indice
Icono de Blog de Plantas
iniciodiccionariorevista gratuitacursosforobibliografiarecomendar

 

REVISTA DE PLANTAS

 

REMEDIOS CASEROS

remedios curativos

 

 

Medicina alternativa

 

EL CULTIVO DE LA COLIFLOR

(Como cultivar coliflores)

 

 

 

 

Foto de coliflor

Características de la coliflor

La coliflor se caracteriza fundamentalmente por su corazón o cogollo formado por una inflorescencia constituida por numerosas flores no desarrolladas que se reúnen alrededor de un eje central. Esta inflorescencia esta rodeada por una serie de hojas de color verde grisáceo con grandes nervios blanquecinos y arrugadas hacia los márgenes que la protegen y le impiden el paso del sol. Esto hace que , durante esta fase de crecimiento, el cogollo presente un color blanquecino producido por la falta de clorofila, aunque podemos encontrar variedades que muestran una coloración verdosa o púrpura. Si se deja madurar, la planta produce una inflorescencia que adquiere una altura de unos 100 cm donde se originan las flores verdaderas.

 

La coliflor . Riego y humedad.

Las coliflores necesitan una humedad abundante, especialmente después del trasplante y cuando las plantas están en época de crecimiento. Un riego semanal puede ser suficiente en algunos terrenos que retengan bien el agua o, en caso de climas más cálidos, y con suelos más porosos podrían ser necesarios riegos en días alternos.

No resulta adecuado que el terreno quede encharcado, por ello se plantan las coliflores encima de los caballones, de manera que quede inundado el fondo del surco y la planta se mantenga húmeda pero no mojado en la parte superior. Este tipo de cultivo es esencial cuando se planta en terrenos arcillosos, muy adecuados para este cultivo, siempre que tengamos en cuenta este último aspecto.

La coliflor. Temperatura y exposición

Las coliflores no soportan los climas muy fríos ni muy calurosos. Es un cultivo que prefiere un clima templado con temperaturas comprendidas entre los 15 y los 20 º C.

En climas con heladas o con fuertes vientos deben estar protegidas de las inclemencias del tiempo para que no se hielen en caso de frío o para que no espiguen cuando la temperatura es muy elevada.

Las inflorescencias, en época de crecimiento. son afectadas por el sol directo en climas calurosos y por las heladas en climas muy fríos. Igualmente, cuando están maduras deben recolectarse pronto ya que pueden ser afectadas por numerosos factores ( heladas, viento, calor, etc ) y pudrirse con facilidad o ponerse marrones, lo que imposibilita su venta.

 

Las coliflores . Época de plantación y cultivos.

- Coliflores de primavera : Son aquellas muy resistentes a las heladas y que, tras pasar el invierno maduran en primavera. La cosecha se lleva a cabo durante la primavera o a principios de verano. Estas variedades requieren climas fríos para que las coliflores sean de calidad. Entre estas se encuentra, por ejemplo, la Walcheren Winter, la Gigante de Nápoles o la Snowbred.


- Coliflores de verano y otoño : Son aquellas que se recogen durante el verano o el otoño. Entre estas tenemos, por ejemplo, la Catalina o la Presto que pueden estar disponibles en el mercado desde los meses de septiembre a noviembre. La plantación de este tipo de coliflores se lleva a cabo entre los meses de mayo o junio. A diferencia de la variedad anterior, no requieren un clima frío y se adaptan perfectamente a los climas templados.

- Coliflores de invierno : Son aquellas que se recogen durante el invierno. Dentro de este grupo tenemos las variedades llamadas tempranas, como la kangaroo o la Pava de Navidad que se recogen entre los meses de noviembre y diciembre; las variedades de media estación, como la Canberra o la Primus, que se recogen entre los meses de enero o febrero; y las variedades tardías, como la San José que se recogen sobre el mes de marzo.

Las coliflores más apreciadas son aquellas que tienen un color blanquecino, lo cual no quiere decir que, alimentariamente, sean las más adecuadas. El color blanco de este tipo de coliflores responde a una falta de clorofila lo cual puede convertirlas en algo más atractivo visualmente pero con un contenido menor en vitamina C, flavonoides y clorofilas y, por lo tanto con menos propiedades antioxidantes. ( Véase más información sobre las propiedades alimentarias de la coliflor en el listado superior) Según el color de las inflorescencias , existen fundamentalmente los siguientes tipos de coliflores:

- Coliflores blancas : Son las más conocida. Son las que tienen las inflorescencias de color blanco dado que se cultivan cubriéndolas con las hojas verdes para que no les de el sol.

- Coliflores verdes: Cuando se cultivan con la inflorescencia despejada, esta, por acción de los rayos del sol, adquiere este color.

- Coliflores moradas: Muy ricas en unos colorantes llamados antocianinas que les otorgan propiedades muy interesantes.

 

¿ Cómo plantar, mantener y recoger las coliflores?

Las coliflores se plantan mediante semillas en semillero. Las semillas se introducen a una profundidad de 1 cm y se trasplantan al cabo de unas cuatro semanas cuando están tienen un palmo, más o menos de altura. Se introducen en el caballón a una distancia de medio metro entre una planta y otra y a unos 60 cm del caballón opuesto.

La época de siembra depende de la variedad escogida pero se sitúa para la mayoría de las variedades entre los meses de mayo a junio y se trasplantan desde julio a agosto. Las variedades muy tempranas, destinadas a recogerse en verano, se siembran en invierno y se trasplantan en primavera.

Entre las principales faenas de mantenimiento debemos mencionar el escardado superficial para eliminar las malas hierbas, mucho más ecológico y saludable que la utilización de herbicidas. Entrecavar la tierra proporcionara la oxigenación necesaria al suelo.

En lugares más secos la utilización de materia seca puede proporcionar un acolchado necesario para evitar la perdida de humedad. Cuando las coliflores empiecen a hincharse, es conveniente protegerlas de las inclemencias doblando dos o tres hojas por encima de ellas.

Las coliflores deben recogerse cuando se hayan desarrollado bien y resulten consistentes al tacto. No debemos esperar a que estas se abran.

Las coliflores . Tipos de terreno y abonos.

Se desarrolla bien en terrenos neutros o ligeramente ácidos, en vez de alcalinos con un Ph comprendido entre 6 y 7,5. Prefieren suelos bien trabajados, que hayan sido preparados profundamente hasta los 35 o 40 cm. Una tierra arcillosa es recomendable porque retiene la humedad. A esta, mientras se labora antes de la plantación, es conveniente añadir estiércol maduro o compost porque es un tipo de cultivo que necesita mucho nitrógeno. Un mes y medio después del trasplante se puede añadir nitrógeno si fuera necesario.

Conviene plantar las coliflores en terrenos donde no se hayan plantado otras coles. Además después de recogerlas dejaremos de plantarlas en el mismo terreno durante dos o tres años. Se pueden combinar con legumbres como guisantes o judías.

 

 

Las coliflores . Plagas y enfermedades.

 

Es importante tener en cuenta las rotaciones con otros cultivos para prevenir posibles infecciones producidas por cultivos anteriores. En este caso es importante no plantar coliflores en lugares donde previamente se habían plantado otras plantas de la famila de las coles ( Crucíferas= brassicáceas).

Entre las verduras u hortilazas desaconsejadas podríamos mencionar las siguientes : repollos, repollos chinos, col, col rizada, coles de Bruselas, brécoles, calabresas, rutabagas, rábanos, colirrábanos, nabos, brécol chino, komatsuna o pak choi.

Resulta conveniente plantar coliflores despues de cultivos de solanáceas o raíces tuberosas, como apio, zanahoria, tomates, pimientos, berenjenas, boniatos, chirivias, patatas, etc.

Combinando las coliflores con otras hierbas aromáticas como la salvia o el romero, podemos evitar las infecciones.

 

Las principales plagas que les afectan son:

 

- La mosca de la col (Chortophilla brassicae): Es un tipo de mosca muy parecida a la mosca común cuyas larvas se alimentan de las raíces. Esto produce la podredumbre de la planta o su debilitamiento.

El tratamiento principal y más ecológico consiste en asociar este cultivo con el del tomate. Igualmente puede resultar eficaz remover el terreno para que las larvas queden al descubierto y sean comidas por los pájaros. La utilización de suelos desinfectados o donde no hayan sido plantadas coles previamente resulta necesaria para evitar infecciones. A veces, la magnitud de la enfermedad obliga a eliminar las cosechar completamente. Otro procedimiento consiste en proteger la base de la planta con algún sistema que impida que la larva penetre en el suelo. El tratamiento químico no ofrece ninguna solución eficaz.

- La mariposa de la col (Pieris brassicae ) Las larvas de este lepidóptero se comen las hojas. Además del tratamiento químico con productos químicos como el Permetrin, se pueden utilizar otros medios más ecológicos como el rociado con agua con jabón o con el agua resultante de la decocción del tanaceto. La utilización de suelos desinfectados o donde no hayan sido plantadas coles previamente resulta necesaria para evitar infecciones.

- Noctuela de la col ( Mamestra brassicae) Es un tipo de lepidóptero cuyas larvas se alimentan de la inflorescencia.

 

Las principales enfermedades que les afectan son:

- El mildiu (Peronospora parasitica f.sp. brassicae) Es una enfermedad producido por hongos durante las épocas de más humedad haciendo que las hojas se vuelvan amarillas. Aunque puede tratarse con algún producto específico es mejor elegir plantulas cultivadas que estén libres de la enfermedad

- Botrytis (Botrytis cinerea) Conocido también como " hongo gris". Se produce cuando en el ambiente hay demasiada humedad, produciendo la podredumbre de la planta. Aparecen manchas oscuras o grises sobre la misma en forma de moho. Produce el ennegrecimiento de la inflorescencia.

El cultivo tradicional utiliza algún insecticida sistémico combinado con la eliminación de las plantas afectadas. Para prevenir las posteriores infecciones se recomienda dejar de cultivar plantas de este género durante 4 o 5 años, seleccionar semillas no infectadas o esterilizarlas con agua a 45 ºC durante media hora.

- Hernia de la coliflor (Plasmodiophora brassicae): Es una enfermedad fúngica que produce la destrucción de las raíces. Se caracteriza por la presencia de bultitos amarillos en las raíces y los tallos. Las raíces crecen desmesuradamente y la planta muere.

Una vez ocurre la infección, resulta muy difícil de erradicar por lo que se aconseja tomar métodos preventivos, tales como la necesidad de dejar de cultivar crucíferas durante unos 6 o 7 años en lugares con posible infección, eliminar el material infectado y seleccionar semillas resistentes.

La acidificación del terreno es uno de los factores que predisponen más a la aparición de la enfermedad por lo que deben evitarse los terrenos ácidos o neutralizarlos adecuadamente. ( Más información sobre el tratamiento del suelo)

- Virus del mosaico de la coliflor

Mas información sobre la coliflor en el listado superior.


www.botanical-online.com
El Mundo de las Plantas

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso