indice
Icono de Blog de Plantas
iniciodiccionariorevista gratuitacursosforobibliografiarecomendar

 

REVISTA DE PLANTAS

 

REMEDIOS CASEROS

remedios curativos

 

 

 

 

Medicina alternativa

 

Aditivos alimentarios

 

 

 





 

 

 

Definición: ¿Qué son los aditivos alimentarios y para qué sirven?

 

Un aditivo alimentario es una sustancia que  se incorpora a un  alimento en  cantidades estrictamente muy controladas para cumplir un determinado objetivo tecnológico. Estas sustancias normalmente no se consumen como alimento en sí; y tampoco tienen valor nutritivo, pues se añade con la finalidad de conferir determinadas propiedades, o cambiar la naturaleza, o conseguir una acción concreta sobre ese alimento.

Esta sustancia se añade intencionadamente a los alimentos, en su fase de fabricación, transformación, preparación, tratamiento, envasado, transporte o almacenamiento; independientemente de si este aditivo se acaba convirtiendo en un componente de dichos alimentos.

El aditivo siempre permanece en el producto hasta el momento de su consumo. Por ello, es necesario que conste en su etiquetaje.

 

¿Por qué se usan los aditivos alimentarios?

 

A menudo nos olvidamos del origen de los alimentos que consumimos, quizá debido a la facilidad, variedad, disponibilidad e inocuidad en que nos los presentan, pero no hay que olvidar la procedencia de éstos; y la evidente necesidad de conservar los alimentos en perfectas condiciones desde su recolección hasta su consumo.

No hay duda de que sin los aditivos no podría ser posible el gran abanico de productos alimentarios. Estas sustancias pueden aportar propiedades gastronómicas muy interesantes y atractivas, como un color, sabor, olor o textura diferentes, mayor tiempo de caducidad, o evitar la formación de tóxicos alimentarios.

Es decir, el hombre –desde muy antiguo; ha descubierto que añadiendo sustancias a los alimentos puede obtener diferentes beneficios, tanto prácticos (mayor tiempo de conservación), como organolépticos (mejor color, textura, sabor y olor).

Dejamos aquí un par de ejemplos de los beneficios de los aditivos:

- La lecitina (E-322) del huevo ha permitido crear una salsa, popularmente llamada “mayonesa”, con una textura excelente. Este componente está presente también en el ajo y es el responsable de la textura del “all i oli”, por su capacidad de emulsionar el aceite.

- Las conservas de hortalizas son inimaginables sin el ácido acético (E-260) del vinagre.

 

Con el uso de aditivos el fabricante garantiza una calidad de producto perdurable: sirven para la conservar el aspecto atractivo, el aroma y el sabor de los alimentos.

 

 

¿Los aditivos alimentarios son sustancias artificiales?

No todos los aditivos alimentarios que se utilizan actualmente son sustancias artificiales. Existen muchos aditivos que son “naturales” en el medio.

La clasificación correcta de los aditivos alimentarios según su origen es la siguiente:

- Naturales: son sustancias naturalmente presentes en nuestro entorno, obtenidas a partir de animales, vegetales o minerales por procedimientos, físicos, químicos o enzimáticos.

- Idénticos a los naturales: son sustancias artificiales obtenidas por fabricación química o biológica en un laboratorio.

- Modificados: estos aditivos se obtienen de compuestos naturales levemente modificados en su composición o estructura mediante métodos químicos o biológicos (por ejemplo, los almidones modificados).

- Artificiales: son compuestos no presentes en la naturaleza (ej. muchos edulcorantes y antioxidantes).

 

Objetivos tecnológicos de los aditivos alimentarios


Existen muchos tipos de aditivos y muchos de ellos con varios posibles fines tecnológicos:

- Antiagregantes                                                         

- Antioxidantes

- Blanqueantes y agentes antipardeamiento

- Conservantes

- Colorantes

- Agentes de curado

- Acondicionadores de la masa panaria

- Agentes desecantes

- Emulsionantes

- Enzimas

- Agentes reafirmantes

- Aromatizantes

- Modificadores o potenciadores del sabor

- Agentes dispersantes

- Mejorantes de harinas

- Humectantes

- Lubricantes

- Acidulantes

- Clarificantes y floculantes

- Gases y agentes propelentes

- Secuestradores de metales

 

 

Repaso

- Un aditivo no contribuye a la elaboración de un producto (como disolventes, clarificantes, etc., que son es un coadyuvantes tecnológicos), porque a diferencia de éstos, el aditivo permanece en el alimento o bebida.

- Un aditivo no es un suplemento, ni los alimentos con aditivos se pueden comparar con productos enriquecidos nutricionalmente (vitaminas, minerales), pues su utilización es independiente del hecho de poseer o no valor nutricional.

- Un aditivo tampoco es un contaminante (como los metales pesados o los pesticidas), porque su incorporación al alimento ha sido intencionada.

 

Más información sobre los Aditivos alimentarios en el listado superior.

El material que aquí se trabaja tiene un carácter informativo. En caso de duda consúltese con el facultativo.
" Botanical" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.


www.botanical-online.com
El Mundo de las Plantas

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso