Anfibios terrestres

Este artículo ha sido avalado por Vicenç Martínez - Redactor especializado en animales y naturaleza.

Anfibios que viven fuera del agua

¿Qué tipo de vida siguen los anfibios?

Renacuajos
Durante la fase larval, casi todas las especies de anfibios son acuáticas.

Los anfibios son un grupo de vertebrados que reciben dicho nombre porque en muchas de sus especies, desde que nacen de un huevo, su vida transcurre entre el medio acuático y el medio terrestre. Generalmente, los anfibios durante la fase larval, cuyos individuos se llaman renacuajos, son animales acuáticas y pasan todo el tiempo dentro del agua, por lo que respiran mediante branquias como los peces.

En la mayoría de casos, los anfibios son terrestres o semiacuáticos, pero también se dan ejemplos de anfibios exclusivamente acuáticos, como el sapo Surinam, la rana de uñas africanas o, por ejemplo, el ajolote.

¿Por qué los anfibios sufren metamorfosis?

Los anfibios son los únicos vertebrados que realizan la metamorfosis, algo bastante común, en cambio, entre los invertebrados como los insectos, los crustáceos o los moluscos. Estos vertebrados necesitan sufrir una metamorfosis para poder vivir adecuadamente entre dos medios tan distintos como es el acuático y el terrestre, por lo menos como norma general, porque como se suele decir, y también se da en Biología, «la excepción confirma la regla».

Las larvas de los anfibios adquirirán un aspecto bastante diferente cuándo se volverán adultos, es decir, sapos, ranas, sapillos, salamandras, tritones, etc, gracias a que desde que romperán la cubierta del huevo hasta que llegarán a adulto, estas criaturas experimentarán un conjunto de importantes cambios fisiológicos y morfológicos, cuyo nombre es el de metamorfosis.

Cuando llegarán a la edad adulta, los anfibios perderán las branquias, porque en lugar de tener respiración branquial, desarrollarán pulmones, sean formas terrestres, semiacuáticas o acuática, para pasar a tomar el oxígeno del aire, aunque conservarán la respiración cutánea que tenían en la fase de larva.

¿Los sapos son animales terrestres?

Sapo común
El sapo común es una especie terrestre y únicamente va al agua para reproducirse.

Las especies terrestres de esta clase de vertebrados se encuentran muy bien representadas dentro de la forma conocida como «sapo». Los sapos auténticos se considera que pertenecen a una única familia, la de los bufónidos y en ella se engloban especies como el sapo común (Bufo bufo), de distribución euroasiática principalmente o el sapo marino, sapo gigante o sapo de caña (Bufo marinus), que habita en la mitad norte de Sudamerica y en buena parte de Centroamérica.

Otros ejemplos importantes de bufónidos o sapos verdaderos son el sapo pantera (Bufo regularis), anuro originario del continente africano o, por ejemplo, el sapo americano (Bufo americanus), que como su nombre popular sugiere, es de distribución norteamericana.

Sin embargo, se les da a otros anfibios el nombre de sapos pese a que en realidad no lo sean porque no son de la familia Bufonidae, como es el caso del sapo Surinam que es un anuro de la América tropical de costumbres acuáticas o el sapo vientre de fuego (Bombina bombina), anuro de hábitos semiacuáticos y, por lo tanto, menos acuático que el sapo Surinam.

A pesar de que algunos sapos no pertenecen a esta familia de anuros y no se consideran sapos verdaderos sí que viven en hábitats terrestres durante la fase adulta, como es el caso del pequeño sapo partero de nombre científico Alytes obstetricans o del sapillo moteado (Pelodytes punctatus), que tiene todo el aspecto de una diminuta de un llamativo manchado verde.

¿Existen ranas terrestres?

Las ranas a nivel popular se diferencian de los sapos porque tienen la piel húmeda y sus patas son más largas que las de los sapos, por lo que suelen dar saltos más potentes. Las ranas verdaderas pertenecen a la familia Ranidae y acostumbran a ser animales acuáticos, aunque hay algunas excepciones importantes como la rana ágil (Rana dalmatina) o la rana de bosque (Lithobates sylvaticus), ambas especies terrestres y forestales. La rana de bosque pertenece al grupo de ranas de agua americanas o ranas manchadas y todas ellas son especies Lithobates.

Ni todos los «sapos» son terrestres ni todas las «ranas» son acuáticas.

Algunas salamandras viven fuera del agua

Salamandra común
La salamandra común es el ejemplo típico de urodelo terrestre

«Salamandra» es el nombre con el que se diferencian a estos urodelos de los tritones para referirse al grupo de urodelos dentro también de la familia salamandridae de hábitos terrestres o de costumbres más terrestres que los tritones. Como adaptación a distinto modo de vida, salamandras y tritones tienen la cola de distinta morfología.

La salamandra común (Salamandra salamandra), especie que habita en buena parte de Europa, cuando es adulta se vuelve completamente terrestre y solo regresa al agua para reproducirse. Las salamandras apulmonadas son urodelos de pequeño tamaño, que respiran por la piel pero no por los pulmones, porque carecen de estos órganos respiratorios. Dentro de este grupo de anfibios también hay formas terrestres, como la mexicana salamandra pigmea de San Felipe (Thorius narisovalis) o la especie norteamericana Aneides lugubris. Estos animales viven generalmente en ambientes muy húmedos, como la hojarasca, al tener una respiración cutánea muy desarrollada y carecer de respiración pulmonar.

Algunos caudados o urodelos exhiben una forma terrestre y una forma acuática. El gallipato (Pleurodeles waltl), pese a ser mucho más acuático que la la salamandra común, generalmente pasa por una fase terrestre en los meses de verano. Las especies del género Eurproctus, como el tritón corso, Euproctus montanus, manifestan ambas formas, terrestre y acuática, de forma muy marcada. Cuando este anfibio se encuentra en la fase acuática vive en ríos y arroyos, mientras que durante la fase terrestre se la puede ver en bosques y matorrales. Como adaptación al cambio de hábitat, la piel de esta especie adquiere una textura diferente, siendo lisa mientras vive el tritón en el agua y granular durante la fase terrestre. Otro ejemplo parecido al anterior es el de la salamandra de piel granulosa (Taricha granulosa), especie que presenta una fase terrestre con individuos de piel granulosa y una fase acuática durante la reproducción, en la que sólo los machos tienen la piel lisa, porque las hembras siguen teniendo la piel granulosa.

Más información sobre los anfibios.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos

21 noviembre, 2019

Otros artículos de interés