Alimentos ricos en hierro

Revista de Plantas de Botanical-online

Propiedades del jarabe de cebolla para la tos

Jarabe natural de cebolla y miel

CÓMO PREPARAR JARABE DE CEBOLLA PARA LA TOS

Propiedades del jarabe de cebolla

El jarabe de cebolla y miel es uno de los principales jarabes naturales para combatir la tos. Se realiza macerando la cebolla cortada finamente, en miel, durante toda la noche, de modo que la cebolla libera sus principios.

jarabe de cebolla y miel
Ingredientes para el jarabe de cebolla y miel

Los aceites esenciales y flavonoides (quercetina) de la cebolla tienen propiedades antiinflamatorias de los bronquios, mucolíticas, antitusivas, expectorantes y antibióticas.

  

Beneficios de la cebolla en miel

La cebolla es un alimento medicinal muy apreciado desde la antigüedad como tratamiento natural de la tos y los resfriados, o como coadyuvante de las enfermedades respiratorias, asma, bronquitis,etc.

La miel sirve para calmar la tos, suavizar la garganta irritada y para ayudar a expectorar los bronquios. Algunas veces se realiza el mismo jarabe con ajo, o mezclando ajo y cebolla.

 

Preparación casera del jarabe natural para la tos (crudo)

Ingredientes:

jarabe de cebolla y miel
Se pone la cebolla cruda en un recipiente y se rellena de miel

Sólo se necesita miel (unos 50ml aproximadamente, dependiendo de la cantidad que se vaya a realizar) y una cebolla.

La miel es mejor que sea cruda, es decir que no haya pasado por un proceso de pasteurización. De ese modo conserva todas sus propiedades. Los apicultores venden miel cruda (la mayoría de mieles que se venden en el supermercado son pasteurizadas). Se puede utilizar diferentes tipos de miel según sus propiedades.

Las cebollas es mejor utilizar las de color morado, porque son las más ricas en quercetina.

De todas formas son adecuados todos los tipos de cebolla y de mieles.

Opcionalmente se puede añadir ajo triturado a este jarabe, con lo que resultará mucho más antibiótico y también dará un sabor más fuerte.

Receta fácil con fotos paso a paso:

receta jarabe casero de miel y cebolla para la tos
Lámina explicativa de la receta jarabe casero de miel y cebolla para la tos.

 

Elaboración (receta fácil):

- Pelar la cebolla y cortarla a dados, lo más finos posible

- Colocar la cebolla en un recipiente de cristal.

- Añadir miel hasta cubrir.

- Dejar macerar toda la noche la cebolla con la miel. A la mañana siguiente, la miel habrá adquirido una textura más líquida y servirá como jarabe.

- Tomar 2-3 cucharadas 2-3 veces al día. Tomar la miel con la cebolla, masticar. En niños pequeños se puede colar y dar sólo la miel macerada en cebolla, aunque si es posible, se recomienda dar con la cebolla.

- Se puede combinar con infusiones de jengibre o de regaliz para el resfriado y la congestión.

  

Versiones: Recetas del jarabe de cebolla para la tos

Debido a que es uno de los más antiguos y tradicionales, también existen muchas versiones de este remedio.

- Jarabe de cebolla (con cocción): Las más eficaces son las recetas de jarabes crudas, porque conservan mejor sus componentes. Sin embargo, también se puede preparar la siguiente versión: 1 cebolla picada finamente en un poco de agua a fuego muy lento durante 45 minutos con tapa. Luego se introduce en un recipiente con miel. Remover y ya se puede utilizar. A diferencia de la receta en crudo, esta no requiere de maceración toda la noche. Tomar la miel con la cebolla.

- Jarabe con vino: Se realiza mezclando medio kilo de cebolla, pelada y machacada, 350 cl de vino blanco y 150 gr. de miel. Mezclar bien todos los ingredientes dentro de una botella de vidrio. Agitar bien hasta que se haya hecho una mezcla bastante uniforme. Dejar reposar un par de días. Tomar 5 o 6 copitas cada día hasta que desaparezca la tos. (Puede prepararse sin alcohol)

  

Precauciones para preparar jarabes correctamente

- Consultar con el médico: Si la tos persiste durante más de 2 semanas o si los síntomas no mejoran o se agravan.

- Utilizar bastante azúcar: Generalmente se suele preparar en una proporción del 50%, es decir, 1 parte de infusión y 1 parte de agua. Si se utiliza medio litro de agua, se debería añadir medio litro de azúcar. De ese modo se asegura la conservación del jarabe. Como no se debe tomar en grandes cantidades, no supone un problema de mucho azúcar en las dosis recomendadas y es preferible para evitar intoxicaciones alimentarias.

- Utilizar utensilios limpios: Los jarabes caseros son preparaciones que se deben conservar para 2 o 3 días, no más, para asegurar la correcta higiene alimentaria y evitar intoxicaciones.

- Conservar en nevera: La cantidad de azúcar o miel que contienen no es suficiente como conservante, se debe poner en refrigeración.

 

Advertencia para los jarabes de los niños

Los jarabes son preparaciones que se suelen utilizar mucho para niños, que las prefieren antes que las infusiones. Cuando se preparan jarabes para niños se debe considerar que requieren de dosis muy inferiores a las de los adultos, porque pesan la mitad. Se tendrá en cuenta esta advertencia especialmente con plantas muy aromáticas (anís, tomillo, laurel, clavo, y hierbas aromáticas en general). La misma precaución se debería aplicar en las infusiones.

¿Cuándo es adecuado el jarabe?

Se recomienda este jarabe en casos de:

- Resfriados, catarros y gripes

- Asma

- Tos seca y tos productiva

- Afonía, garganta irritada

- Ronquera

- Aumentar las defensas

- Tos,

- Afonía,

*Artículos relacionados:

- Jarabe de violetas para quitar la tos

- Jarabe de pétalos de amapola para la tos

Más información sobre remedios naturales para la tos y su tratamiento natural en el listado superior

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

© 1999-2017 Botanical-Online SL. Todos los derechos reservados.

Ver versión de móvil