas (plátano), zanahorias, col, aceite de oliva, etc.

Factor intrínseco, componente del estómago necesario para absorber la vitamina B12

Además del proceso de digestión proteica, en el estómago también se realiza otra función importante, que es la de producir factor intrínseco. El factor intrínseco es una glicoproteína que fabrican las células del estómago que, sin su presencia, no sería posible la posterior absorción de la vitamina B12 en el intestino.

Las personas con gastritis atrófica, o a quienes se les ha realizado un by-pass gástrico o una resección de estómago, pueden no producir este componente y tener problemas de deficiencia de vitamina B12. A largo plazo esto puede provocar anemia perniciosa o anemia por falta de B12.

¿Pueden fermentar alimentos en el estómago?

La dieta disociada basa su teoría de "no mezclar carbohidratos con proteínas" en que la digestión de los carbohidratos se detiene en el estómago y puede causar gases. Esto se justifica porque, con la presencia de jugos gástricos, las enzimas encargadas de descomponer los carbohidratos (amilasa salival) se inactivan y se detiene la digestión de estos alimentos (pan, patata, cereales, etc.).

No obstante, sabemos que muy pocas bacterias pueden sobrevivir al pH estomacal y a los jugos digestivos, y menos fermentar y generar muchos gases en 1 hora, por lo que esta teoría es un mito o más bien sería causada por otros problemas estomacales, por ejemplo hipoclorhidria.

En cualquier caso, lo más común es que se produzca malestar por comer en exceso y/o no masticar y al revés, que no comer cereales resulte más agradable por el hecho de comer menos cantidad.

¿Dónde se digiere el aceite y las grasas?

Las grasas y aceites no se digieren en el estómago, pero pueden enlentecer el trabajo del estómago. Si se ha comido demasiado aceite, fritos, chocolates, bollería,etc.; las partículas de grasa recubren los alimentos dificultando así su digestión. Está demostrado que la grasa retrasa el vaciado gástrico, es decir, produce digestiones más lentas.

Paso del estómago a los intestinos: el quimo

Los alimentos salen del estómago hacia el intestino completamente descompuestos por la acción de los jugos gástricos. Este bolo alimenticio se llama quimo.

La válvula que controla el paso de los alimentos del estómago al intestino delgado se llama píloro.

Digestión en los intestinos:

Los intestinos son órganos digestivos muy importantes ya que en éstos se se realiza la absorción de los nutrientes y de agua.

Los intestinos se distinguen en:

  • Intestino delgado, que se divide en tres partes: duodeno (parte que conecta con el estómago y donde desembocan los conductos del hígado y páncreas), yeyuno e íleon (parte terminal que une con el intestino grueso).

  • Intestino grueso, que se divide en tres partes: colon ascendente, transversal y descendiente.

Funciones digestivas del intestino delgado

En el intestino delgado mide aproximadamente 6 metros de largo y 3 cm. de grosor. Esta longitud es necesaria para que los nutrientes puedan ser descompuestos y el cuerpo tenga tiempo suficiente para absorberlos.

ritmo intestinal
El ritmo intestinal normal varía ligeramente entre personas, pero en general se mantiene en ir al baño, aproximadamente, 1 vez al día.

¿Cómo avanza el quimo del estómago al ano?

El quimo avanza gracias a la motilidad, peristaltismo o movimiento de los intestinos, que a su vez también ayuda a disgregarlo, lo "aplasta" para romperlo en trocitos y que haya mayor superficie de contacto con los jugos digestivos.

¿Por qué en el embarazo hay un ligero estreñimiento?

En las mujeres embarazadas puede aparecer estreñimiento porque, al tener mayores necesidades de vitaminas y minerales, el cuerpo expresamente produce un paso de los alimentos más lento (reduce el peristaltismo), para así tener más tiempo para absorber mejor los alimentos y aprovechar mejor todos sus nutrientes.

Debido a que en el embarazo se ralentiza el peristaltismo para absorber mejor los alimentos, no es necesario que la mujer embarazada coma por dos, sino que debe comer sobre todo alimentos nutritivos (cereales, quinoa, legumbres, frutas, verduras, fruta seca, aceite de oliva, frutos secos, etc.).

Funciones digestivas del hígado y páncreas

El páncreas y el hígado, a través de la vesícula biliar, liberan sus jugos digestivos en el duodeno, que es el primer tramo del intestino delgado, donde acaba el estómago. Estos jugos digestivos se encargan de acabar de descomponer los alimentos y las proteínas que no han podido romperse en el estómago:

  • Los jugos pancreáticos contienen enzimas para digerir los carbohidratos (amilasas), proteínas (proteasas) y las grasas (lipasas, que se activan con la presencia de las sales biliares).

  • La bilis contiene enzimas para digerir las grasas (lipasas), que rompe en partículas pequeñas para facilitar la acción de las lipasas pancreáticas. Esta bilis la fabrica el hígado a partir de las grasas y el colesterol del organismo.

¿Qué es exactamente la bilis?

La bilis está formada mayoritariamente por ácidos y sales biliares, colesterol y lecitinas. El hígado es el encargado de fabricarla, a partir de las grasas de la dieta, del colesterol de la sangre o del colesterol endógeno (que produce el propio hígado).

En cierto modo, el cuerpo también utiliza la bilis para liberarse de ciertas substancias, como medicamentos,hormonas, ciertas vitaminas (principalmente vitaminas liposolubles como retinoico, vitamina E, vitamina K y vitamina D; pero también algunas hidrosolubles como riboflavina y ácido fólico) y minerales (hierro, electrolitos, yodo).

A diario, el cuerpo humano fabrica unos 800 ml. de bilis. Cuando es expulsada en el intestino, después de desarrollar su función, volverá a ser reabsorbida a lo largo del tracto digestivo.

¿Qué pasa con la bilis si no tengo vesícula biliar?

Las personas a quienes se les haya extirpado la vesícula biliar también producen bilis, que se expulsa directamente del hígado, aunque es posible que estas personas tengan más dificultades para digerir las grasas. En estos casos es conveniente evitar alimentos fritos o con demasiada grasa y llevar una alimentación muy rica en fibra.

Beneficios depurativos de una dieta rica en fibra

Una dieta rica en fibra ayuda a eliminar bilis y todas las sustancias de deshecho del organismo que ésta contiene.

Si llevamos una dieta rica en fibra y pobre en grasas, la bilis es capturada por la fibra de la dieta, que forma una especie de "red" ayudando a que las grasas que contiene la bilis (que es muy rica en colesterol y sustancias de deshecho) no sean reabsorbidas y se eliminen por las heces.

De esta manera, gracias a los efectos de la fibra se consigue un drenaje, depuración o eliminación del colesterol y grasas del organismo. A su vez, la fibra previene las piedras en la vesícula biliar, causadas por sales de colesterol.

La alcachofa es una hierba muy útil para potenciar estos efectos.

Además, se ha demostrado que la fibra también ayuda a eliminar substancias de residuo que libera el organismo por la bilis, como los estrógenos. Esta es una de las explicaciones por las que se justifica que una dieta rica en fibra diminuye el riesgo de ciertos tipos de cáncer, como el cáncer de mama.

Cómo afecta el tipo de comida sobre las secreciones pancreáticas y biliares

Cuanta más grasa comamos, más bilis y jugos pancreáticos serán liberados en el intestino (como respuesta necesaria para poder absorber tal cantidad de grasa).

La bilis puede ser muy irritante para el intestino, y su descarga puede producir efectos laxantes. Por este motivo, si se ingiere bollería, fritos o muchos alimentos muy ricos en grasas, se puede producir un efecto laxante.

Algunos alimentos no grasos también producen esta descarga de bilis (propiedades coleréticas), lo que puede explicar el efecto laxante que producen a veces a algunas personas (según tolerancia individual): café, tabaco, espinacas, alcachofas o zumo de naranja.

Por ejemplo, no se recomienda tomar café o zumo de naranja por las mañanas si produce un fuerte efecto laxante, ya que puede acabar dañando la flora intestinal saludable.

Absorción de los nutrientes en el intestino

La absorción de los nutrientes se realiza por las paredes intestinales. En éstas se encuentran los enterocitos, que son las células que absorben los alimentos. Éstas sólo pueden absorber los nutrientes disgregados en partículas pequeñas, como glúcidos, disacáridos, aminoácidos y ácidos grasos.

  • En los diferentes tramos del intestino se absorben también los minerales y vitaminas.

  • Junto con el intestino "trabaja" el sistema inmunitario, que se encarga de luchar contra posibles infecciones o intoxicaciones alimentarias. De echo, en el intestino es donde se encuentran mayor número de ganglios limfáticos, pues es la principal posible vía de infección del organismo. Por este mismo motivo, una dieta saludable configura una mejora de la inmunidad, debido a la estrecha relación entre el intestino y el sistema inmunitario. (Más información).

efectos del azucar
Efectos de la digestión del azúcar

¿Qué ocurre cuando ya se han absorbido los nutrientes en el intestino?

  • Los nutrientes absorbidos pasan al hígado, y de este órgano son metabolizados hasta pasar a la sangre.

  • Las sales biliares se reabsorben y vuelven al hígado, donde siguen su reciclaje natural para volver a almacenarse en la vesícula biliar. Las sales biliares son ricas en colesterol. Comer mucha fibra ayudará a " secuestrar" parcialmente esta bilis e impedir que sea reabsorbida, ayudando a reducir el colesterol.

Paso del quimo desde el intestino delgado al grueso

Entre el intestino delgado y el intestino grueso hay una válvula que regula el paso del quimo, llamada válvula ileocecal.

Al principio del colon se encuentra el ciego, con el apéndice, que es una cavidad pequeña con forma vermiforme o forma de gusano. En el apéndice se encuentran numerosas bacterias, y su función exacta sigue siendo un misterio en el campo de la medicina.

El quimo, al final del intestino delgado, ha perdido prácticamente todos los nutrientes y contiene principalmente fibra y agua.

Funciones digestivas del intestino grueso

La principal función del intestino grueso es la de recuperar el agua y formar el bolo fecal. Para ello, el intestino grueso empuja el bolo fecal hasta "escurrir" todo el agua que contiene. Debido a esta función, el colon tiene una musculatura muy pronunciada, las haustras del colon.

  • Las haustras del colon son los segmentos pronunciados tan característicos, con los que se representa el colon. A lo largo de todo el recorrido hasta el recto, estos músculos moldean el bolo fecal, mientras que se va recuperando el agua.

  • En el colon también se encuentran numerosas bacterias intestinales, conocidas como la flora intestinal.

  • La flora intestinal fermenta el bolo fecal liberando gases, que a su vez estimulan el movimiento de las paredes musculares favoreciendo la evacuación. Gracias a esta estimulación de la flora intestinal, evitamos el estreñimiento y la putrefacción de los alimentos dentro del intestino.

  • Estas bacterias pueden fabricar algunas vitaminas como la vitamina K, además de conseguir energía de la fibra (unas 2 Kcal. por gramo de fibra), que sin estos microorganismos no podríamos conseguir.

Problemas de una dieta pobre en fibra

Una dieta pobre en fibra dificulta el trabajo del colon al producir heces poco voluminosas, que obligan a los músculos intestinales a contraerse y hacer mayor esfuerzo. A largo plazo, las dietas con insuficiente aporte de fibra pueden causar cáncer de colon.

Punto rojo Más información sobre la digestión.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

Botanical-online es una página informativa que describe, entre otros temas, los usos tradicionales de las plantas desde un punto de vista terapéutico. Sus descripciones no sustituyen el consejo profesional. Botanical-online no se hace responsable de la automedicación y recomienda consultar con el facultativo.
Aceptar