Características de las ardillas

Cómo son las ardillas

¿Qué son las ardillas?

dibujo de ardilla

La ardilla roja o ardilla común es una especie de ardilla arborícola

Las ardillas son un grupo de mamíferos roedores que están presentes de forma salvaje en todo el mundo, salvo la Antártida, Australia y algunas otras regiones más.

Aspecto físico de las ardillas

En general, las ardillas tienen el cuerpo alargado, que está cubierto de un fino y suave pelo. Estos animales suelen tener unos ojos grandes.

El tamaño de estos roedores es muy variable. Existen especies de ardillas de tamaño grande, como la marmota alpina, cuya longitud alcanza los 55 cm, pero también hay ardillas de tamaño muy pequeño, como la ardilla pigmea africana (Myosciurus pumilio), que apenas supera los 7 cm de longitud.

El color de las ardillas presenta también una cierta variabilidad, pues no solo se limita al negro o al pardo, estos animales pueden adoptar patrones de coloración realmente llamativos, como la ardilla de Prevost, en los que se da una combinación de colores como el blanco, el negro, el rojo y el gris.

Las ardillas tienen 4 dedos en cada mano y 5 dedos en cada extremidad posterior. Sus manos están provistas de garras, salvo el dedo pulgar, que tiene uña, para poder excavar.

¿Cuántas especies de ardillas existen?

La ardilla voladora norteña es una especie americana de ardilla voladora

La familia Sciuridae, a la que se incluyen las ardillas arborícolas, las ardillas terrestres, las ardillas voladoras y especies afines, está constituida por un grupo de casi 300 especies.

¿Qué especies de ardillas existen?

  • Ardillas arborícolas: En este grupo tenemos a las conocidas ardilla roja (Sciurus vulgaris), nativa de Eurasia y a la ardilla gris (Sciurus carolinensis), de distribución norteamericana, pero también otras especies más espectaculares, como las bellas y coloridas ardilla gigante india (Ratufa indica) y la ardilla de Prevost (Callosciurus prevostii), de distribución también asiática. En América Latina, es muy común la ardilla misionera (Sciurus ingrami).

Las ardillas arborícolas están preparadas para hacer vida en los árboles, por lo que tienen extremidades largas y musculosas, colas muy peludas, grandes orejas y cuerpos estilizados.

  • Ardillas terrestres: Las ardillas de tierra del género Spermophilus, habitan en Eurasia. En Europa, vive la ardilla de tierra llamada suslic europeo, de nombre científico, Spermophilus citellus. En Estados Unidos, viven las ardillas de tierra del género Urocitellus, de menor tamaño que las especies de ardillas del Viejo Mundo.

A las ardillas de tierra antilope, del género Ammospermophilus, se las puede encontrar en las zonas desérticas o muy áridas de los Estados Unidos y México. Algunas especies de ardilla son mantenidas como mascota, tal es el caso de la ardilla coreana (Eutamias sibiricus), aunque este tipo de ardillas hacen un poco de vida en los árboles.

Las ardillas terrestres acostumbran a tener unas garras muy desarrolladas, mientras que sus patas son robustas, pues están preparadas para excavar. La cola de las ardillas de tierra suele ser más corta que la de las ardillas arborícolas.

  • Ardillas voladoras: Las ardillas voladoras tienen su área de distribución en Norteamérica, en el sudeste asiático, en China o en gran parte de Asia. Algunas especies de ardillas voladoras están en grave peligro de extinción, como la ardilla voladora de Namdapha (Biswamoyopterus biswasi).

Lo que más caracteriza a estos animales es la membrana de piel, llamada patagio, que une sus brazos con el cuerpo y que les permite planear. Por este mismo motivo, las extremidades de las ardillas voladoras son más largas que en los demás grupos de ardillas.

¿Qué otras especies pertenecen a la misma familia que las ardillas?

La marmota alpina es un ejemplo de ardilla de tierra

Aunque no lo parezca la marmota alpina, y las otras especies de marmotas, en realidad, son un tipo de ardilla terrestre. Los perritos de las praderas también están clasificados como ardillas terrestres.

¿Dónde viven las ardillas?

Los roedores de la familia de las ardillas, o Sciuridae, habitan en casi cualquier lugar del mundo. De forma natural, sólo se libran de su presencia la Antártida, Australia, Madagascar, el extremo más meridional de Sudamérica, Groenlandia o algunos desiertos, como el Sahara.

Durante el siglo XIX , la ardilla de las palmeras de Penannt (Funambulus pennantii), nativa del sur de Asia, fue introducida en Australia y se ha establecido en el oeste de este país. La ardilla gris, otra especie exótica invasora, no consiguió naturalizarse en este país, pero ha colonizado otras partes del mundo fuera de su área de distribución, como Sudáfrica, Italia y Reino Unido.

Las ardillas viven en un gran abanico de hábitats, desde selvas, como la ardilla roja del Amazonas (Sciurus spadiceus), bosques, como o la ardilla gris, praderas, como la marmota o el perrito de las praderas, hasta parques y jardines de zonas urbanas, como las mismas ardilla gris o ardilla roja, la tundra ártica, como el suslic ártico (Spermophilus parryii) o las altas montañas, como la marmota del Himalaya (Marmota himalayana).

Costumbres de las ardillas

Las ardillas arborícolas tienden a ser solitarias, a diferencia de las ardillas de tierra. Algunas especies de este grupo, como la ardilla roja, almacenan los alimentos en los huecos de los árboles, para pasar el invierno, porque no hibernan. Estos animales suelen criar también en los árboles, dónde hacen el nido, en algún árbol más viejo.

Las ardillas de tierra son las especies dentro de la familia Sciuridae más sociales que existen. Las ardillas de tierra tienen la costumbre de practicar madrigueras, lo que también incluye a los perritos de las praderas y a las marmotas, y allí crían a sus pequeños y evitan las altas temperaturas del exterior.

Las ardillas voladoras son animales nocturnos, a diferencia del resto de ardillas. Utilizan su membrana de piel, conocida como patagio, para desplazarse de un árbol a otro. Estos animales acostumbran a criar en lo alto de los árboles, de gran altura.

No todas las ardillas hibernan, sí que lo hacen las ardillas de tierra. En cambio, las ardillas arborícolas y las ardillas voladoras no suelen tener dicha capacidad.

Alimentación de las ardillas

Las ardillas son animales vegetarianos. Sin embargo, en el mundo de las ardillas existen excepciones importantes en este sentido. La ardilla antílope de cola blanca (Ammospermophilus leucurus) tiene una dieta omnívora porque, aunque en primavera consume una gran cantidad de productos de origen vegetal, el resto del año se alimenta de una gran cantidad de insectos y otros invertebrados.

Algunas especies de ardillas muestran preferencias muy particulares en sus dietas, como la ardilla voladora norteña (Glaucomys sabrinus), que come cantidades considerables de hongos, además de líquenes, frutos, flores, brotes tiernos y hasta insectos y carroña.

Cabe decir que la mayoría de las ardillas son oportunistas y se nutren de distintos ingredientes en función de su disponibilidad en la naturaleza, y no desprecian los productos de origen animal, como los huevos de aves y los polluelos o los insectos.

Enemigos de las ardillas

Aunque los principales enemigos de las ardillas son las aves de presa, como las águilas, los búhos y los gavilanes, lo cierto es que estos animales constituyen una parte importante de la dieta de muchos animales depredadores oportunistas, a los que también se cuentan animales domésticos, como el perro o el gato doméstico.

Diferentes especies de cánidos, como el coyote, el lobo o el zorro rojo, tantas otras especies de mustélidos salvajes, como la comadreja, el tejón americano o el turón. Claro está, los felinos salvajes, como el gato montés o el lince, tampoco desprecian la fuente de alimento que representan estos ágiles roedores, ni tampoco las serpientes de gran tamaño.

Para evitar a tanto enemigo, las ardillas cuentan con su capacidad de camuflaje y con la velocidad. Cuando se sienten amenazados, estos animales pueden emitir sonidos de alarma, para avisar a sus congéneres, como hacen, por ejemplo, los perritos de las praderas o las marmotas.

Utilidad de las ardillas

Tradicionalmente, las ardillas se cazan para obtener su fina y delicada piel, y su carne. Las ardillas son utilizadas en la actualidad como animal de laboratorio para el estudio de algunas enfermedades que afectan a las personas.

En la naturaleza, estos animales son positivos para las plantas en cuanto a que cumplen los roles de dispersores de semillas, por su costumbre de enterrar los frutos de los árboles de los que se alimentan, o en los casos en los que se alimentan de las flores como agentes polinizadores.

Más información sobre especies de ardillas y los roedores.

Editorial
Escrito por Editorial Equipo de Botanical-online encargado de la redacción de contenidos
Etiquetas:

Artículo actualizado el: 22 abril, 2019

Otros artículos de interés

El contenido de este artículo es informativo. Le recordamos que la comercialización y tenencia de las especies animales exóticas están sujetos a la legislación de cada país.