indice
iniciodiccionariorevista gratuitacursosforobibliografiarecomendar

...

 

REVISTA DE PLANTAS

 

REMEDIOS CASEROS

remedios curativos

 

Medicina alternativa

 

PROPIEDADES MEDICINALES DE LA ALCACHOFA DE JERUSALÉN

( Helianthus tuberosus )

 








 

BENEFICIOS DEL TUPINAMBO

 

La alcachofa de Jerusalén, tupinambo, pataca o aguaturma (Helianthus tuberosus) es una planta anual de la familia de las Compuestas, estrechamente emparentada con el girasol.

La alcachofa de Jerusalén destaca por su alto contenido en inulina, un tipo de fibra que también se encuentra en la alcachofa, el diente de león o la achicoria.

Este vegetal se utiliza para la alimentación humana, donde se consumen sus tubérculos, que también pueden emplearse en la fitoterapia.

La inulina es una fibra natural cuya ingesta en la dieta ayuda a disminuir el colesterol y azúcar en la sangre, además de tener efecto prebiótico para la actividad de las bifidobacterias a nivel intestinal.

Tal es su riqueza en este componente, que esta planta constituye una de las mejores fuentes industriales de inulina.

Otro componente medicinal en el tupinambo es la heliangina (heliangine en inglés). Se trata de principios amargos o lactonas sesquiterpénicas, que se tienen propiedades para la digestión.

 

Alcachofa de Jerusalen flor
Flores de alcachofa de Jerusalén.

 

- Para la Diabetes: por su alto contenido en inulina, la alcachofa de Jerusalén ayuda a regular el nivel de azúcar en sangre en pacientes con diabetes. El tubérculo contiene además de fibra, minerales que colaboran a la acción antidiabética, como cobre, magnesio, manganeso y cinc.

La inulina es una fibra soluble que enlentece la absorción de los nutrientes, mejorando la digestión de los azúcares y beneficiando así a las personas con diabetes.

 

- Para adelgazar y la salud cardiovascular: el tupinambo o alcachofa de Jerusalén es un alimento muy adecuado a sustituir por la patata en dietas de adelgazamiento. La fibra dietética que contiene aporta sensación de saciedad a la hora de comer, y junto con su bajo contenido en grasas, es un buen aliado en dietas para la obesidad.

A diferencia de la patata, el tupinambo aporta muy pocas calorías en la dieta. Este contiene 25kcal. por 100g., un tercio de lo que nos aporta la patata (86kcal. por 100g.).

La fibra que contiene es muy depurativa, ya que ayuda a disminuir el colesterol debido a que captura parte de la grasa ingerida impidiendo así su absorción. Estas características lo hacen un alimento adecuado para personas con enfermedades cardiovasculares, para tratar el colesterol, así como para dietas depurativas.

 

- Propiedades digestivas: la alcachofa de Jerusalén contiene heliangina, un principio amargo con propiedades digestivas. Este componente estimula las secreciones del estómago (estomacal) y la vesícula biliar (colagogo), siendo un remedio para las digestiones pesadas, dispepsias hiposecretoras o digestiones lentas.

 

- Regulador intestinal: la inulina forma parte del grupo de la fibra prebiótica, es decir, que en el intestino fermenta, ayudando a mejorar el ritmo intestinal, y manteniendo la flora intestinal saludable.

La inulina y sus derivados, llamados fructooligosacáridos (FOS), son componentes que no pueden ser absorbidos por el organismo, por lo que no aportan calorías. La función de la inulina es de cepillo natural de los intestinos, ya que durante su paso por el tracto digestivo captura las grasas y el colesterol del organismo, ayudando a depurar el hígado.

Combate el estreñimiento ocasional, ayuda a reducir el colesterol y triglicéridos de la sangre y disminuye el riesgo de aterosclerosis.

Durante su paso por el tracto intestinal, la inulina fermenta y estimula el crecimiento de los microorganismos benéficos o flora intestinal, reduciendo los que son patógenos. Los beneficios de mantener una buena flora intestinal son numerosos: se ha demostrado que una flora intestinal saludable aumenta la inmunidad del organismo y la absorción de minerales, especialmente de calcio. En esa dirección, una dieta rica en inulina previene la osteoporosis.

Este tipo de fibra también está relacionada con un menor riesgo de padecer cáncer de colon.

La alcachofa de Jerusalén es muy rica en inulina, un tipo de fibra con efecto prebiótico y regulador intestinal. Sin embargo, algunas personas pueden ser intolerantes a esta fibra, causando gases, dolor abdominal y molestias digestivas.

Algunas personas pueden experimentar intolerancia a este alimento, caracterizada por gases y dolor abdominal tras la ingesta de tupinambo. Generalmente, las personas a las que la alcachofa les cause meteorismo, les sucederá lo mismo con la alcachofa de Jerusalén, ya que ambos alimentos son ricos en inulina.

El tupinambo puede ser un alimento muy adecuado en dietas para celíacos, donde el consumo de fibra suele ser escaso.

 

Toxicidad de la alcachofa de Jerusalén

- Alergia: la planta contiene un componente alérgeno, las lactonas sesquiterpénicas, común en las plantas de la familia de las Compuestas. Individuos alérgicos a otras plantas de la familia de las compuestas pueden serlo también a la alcachofa de Jerusalén.

- Dermatitis por contacto: el contacto con la planta fresca puede causar dermatitis.

- Molestias digestivas: las personas poco tolerantes de la inulina o a la fructosa deben evitar el consumo de pataca. Su uso puede provocar fuertes dolores abdominales.

 

Más información sobre la Alcachofa de Jerusalén en el listado superior.

PROPIEDADES DE OTROS ALIMENTOS

Pan - arroz - patatas - naranja - tomate - manzana - uva- cebolla ... (Ver todos)

 

El material que aquí se trabaja tiene un carácter informativo. En caso de duda consúltese con el facultativo.
" Botanical" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.

 


www.botanical-online.com



El mundo de las Plantas

©1999-2014 Botanical-online SL.Todos los derechos reservados. Política de uso

Diseño:

dibujosparapintar.com