indice
Icono de Blog de Plantas
iniciodiccionariorevista gratuitacursosforobibliografiarecomendar

...

 

 

 

 

ALIMENTACIÓN PARA LA DEMENCIA


Demencia y alimentación





 

¿ Cómo facilitar la comida a los enfermos mentales?

Alimentos beneficiosos para los enfermos mentales

Alimentos perjudiciales para los enfermos mentales

 

Los enfermos de demencia, al igual que muchos de los enfermos mentales, presentan muchos problemas a la hora de comer, tanto por su tendencia a prescindir de las comidas, originada por una pérdida de los sentidos del gusto y el olfato que determina que la comida no les sea tan deseada como, por una dificultad creciente en la deglución o capacidad para tragar los alimentos. Estos enfermos, además de perder interés por la comida y por el agua, tienen dificultad en el control de los utensilios por lo que muchas veces se muestran incapaces de acercar los alimentos a la boca.

Para suplir estas deficiencias tendremos que tener en cuenta los siguientes consideraciones:

 

CONSEJOS PARA UNA ADECUADA ALIMENTACIÓN DE LOS ENFERMOS CON DEMENCIA

 

- Proporcionar alimentos sencillos de alto poder nutricional: Las comidas fáciles de comer y de alto valor nutricional son las más importantes. Entre estos podríamos considerar, por ejemplo, los plátanos, que contienen mucha energía concentrada en poca materia, no manchan y resultan fáciles de masticar. El queso de leche de soja o tofu, resulta un buen alimento para proporcionar proteínas fáciles de ingerir. El aguacate puede ofrecerles grasa vegetal de muy alta calidad.

- Proporcionar líquidos que contengan nutrientes adecuados : Esta es una buena manera de evitar la deshidratación y de suministrarles vitaminas y minerales. Los zumos vegetales, tanto de verduras y hortalizas, como los zumos de fruta, resultan los mas adecuados. Evitaremos aquellos zumos industriales azucarados o los néctares de fruta que, por su contenido en azúcar añadido, solo proporcionan más sed.

- Proporcionar comidas que sean fáciles de manipular: Es importante evitar las comidas demasiado sofisticadas y complicadas. En su lugar, preparar comidas sencillas que no proporcionen dudas o confusiones a una mente poco lúcida. Si es posible mejor aquellas comidas que tengan pocos platos. Aquellas comidas que contienen alimentos en pedazos muy grandes o en fragmentos muy diminutos, como sopas variadas, pueden resultar dificultosas y confusas para los enfermos mentales. Si preparamos comidas con menos ingredientes y con texturas más sólidas o trozos adecuados les facilitaremos el trabajo. Procuraremos que los alimentos no sean demasiado líquidos, ni demasiado duros, sino aquellos que tengan una cierta viscosidad que se haga fácil de tragar pero que, al mismo tiempo, no conlleve a que se atraganten. Los estofados bien cocidos, las natillas o los flanes resultan muy útiles.

De igual manera existen en el mercado una serie de utensilios y de complementos de la mesa y de protección personal, especialmente diseñados para este tipo de enfermos que les permitirán seguir manteniendo su autonomía personal.

- Proporcionar el ambiente adecuado: Es importante no distraer la atención de estos enfermos mentales con otro tipo de actividades que no sean propiamente la comida. No se debe tener la televisión encendida o una música demasiado alta o que pueda atraer demasiado su atención.

 

ALIMENTOS ADECUADOS

 

Entre los alimentos adecuados para este tipo de enfermos tenemos los siguientes:

 

- Alimentos antioxidantes: Aquellos alimentos que impidan la degeneración neuronal son los más adecuados. Entre estos mencionaremos especialmente:

 

- Alimentos ricos en vitamina C: Destacan los cítricos ( naranjas, limones, pomelos, etc.), las coliflores, los rábanos, las coles de Bruselas, las espinacas , los plátanos, las manzanas, los melones, las sandías,las zanahorias, las piñas, las peras, las papayas, la cebada, los ajos, las moras, el apio, los guisantes, las fresas, la uva, el apio, los higos, las habas, las achicorias, los arándanos, las patatas, el aguacate, la soja, las chirimoyas, los mangos, las granadas, el coco, etc.

- Alimentos ricos en vitamina B: Los alimentos del grupo de la vitamina B tienen un efecto positivo sobre el sistema nervioso en general.

 

- Alimentos ricos en acidos grasos esenciales: Este tipo de grasas resulta necesario para el buen funcionamiento de las neuronas, especialmente en los que se refiere a la transmisión de los impulsos nerviosos. Los aceites de soja, de girasol o el pescado azul serían alimentos muy convenientes

- Alimentos tranquilizantes, ideales para combatir la depresión, o el insomnio, síntomas habituales en los enfermos mentales.

 

ALIMENTOS NO ADECUADOS

 

 

- Estimulantes: El café, las colas o los alimentos que contienen cafeína producen una sobreestimulación del sistema nervioso y no resultan adecuados para este tipo de enfermos.

- Los alimentos azucarados:Igualmente los dulces, pasteles o cualquier tipo de alimento demasiado rico en azúcar refinado produce un aumento de azúcar que puede intranquilizar a estos enfermos.

- El alcohol: Además de constituir un fuerte depresor del sistema nervioso, el alcohol reduce la capacidad de las neuronas al disminuir los impulsos nerviosos entre ellas, lo que empeora esta enfermedad.

Más información sobre la demencia y su tratamiento natural en el listado superior.

El material que aquí se trabaja tiene un carácter informativo. En caso de duda consúltese con el facultativo.
" Botanical" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.


www.botanical-online.com
El Mundo de las Plantas

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso