indice
Icono de Blog de Plantas
iniciodiccionariorevista gratuitacursosforobibliografiarecomendar

...

 

REVISTA DE PLANTAS

 

REMEDIOS CASEROS

remedios curativos

 

 

Volver medicinales

 

TRATAMIENTO NATURAL DE LA CIRROSIS

 

Tratamiento natural de la cirrosis




Remedios naturales para la cirrosis

Plantas para la cirrosis

El TRATAMIENTO NATURAL DE LA CIRROSIS supone la utilización de recursos alternativos que puedan complementar el tratamiento convencional. Dada la seriedad de esta enfermedad y la importancia vital del hígado es necesario consultar con el médico la conveniencia o no de la aplicación de estos tratamientos. Para luchar contra la cirrosis podemos utilizar las siguientes alternativas:

  • Fitoterapia: Consiste en el uso de las plantas medicinales adecuadas para el tratamiento de esta enfermedad.
  • Tratamiento nutricional: Supone la utilización de aquellos alimentos adecuados que ayudarán al hígado a realizar sus funciones y, al mismo tiempo, evitaran el deterioro progresivo de este órgano.
  • homeopatía: Tratamiento homeopático para la curación y protección del hígado.

 

PLANTAS PARA LA CIRROSIS

 

La fitoterapia en el tratamiento de la cirrosis supone la utilización de una serie de plantas medicinales cuya función será:

- Proteger al hígado para prevenir su degeneración.

- Ayudar al hígado en la regeneración de las células dañadas.

- Disminuir los síntomas negativos que produce esta enfermedad.

Entre las principales plantas para el tratamiento de la cirrosis podemos mencionar las siguientes:

Uso interno

Cardo mariano ( Silybum marianum) : Los compuestos que contiene esta planta, especialmente la silimarina, ayudan hígado a luchar contra su degeneración al contribuir a eliminar las toxinas corporales que podrían ser responsables de la aparición de cirrosis. Por otra parte esta planta ayuda a desinflamar el hígado, contrarresta los efectos del alcohol y es capaz de regenerar las células dañadas. ( Tomar algún complemento de cardo mariano) ( Comer sus hojas tiernas en ensalada)

Diente de león: ( Taraxacum officinale Weber) Es un buen estimulante de la función hepática y biliar, siendo muy útil en aquellos casos en que se presente hepatitis o cirrosis. (Decocción de 100 gr. de raíces en litro y medio de agua. Tomar tres tazas al día) ( Comer las hojas verdes en ensalada o hervidas al tratarse de una planta silvestre comestible muy adecuada para el organismo) ( Infusión durante 10 minutos de las hojas secas. Tomar 2 o 3 vasos al día)

Boldo (Peumus boldus) En la actualidad, el boldo es una de las plantas medicinales más empleadas en recetas herbolarias para tratar el hígado y la vesícula biliar.( Tomar de de 1,5 - 2,5g. de hojas secas en 200ml., tres veces al día. Los tratamientos de más de 4 semanas están contraindicados )

Cúrcuma ( Curcuma longa) Estudios científicos han observado la capacidad de la cúrcuma como tónico biliar y protectora del hígado. 20 gramos (4 cucharaditas) de rizoma de cúrcuma molido (o 20g. de cúrcuma en polvo), infusionados en 1 litro de agua hervida. Reposar durante 12 horas. Filtrar con la ayuda de una tela y beber el preparado en varias tomas durante las siguientes 12 horas.

Níspero: ( Eriotrobya japonica.) En una investigación se observó que el níspero mejora la función hepática, ayuda a tratar el hígado graso y la fibrosis, siendo un alimento adecuado para personas con enfermedades del hígado, como la cirrosis, el hígado graso y la hepatitis.(Comer este fruto en abundancia)

Regaliz (Glycyrrhyza glabra L ) Se ha comprobado como la ingestión de productos normalizados con glicirricina de la regaliz ejerce una función protectora del hígado, liberándolo de aquellas substancias tóxicas que le resultan perjudiciales, protegiendo y revitalizando sus células. Esta propiedad es útil para tratar enfermedades del hígado, como la hepatitis B o la cirrosis ( 3 comprimidos al día de raíz de regaliz)

Té verde ( Magnolia sinensis) Protege al hígado y ejerce una acción antivírica sobre el hígado, por lo que resulta adecuado en el tratamiento de la hepatitis. Sus propiedades antioxidantes pueden proteger la degeneración del hígado y ayudar a impedir el cáncer de hígado o la cirrosis ( Infusión de una cucharada de planta seca por vaso de agua. Tomar 3 vasos al día)

Alcachofera: ( Cynara scolymus L) La cinarina es uno de los componentes más beneficiosos para proteger al hígado y para ayudar a curarlo en cualquier afección que le pueda afectar. ( Infusión de hojas de alcachofa. Tomar un par de tazas al día)

Menta piperita / mentastro ( Mentha) Es otra de las plantas muy adecuadas para proteger y desinflamar el hígado y para ayudarle a realizar sus funciones metabólicas. ( Infusión de una cucharada de hierba seca por vaso de agua. Tomar un par de vasos al día)

 

Uso externo

 

Limonero ( Citrus limonum Risso) El zumo de limón constituye un buen remedio para aliviar los picores en el cuerpo que presentan aquellas personas cuyo hígado se encuentra enfermo. Realizar fricciones sobre la piel con zumo de limón.

 

Temas relacionados :

 

- Leche de alpiste para la cirrosis

- El uso de la colina o la lecitina en el tratamiento de la cirrosis

- El ácido lipoico puede ayudar a mejorar el hígado enfermo o prevenir su degeneración.

 

Más información sobre la cirrosis en el listado superior

 

El material que aquí se trabaja tiene un carácter informativo. En caso de duda consúltese con el facultativo.
" Botanical" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

 


www.botanical-online.com
El Mundo de las Plantas

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso