indice
Icono de Blog de Plantas
iniciodiccionariorevista gratuitacursosforobibliografiarecomendar

 

 

REVISTA DE PLANTAS

 

REMEDIOS CASEROS

remedios curativos

 

 

 

 

LAS FRUTAS TROPICALES

 

 




 

 

 

El consumo de las frutas tropicales ha experimentado un gran auge en las últimas décadas. Son muchos los mercados en los cuales frutos procedentes de las regiones cálidas del trópico aparecen con mayor frecuencia . Algunas de ellas, como las chirimoyas, los aguacates o las piñas son frutas habitualmente encontradas y frecuente consumidas como si siempre hubiesen estado con nosotros, hasta el punto que muchos consumidores no caen en la cuenta de que su aparición en mercados alejados del trópico no es tan distante. Otras frutas como las guayaba, el lichi, la fruta de la pasión o el durian se consideran todavía como frutas exóticas cuyo precio más elevado las convierte todavía en un artículo de lujo al alcance de los bolsillos más acomodados. Muchas veces es el desconocimiento de estos alimentos lo que proporciona una cierta reticencia a su consumo.

Conocer las características, la importancia y la utilización de algunos de estos alimentos es el objetivo principal de este artículo.

 

Características de las frutas tropicales

 

Un mundo de colores: Ante todo lo que más nos llama la atención en las frutas tropicales es su viveza, su riqueza en colorido. Basta situarnos en frente de una parada en cualquier mercado para sentirnos particularmente atraídos por la variedad de colores que estas nos ofrecen: el amarillo de los plátanos contrasta con el verde oliva del aguacate, o el rojo del alquejenje, el púrpura de la pitaya con el rosado de la papaya, verde del kiwi con el amarillo de la piña.

Popularmente se dice que " los colores vistosos alegran la vista" pero se ha demostrado que la variedad de color tienen una gran importancia en la alimentación al estimular el apetito. Además, tenemos que tener en cuenta que estos colores tan vivos son el resultado de la riqueza de estos alimentos en componentes que resultan muy importantes para la salud, principalmente flavonoides y carotenos.

Así, por ejemplo, el color amarillo calabaza de la papaya se debe a su riqueza en licopeno, un colorante con propiedades antioxidantes, capaz de proteger contra numerosos cánceres así como de disminuir el colesterol en la sangre o de prevenir las inflamaciones de la próstata. El color rojo de las sandías también responde a su riqueza en licopeno. Los melones, sin embargo, presentan color amarillento fruto de su riqueza en betacaroteno.

Un mundo de olores y sabores : Las frutas tropicales suelen tener aromas y sabores muy destacados, la mayoría de ellos tendentes a atraer los animales que, al comerlas, expulsaran sus semillas y facilitaran la dispersión de la planta y la germinación de las semillas en otros lugares donde haya menos competencia por el suelo y por la luz. Estos olores naturales tienen una gran importancia en la alimentación humana, ya que despiertan junto con los sabores el apetito al estimular la producción de jugos alimentarios. El uso de este tipo de frutos resulta muy adecuado en niños inapetentes o en personas con trastornos alimentarios como la anorexia.

El sabor muy dulce de las frutas tropicales se debe a su gran riqueza en azúcares, superior a la de los frutos no tropicales. Este elevado contenido se produce como consecuencia de una temperatura superior en estas zonas geográficas que produce una mayor eliminación de agua y una mayor concentración de los azúcares. Por ejemplo, los plátanos madurados en el árbol contienen hasta un 80 % de azúcar lo que les convierte en un alimento muy energético. Cuando se exportan, se recogen verdes y su contenido es todavía elevadísimo pues alcanza hasta un 25 % de su peso neto. La riqueza en azúcares en las frutas tropicales no implica que este tipo de frutas tenga obligatoriamente que engordar. Muy al contrario, la mayoría de ellas proporciona una gran sensación de saciedad por lo que podemos pasar sin comer otros alimentos que engordan más. Las frutas tropicales resultan muy adecuadas para las dieta para adelgazar. ( Es famosa la dieta de adelgazamiento que consiste en comer durante 3 días piña y yogur)

Un mundo de vitaminas y minerales: las frutas tropicales suelen presentar una concentración superior en vitaminas y minerales como consecuencia de una mayor concentración de los líquidos producida por el calor. Los kiwis constituyen las frutas con más contenido en vitamina C. Una pieza media de esta fruta, es decir un kiwi de unos 75 gr., contiene 74,5 mg de vitamina C, es decir el 82,7 % de la cantidad de vitamina C recomendada diariamente. Su contenido es casi el doble de la naranja, dado que una naranja media con un peso aproximado de 140 gr. contiene 80,2 mg. Comer un simple kiwi cada mañana es prácticamente una manera de asegurar la ración diaria de vitamina C.

Un mango mediano proporciona mucho más de la cantidad necesaria diaria de vitamina A para un adulto en forma de carotenos que son mayormente los que le confieren a la pulpa de esta fruta su particular coloración amarillenta o rojiza.

Una papaya mediana contiene unos 190 mg de vitamina C, una cantidad que dobla la dosis diaria recomendada para un adulto que es de 90 mg en los hombres y 75 en las mujeres. 140 g de esta fruta ( Una taza de trozos de papaya) proporcionaría 86,5 mg de vitamina C, por lo que prácticamente cubriría la dosis recomendada.

Los plátanos contienen magnesio, potasio, fosforo y hierro. Especialmente rico en potasio resulta el kiwano, una especie de melón amarillento, procedente de Nueva Zelanda, que tiene forma alargada y corteza dura amarillenta provista de largos pinchos. Las piñas son muy ricas en yodo, calcio, hierro, manganeso y azufre.

Un mundo de virtudes naturales: Son muchas las propiedades de las frutas tropicales. Muchas de ellas contienen principios que favorecen la digestión, como la bromelina de la piña, que ayuda a digerir bien los alimentos, de ahí la costumbre en muchos banquetes de finalizar la comilona con un pedazo de piña, costumbre que, por otra parte, se encuentra muy arraigada desde tiempos antiguos en las Antillas. La bromelina es una enzima proteolíticas tal como ocurre la actidina del kiwi o la ficina de los higos. Este tipo de proteínas resultan muy interesantes en la alimentación porque ayudan a disgregar las proteínas y favorecen la digestión, evitando la gastritis y la formación de gases .

No menos interesante resulta la riqueza en grasas del aguacate. La ventaja de estas grasas en que están formadas por ácidos grasos esenciales ( Ácidos linolénico y linoleico) por lo que, al igual que ocurre con el aceite de oliva , el pescado azul, el ajo o la manzana, nos pueden ayudar a contrarrestar los efectos perniciosos de las grasas saturadas contenidas en los aceites animales. Resulta muy adecuado para evitar la formación de colesterol, reduciendo el riesgo de sufrir alguna enfermedad vascular, como infartos o hemorragias cerebrales.

Y en los días calurosos de verano qué refrescantes resultan muchas de estas frutas tropicales, como la sandía que nos proporciona una ingente cantidad de agua y nos ayuda a prevenir la deshidratación. Igualmente un batido de yogur bien fresco con la fruta de la pasión o maracayá, será un buen recurso para saciar la sed.

 

Origen de las frutas tropicales

 

Aunque muchos frutos tropicales se han adaptado a lugares de climas cálidos, como las chirimoyas, los melones, los caquis o los kiwis, la mayoría de las frutas tropicales proceden de países tropicales o subtropicales como Brasil, Colombia, el Salvador, Puerto Rico, Honduras, Ecuador,etc. Para que estos frutos puedan llegar a otros lugares de destino es necesario que sufran una serie de procesos que permiten que puedan acceder al consumidor en las mejores condiciones. Entre estos procesos los más importantes son:

- Recolección y limpieza: La recolección es llevada a cabo en su lugar de origen. En la mayoría de las producciones se utiliza todavía la recolección manual. Los frutos se recogen cuando ya se encuentran desarrollados aunque no completamente maduros. Posteriormente, los frutos son sometidos a una operación de limpieza con agua, que elimina las impurezas y frena el proceso de perdida de savia o látex por la zona de los cortes. Es habitual realizar un pre-enfriamiento de este tipo de frutas antes de ser posteriormente sometidas a la cadena de frío. Esto se realiza fundamentalmente con agua o con ventiladores. Esto permite rebajar la temperatura elevada que los frutos tenían en el árbol.

- La cadena del frío: Los frutos cuando son cortados de la planta, en estado natural, continúan con una serie de procesos que permiten la maduración de los mismos. A fin de evitar que la maduración se produzca demasiado rápidamente y los frutos se estropeen antes de llegar a su destino, estos se someten a un proceso de enfriamiento que retrasa la maduración. Cada fruto tiene una temperatura adecuada de mantenimiento pero, en general, esta suele situarse entre los 8 y los 15 ºC. Algunos frutos precisan temperaturas más bajas. Los caquis, nísperos y kiwis se conservan a ºC, los dátiles o los higos suelen refrigerarse entre los 0 y 1ºC y las granadas entre los 0 y los 2ºC. . Este proceso de enfriamiento se lleva a cabo en contenedores o frigoríficos. La mayoría de las frutas tropicales no necesitan tanto frío y suelen estropearse cuando se las somete a temperaturas muy bajas. Los plátanos son los frutos que se conservan a temperaturas más elevadas ( entre los 12,5 y los 13 ºC) los mangos entre los 10 y 13 ºC, las papayas o las frutas de la pasión entre los 8 y 10 ºC, las piñas entre los 8,5 y los 12 ºC.

- Transporte: La mayoría de los frutos tropicales son transportados mediante contenedores refrigerados sobre transporte marítimo. Este tipo de transporte va sustituyendo a los barcos frigoríficos. Las modernas técnicas de atmósfera controlada permiten alargar el tiempo de maduración. Esta técnica consiste en reducir el oxígeno dentro de los contenedores a una proporción no superior al 5 % y aumentar el dióxido de carbono a un 3%. De esta manera se consigue ralentizar los procesos metabólicos que, en condiciones normales, harían que la fruta madurase más rápidamente. Este proceso consigue adormecer los microorganismos responsables de la putrefacción por lo que no se desarrollan enfermedades. Igualmente se consigue que se pueda aumentar la humedad del recinto entre un 85 y un 95 % sin que la fruta se vea afectada y pueda conservarse en mejor estado.

Algunas frutas solo se cosechan maduras por lo que deben transportarse rápidamente para que el consumidor pueda comerlas en su punto. Aquí el único medio de transporte adecuado es el avión que permite que un fruto tropical pueda llegar al mercado en muy pocas horas. Entre este tipo de frutas tenemos los dátiles, los higos, los caquis o las frutas de la pasión.

- Almacenamiento: Una vez llegan a su país de destino las frutas suelen almacenarse durante unos días. Para que mantengan todas sus propiedades y se conserven bien, cada fruta debe tener unas condiciones de almacenamiento que normalmente se sitúa sobre los 8 o 10 ºC.

- Maduración: Excepto para algunos frutos como los plátanos, para los que existen cámaras de maduración especiales, la maduración definitiva de los frutos tropicales se produce en la casa de los consumidores. Es necesario que esta se realiza en un lugar cálido, con una temperatura media alrededor de los 20 ºC. Una vez hayan madurado, se deben comer con prontitud puesto que suelen aguantar muy pocos días incluso en la nevera. Para facilitar su grado de humedad es conveniente guardarlas dentro de una bolsa de plástico, con algunos agujeros, de esta manera la piel se conserva más fresca y tersa.


Listado de las principales frutas tropicales

 

Existen muchas frutas tropicales. Entre las principales podríamos mencionar las siguientes:

Aguacate

Albaricoques

Alquequenjes

Caquis

Carambolas


Chayotes


Chirimoyas

Cocos

Dátiles

Durians

Frambuesas

Frutas de la pasión


Guayabas

Higos


Kiwis


kumquats

litchis

Mangos


Mangostan

Melones


Papayas


Piña


Pitahayas

Plátanos


Rambután

Sandías

 

- Más información sobre la fruta en el listado superior

 



www.botanical-online.com
El Mundo de las Plantas

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso