Contraindicaciones de las habas

(Vicia faba L.)

¿Qué contraindicaciones presentan las habas?

habas
Foto de habas

Las habas o habichuelas (Vicia faba L.) son legumbres comestibles que se consumen en la alimentación desde hace milenios.

Debido a algunos de los componentes de las semillas, o a determinadas intolerancias alimentarias, no son adecuadas para algunas personas:

Personas a quienes les cuesta digerir las habas

Las habas pueden resultar muy indigestas cuando no se cocinan correctamente.

Las habas secas se deben poner en remojo al menos 48 horas para que se hidraten bien y queden cocidas, de lo contrario serían muy difíciles de digerir. Se deben hervir en agua con sal durante unas dos horas para que queden bien cocidas.

El remojo de las habas y su cocción en agua con sal ayuda a eliminar antinutrientes presentes en las semillas, sustancias responsables de algunas malas digestiones de las legumbres, sobre todo cuando no se preparan adecuadamente (saponinas, inhibidores de proteasas, inhibidores de la amilasa, fitatos,etc.).

En personas que no mastican suficiente, se recomienda añadir las habas trituradas dentro de un puré, que tienen buen sabor y son de mejor digestión. Otra opción es germinar las habas, y después hervirlas. En la germinación aumentan las vitaminas de las habas y disminuye su contenido en antinutrientes.

Qué hacer si las habas producen muchos gases

Igual que muchas legumbres, las habas tienen fama de producir flatulencia y muchos gases, porque es un alimento con un elevado contenido en fibra. Las personas con tendencia a tener gases, se recomienda que las consuman en menor cantidad, como en una sopa con fideos o con arroz. No deben tomar habas las personas con fabismo.

También es importante no acompañar las habas de demasiada proteína y grasa animal (como los embutidos), salsas con mucha grasa o aceite, mucha sal, o especias picantes, porque estos ingredientes combinados pueden producir digestiones lentas y dolor de estómago.

*Más información: Problemas con la digestión de las legumbres

Contraindicaciones de las habas

¿Quién no debe comer habas?

Las habas son una legumbre muy sabrosa y nutritiva pero no son adecuadas en determinadas situaciones:

habas
Las habas no son adecuadas para los bebés. Se introducen al menos a los 13 meses de edad.

- Alergia: No pueden comer habas las personas con alergia a este alimento o a alguna legumbre (soja, guisantes, lentejas,...), alergia a los frutos secos o semillas. Aunque no contienen gluten, las habas secas pueden haber sido procesadas en fábricas que utilicen cereales con gluten. En caso de alergia se recomienda consultar el envase.

- Las habas no son adecuadas para los bebés. Siguendo la tabla de introducción de los alimentos, los niños no deben comer legumbres hasta los 13 meses para prevenir alergias. Se recomienda un remojo y cocción muy largos.

- Niños: Para niños pueden ser un alimento muy flatulento y se recomienda introducirlo en cantidades muy pequeñas, mezclado con patatas, zanahorias o arroz.

Para que sean más suaves y no produzcan tanta flatulencia, lo recomendable es pelar el hollejo (piel que recubre las semillas, en las habas tiernas), aunque es un proceso un poco laborioso.

Además, para evitar atragantamientos, se deberían triturar las habas dentro del puré o aplastarlas antes de servirlas.

- Diarrea: No es adecuado comer habas cuando existe diarrea o gastroenteritis, situaciones en las que se recomienda una dieta a base de agua de arroz, zanahorias, patatas, manzana, y otros alimentos más digestivos y mejor tolerados (ver dieta para la diarrea).

- Gastritis y úlcera de estómago: No se recomiendan o se deben consumir en pequeñas cantidades. Si hay dolor de estómago o úlcera, son más adecuados alimentos con menos fibra y de mejor digestión (ver dieta para el estómago).

- Enfermedades intestinales: En ocasiones no se recomienda el consumo de este alimento en personas con enfermedad de Crohn, colitis y colon irritable por su elevado contenido en fibra. Algunos dietistas naturistas las desaconsejan en estos casos, igual que cuando se sospecha que puede haber intestino agujereado, por el efecto irritante de las saponinas sobre el tracto digestivo.

- Dietas bajas en potasio: Las habas no son adecuadas, como la mayoría de legumbres, para personas que deban reducir la cantidad de potasio de su alimentación, como puede ser el caso de insuficiencia renal, síndrome nefrótico, o enfermedades de los riñones.

- Cáncer de mama: No se recomienda el pan con harina de habas, o consumir habas habitualmente, en los tipos de cáncer con sensibilidad hormonal debido a su contenido en fitoesteroles vegetales.

- Fabismo: La contraindicación más importante que presentan estas legumbres es el fabismo, una intolerancia alimentaria a las habas, que se encuentra extendida por muchas poblaciones de la cuenca mediterránea.

Fabismo

Enfermedad por intolerancia a las habas

habas
Las personas con fabismo no deben comer habas ni manipular la planta del haba.

La contraindicación más importante que presentan estas legumbres es el fabismo, una intolerancia extendida por las poblaciones de la cuenca mediterránea, producida por el déficit de la enzima glucosa-6-fosfatodeshidrogenasa (G6PD).

Las personas con fabismo pueden experimentar síntomas parecidos a una alergia durante las 48 horas posteriores a la ingesta de este alimento, o por exposición al polen de la planta (entonces los síntomas suelen aparecer a las 8 horas).

Se producen alteraciones neurológicas, vértigos, mareos, dolor de cabeza, dolor abdominal, fiebre, y puede producir complicaciones como esplenomegalia y hepatomegalia (aumento del tamaño del bazo e hígado respectivamente), ictericia, etc.

Las variedades Vicia faba var. equina y var. angustifolia son las más ricas en aminas tóxicas y las responsables normalmente de los síntomas más graves, pero son las que suelen utilizarse para la alimentación animal, no la humana.

Habas para la personas con diabetes

- Diabetes: Las habas son un alimento adecuado para la diabetes. Su elevado contenido en fibra ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre, pero por la misma razón, las personas con diabetes deben prestar atención a sus pautas de medicación y niveles de azúcar en sangre para evitar una hipoglucemia.

*Véase: Composición de las habas

Dichos sobre las habas

embutido
No se recomienda cocinar las habas con demasiada carne y grasa animal porque enlentece la digestión.

Probablemente las propiedades flatulentas de la legumbre (por su alto contenido en fibra) y el hecho de que existan personas con intolerancia a las habas (fabismo), son las causas de la mala reputación de este alimento, de la que muchos autores han dejado constancia a lo largo de la historia:

Popularmente se ha dicho que las habas no se deben comer por la noche porque podían producir pesadillas. En la Edad Media se pensaba que las almas de los muertos vivían dentro de esta legumbre y que por este motivo no dejaban dormir.

Por otra parte, no todos los dichos sobre las habas son negativos. Estas semillas han constituido durante siglos un alimento básico y muy nutritivo en la dieta de personas humildes y también de animales.

El refranero español recoge un proverbio muy utilizado que dice: "en todas partes cuecen habas", un refrán que utiliza un alimento humilde y muy común, como las habas, para referirse a que todas las personas tienen defectos o debilidades, o que en todas las casas, existen conflictos, se cometen errores,etc.

El médico Andrés de Laguna, quién fue médico del rey Carlos I de España, describe en una de sus obras: Las habas, comidas engendran muchas ventosidades y restriñen el vientre, y ansí necesariamente irritan la sensualidad de la carne estimulando la luxuria, porque el vapor, que por una parte no haya libre salida, por fuerza se tiene de divertir a otra, por tanto conviene saber que no solamente perturban gravemente los cuerpos, empero también alteran los ánimos.

Para el poco mantenimiento que dan, son muy difíciles de digerirse las habas y fatigan mucho al estómago. Demás desto, conviértense en humor melancólico y engendran sarna por todo el cuerpo. Su harina, en molificar, resolver y mitigar el dolor, principalmente de los compañones, suele ser admirable."

punto rojo Más información sobre los beneficios de las habas.

Otros artículos de interés

El material que aquí se trabaja tiene carácter informativo. En caso de duda, consúltese con el facultativo.
"Botanical-online" no se hace responsable de los perjuicios ocasionados por la automedicación.