Contraindicaciones de las acelgas

Este artículo ha sido avalado por Elisenda Carballido - Dietista nutricionista. Postgrado en Fitoterapia y máster en Nutrición y Metabolismo.

¿Qué contraindicaciones pueden tener las acelgas?

Acelgas previamente hervidas y escurridas, salteadas con pasas y nueces.

Las acelgas son verduras de hoja verde muy ricas y nutritivas. La mayoría de personas las toleran y digieren bien, y solamente están contraindicadas en casos excepcionales.

¿Para qué personas están contraindicadas las acelgas?

No deben comer acelgas:

  • Personas con intolerancia o alergia a las acelgas.
  • Personas con enfermedades digestivas que no toleren este alimento.
  • Personas que tengan problemas de riñón o que deban llevar una dieta controlada en oxalatos.
  • No se deben dar muchas acelgas a los bebés menores de 1 año por peligro de síndrome del bebé azul (por su contenido en nitratos).

Acelgas y su contenido en oxalatos

Las acelgas, al igual que las espinacas, son plantas con muchos oxalatos, que producen como resultado de su metabolismo. Este componente, al combinarse con el calcio del organismo, produce oxalato cálcico. Los oxalatos se han considerado entre los primeros responsables del desarrollo de cálculos renales formados por oxalato cálcico. Por este motivo, las personas con problemas de piedras en los riñones no debían ingerir este tipo de vegetales ricos en oxalatos. En todo caso, no deberían superar los 50 mg diarios de ácido oxálico. (¼ de taza de acelgas al día, como máximo).

En condiciones normales, las personas pueden hacer uso de las acelgas con asiduidad. Comer una ración de unos 150 a 200 gr de acelgas por persona no supone en este caso ningún riesgo para la salud.

Otros especialistas, no son tan estrictos y creen que no hace falta evitar o restringir tan estrictamente los alimentos con alto contenido en oxalatos. Según su opinión, la ingestión de este tipo de plantas solamente es parcialmente responsable del desarrollo de las piedras en el riñón. Consideran que tienen un impacto más relevante otros factores, como la predisposición genética, la ingestión muy elevada de calcio (suplementos de calcio y vitamina D), el exceso de proteínas en la dieta, o la costumbre de beber poca agua. Para profundizar sobre el tema, véanse las causas de las piedras en los riñones.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

14 mayo, 2020

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.